Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 26 de septiembre de 2009

25 AÑOS SIN PIQUIRRI



Eran las 10 de la noche de aquel miercoles cuando mi madre me llamo para que entrase en casa para cenar, me acuerdo perfectamente porque estabamos jugando en la calle a los "lagartos" de la famosa serie V. Cuando me sente a la mesa comenzo el telediario con aquella tragica noticia: el torero Francisco Rivera "Paquirri" muere corneado por un toro en Pozoblanco. El tiempo se paro por un instante en mi casa, como creo que se paro en todos los hogares de España, aunque yo no comprendia mucho del todo aquello.

Con diez años, todo crio tiene a su idolo en la mente, casi generalmente futbolistas, pero yo aparte de estos tenia a Paquirri casi como a un Dios. Y no por nada, sino porque ya me empezaba a llamar la atención todo lo que rodeaba al toro y si habia una corrida televisada casi siempre era de Paquirri porque en aquellos tiempos, era el numero uno.

Jamas se me olvidaran aquellas primeras imagenes de ese torerazo colgando de ese piton y agarrandose luego a la vida. Por eso no comprendia mucho aquello: como a semejante figuron del toreo, semejante hombre lo habia podido matar aquella tarde un toro.

Con el paso del tiempo, fui recopilando imagenes y fotografias de Paquirri (creo que he visto casi todo lo que hay grabado de el desde novillero) y llegue a comprender lo que realmente fue Francisco Rivera Perez "Paquirri", un torero con un poderio impresionante en todos los tercios, y un torero de los que se han cortado, y creo que se corten muy pocos en la historia del toreo.

Aquella tarde en Pozoblanco, brindó el primero a un novillero sin caballos conocido como Manuel Diaz "El Rubio", hoy mas conocido como "El Cordobes", toro al cual corto las dos orejas. En cuarto lugar salio "Avispado"... una mona como se dice en el argot taurino. Manso como el solo empezo a bordear las tablas y cuando el maestro intento llevarlo al caballo, primero se le colo por el izquierdo acusando su querencia a tablas y el maestro logró quitarselo de encima. Paquirri, sabiendo el poderio que tenia, lo intento de nuevo por el piton derecho .... lo demas es todo historia. Avispado no pudo con el, sino aquella tarde de 1984 en la pobrisima enfermeria de Pozoblanco y aquella carretera interminable hacia Cordoba.

Hace poco estuve en el cementerio de San Fernando en Sevilla, y cada vez que voy me gusta pararme un rato en su tumba, al lado de Joselito el Gallo y su cuñado Ignacio Sanchez Mejias, y muy cerca del pasmo de Triana, Juan Belmonte.

Es mi pequeño homenaje para un torero que me marco mucho desde pequeño. Para el y para todos los demas que perdieron su vida en un ruedo, Yiyo, Campeño, Manolo Montoliu.... D.E.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.