Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

miércoles, 30 de diciembre de 2009

E.R.E. EN EL PORTAL DE BELEN



Este año, al montar el portal de Belén, intente montarlo pensando en la sociedad actual, y por ahí empezamos. Para empezar, la virgen no la encontré, así que recurriremos a la de toda la vida de Dios (nunca mejor dicho). Aparte, como estoy en crisis voy a tener que tomar medidas muy duras, pero que se le va a hacer:
Los pastores: para nadie es un secreto que en todos los belenes hay mas pastores que ovejas, parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalé pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar las ovejas, y, una vez instaladas, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por un perro con experiencia.
Personajes gremiales: es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: el herrero, el panadero, el de la leña, el carpintero (haciendo una desleal competencia a San José que se ha cogido baja paternal), el tendero.... y sin embargo es también sorprendente, ver los pocos clientes que hay. Tuve que tomar la decisión de despedir a todos los artesanos, es duro, pero no ha quedado otro remedio. En su lugar he contratado a un chino, que en un pequeño comercio puede fabricar y vender todos los objetos que vendan los artesanos. Si el chino decide subcontratar a 15 menores para sacar el trabajo, es un tema en el que no nos debemos meter.
Posadero: el chino se hará cargo también de la posada. Además, ultimamente habían llegado también quejas de atención al cliente por parte de María y José. La posada podría funcionar con el sistema de cama caliente.
Lavanderas: que manía tienen los belenes con lavar la ropa, con lo fría que debe estar el agua con tanta nieve. He suprimido los trabajos de lavanderas, que además eran ocupados siempre por mujeres. Así no me tacharan de sexista. Cada uno se va a lavar su ropa en los ratos libres, potenciando más la equiparación de sexos en cuestión de tareas domesticas.
El cagané: a el cagané ni lo he llamado este año. Lo único que hacia era ensuciarme el belén el tío. Además, por ser una figura típicamente catalana, todavía debe estar en las ramblas celebrando títulos del Barça, así que he decidido que se lo coma con papas el Laporta. Total, en cada cosa que hacia la cagaba.
Ángel anunciador: después de suprimidos los pastores, no tiene sentido el ángel anunciador. Se sustituye por un letrero luminoso, en donde además podremos anunciar las ofertas del chino.
Castillo de Herodes: a Herodes le he mantenido en su puesto, no es que haga mucho, pero manda, y no es cuestión de ponerse a despedir directivos.
Soldados: me he quedado con dos por razones de seguridad, (que bastante calentita esta la zona), pero los externalizo. Los contratará por medio de Prosegur Castillos, para que me presten servicio como seguratas.
Paseantes varios: Es sorprendente ver la cantidad de personajes que abundan en un belén sin hacer nada, absolutamente nada. Todos despedidos. Esto lo tenia que haber hecho hace tiempo y me hubiese ahorrado precisamente eso, tiempo.
Paseantes con obsequios: Después de observar a otro grupo de paseantes (algo menos ociosos, pero no mucho mas productivos) que se dirigen hacia el portal con la más variada cantidad de objetos. Uno con una gallina, otro con una oveja, otro con una cesta, otro con un atillo (¿que llevara el misterioso personaje del atillo?). Puesto que todos tienen el mismo destino, organicé un servicio de logística, para rentabilizar el proceso. Despedi a todos los paseantes, uno de ellos lo he dejado por una E.T.T., y con ayuda de un animal de carga recogerá las viandas cada tres días y las acercará al portal.

Reyes Magos: por supuesto que con un rey hay mas que suficiente para llevar el oro, el incienso y la mirra. Me he quitado de enmedio a dos reyes, dos camellos y los pajes correspondientes. Me he quedado con el rey negro para que tampoco me acusen de racista, además, es posible que quiera trabajar sin que le de de alta.
Mula y Buey: La única función de estos animales es dar calor. Esta función debe ser desempeñada por una hoguera, que gasta menos combustible. A la mula la he puesto a trabajar con el servicio de logística antes citado, y a el buey lo voy a mandar a las Ventas, ya que los antitaurinos nos están dejando sin toros bravos.

San José y la Virgen María: Esta mas que demostrado que el trabajo que hacen ambos en el portal puede ser desempeñado por una sola persona, así evitamos dos bajas de maternidad/paternidad. Por razones en la política de igualdad de genero me he quedado con la Virgen María (me ahorro una pasta en seguros sociales) y, lamentablemente, he tenido que despedir a San José (con lo que había tragado el hombre en esta empresa).
El niño Jesús: A pesar de su juventud tiene mucha potencia, y además parece que su padre es un pez gordo. Le mantendré como becario con un sueldo de mierda, hasta que demuestre su valía.
Así pues, el belén se me ha quedao de la siguiente forma: Un pastor con ovejas en un cercado, un chino con un comercio/posada de 24 horas, Herodes y dos seguratas subcontratados, un paseante por E.T.T., la mula haciendo repartos, el rey negro (ilegal), la virgen y el niño.
Es un poco mas soso que otros años, pero no veas la pasta que me he ahorrado.
Un saludo.

sábado, 26 de diciembre de 2009

NUEVO BLOG


Ha nacido un nuevo blog en Trigueros, Santo y seña. Mas que nacer lo he creado yo vamos. En el quiero reflejar todo el sentimiento que despierta en mi las fiestas de mi patrón, San Antonio Abad, y a su vez quería invitar a todos los blogueros de Trigueros que se sientan identificados con el mismo, a que dejen sus vivencias, inquietudes, ideas, imágenes, etc. A los que no se sientan identificados, pues también, porque sus opiniones servirán para mejorar, aun mas si cabe, nuestras tradiciones. Podeis clikear en la imagen para acceder.
Un saludo.

La Fiesta: ecología, pasión y muerte, artículo de Francisc Wolff en La Razón


El filósofo Francis Wolff, catedrático de filosofía en la Universidad de París, y un apasionado aficionado y defensor de los toros, ha escrito este sábado un interesante artículo en el periódico La Razón, bajo el nombre 'La Fiesta, ecología, pasión y muerte' a raiz de los últimos ataques abolicionistas.

Por su interés, paso a reproducir la totalidad del artículo:

Copio y pego:

Un día, un periodista me preguntó si la corrida era de derechas o de izquierdas. Había motivos para dudar: en Francia hay tantos aficionados de izquierdas como de derechas. Y la defensa de la tauromaquia es el único punto común político entre los cincuenta municipios que se han movilizado para que la UNESCO reconozca la Fiesta como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Yo respondí: «No más que la ópera, el flamenco, o el ciclismo, los toros no son de derechas o de izquierdas. Sin embargo, hay partidos ecologistas que deberían reconocer en la Fiesta sus propios valores. Por desgracia, estos partidos suelen estar teñidos de una ideología animalista muy poco ecológica, y llenos de militantes que ignoran la realidad de la vida del toro en el campo y de su muerte en el ruedo».

  • Ecosistema único.

Los defensores de la corrida sí dirigen un combate ecologista. Primero, defienden una de las últimas formas de ganadería extensiva que existen en Europa, en la que cada animal dispone de entre una y tres hectáreas de territorio. Acabad con la corrida, y muchas de esas tierras hoy reservadas al toro de lidia se destinarán a una agricultura intensiva o industrial.

"Acabad con las corridas y muchas de las tierras serán para la industria"

Defienden un ecosistema único, la dehesa, que es una verdadera reserva de fauna y flora a imagen de los grandes parques naturales protegidos. También defienden la biodiversidad. El toro bravo constituye una variedad única de toro salvaje preservada gracias a las grandes ganaderías, y que quedaría condenada al matadero si se acabara con la Fiesta.

Es un caso único de ganadería que respeta casi todas las exigencias de la vida salvaje del animal (territorio, alimentación, etc) precisamente porque es necesario, en vista del futuro combate, preservar su instinto natural de agresividad y de desconfianza hacia todo intruso, en particular el hombre. El toro de combate es el único animal doméstico que para satisfacer las finalidades humanas para las que ha sido criado necesita que no se le domestique. Ha de ser criado lo más «naturalmente» posible - pues de no ser así, su combate en la arena sería imposible y la corrida perdería su sentido-.

  • Condena del animal

¿Existe espectáculo o arte más ecológico que la Fiesta? Seguramente no. Pero resulta que muchos ecologistas «olvidan» sus valores para adoptar valores animalistas opuestos. Defender la biodiversidad, el equilibrio de las especies y de los ecosistemas no tiene nada que ver con el hecho de ocuparse del destino individual de tal animal. No se puede salvar la especie «leopardo» y preocuparse del sino individual de las gacelas. Hay que elegir.

Para salvar el toro de lidia como especie, hay que sacrificar algunos ejemplares destinados a la arena más que al matadero. Resulta paradójico que para salvar a unos ejemplares haya que condenar toda la especie, tornada inútil, al matadero. Pero ¿no podemos compadecernos de la suerte de los animales? Por supuesto. Debemos devolver a nuestros perros y gatos el afecto que nos profesan; una especie de contrato moral afectivo nos une a estos animales de compañía, y claro que resulta cruel pegar a su perro o inmoral abandonarle en el área de servicio de una autopista.

Con los animales domésticos, tenemos otro tipo de contrato moral: nos dan lana, cuero o carne, a cambio de nuestra protección, una alimentación adaptada y condiciones de vida decentes. Resulta cruel criarles masivamente y reducirles a máquinas de carne. ¿Y con los toros bravos? Otro tipo de contrato nos une a ellos: respetar su bravura mientras viven y hasta en la muerte.

Por tanto, es moral criarlos de acuerdo a su naturaleza brava (libre, insumisa y rebelde) y sacrificarlos en un combate que les da sentido, importancia, gravedad; un cara a cara que respeta su naturaleza brava, y durante el cual el hombre arriesga su propia vida a la altura del respeto que éste tiene por la vida de su adversario. ¿No es eso más moral que la contención forzada y el sórdido silencio de un matadero? Que no guste la corrida por una cuestión de sensibilidad personal, es comprensible: todas las sensibilidades son respetables.

"Calificar las corridas de tortura es un insulto a todos los torturados del mundo"

A quienes lo ignoran todo sobre la corrida, las condiciones de vida o de muerte del toro, la ética del combate y su estética, a todos los que se imaginan un espectáculo cruel y sanguinario, sólo hay que aconsejarles que visiten algunas ganaderías o asistan a algunas tardes heroicas y grandiosas. Verán la comunión espiritual que rodea a este espectáculo desgarrador y sublime. Y si prefieren mantenerse alejados de los toros y conservar sus prejuicios, son libres, a condición de que su ignorancia no les haga intolerantes con quienes no piensan ni sienten como ellos.

Pero que algunos se atrevan a calificar de «tortura» el peligroso enfrentamiento del ruedo, donde el hombre arriesga su vida en cada instante, eso es una cuestión de mala fe. Es un insulto a todos los torturados de la tierra. Es querer invertir el sentido de las palabras: torturar es, sin correr ningún peligro, hacer sufrir a un adversario al que se ha dejado indefenso, mientras que lidiar un toro, consiste en que el animal pueda en todo momento atacar libremente a su oponente al que puede herir en cada instante, un animal cuya bravura y peligro se acrecientan según transcurre el combate.

Si fuera un buey, no dejaría de huir (y eso sí sería tortura) y entonces no habría corrida; si el toro fuera realmente torturado, huiría en lugar de redoblar esfuerzos y seguir luchando. Hablar de tortura para referirse a la corrida es atacar a todas esas actividades, sin embargo bien pacíficas, que implican la muerte de un animal, como la pesca con caña. ¿Se puede llamar torturadores a esos pescadores domingueros? ¡Los aficionados no disfrutan con las heridas del animal! Admiran la inteligencia del hombre, la bravura del animal, el valor de los combatientes, la transformación de una fuerza bruta en obra humana.

Los autoproclamados defensores de los animales, que se arrogan el monopolio de la moral y de los buenos sentimientos, como si nosotros, los aficionados, fuéramos insensibles e inmorales, todos esos animalistas, se compadecen quizá de los sufrimientos de algunos, pero ¿quieren de verdad a los animales por lo que son, lo que hacen y lo que encarnan? ¿Aceptan la animalidad en toda su diversidad o lo que quieren es reducirla al fantasma de amables animalillos de dibujos animados de Walt Disney?

Quien ama a los toros sabe que para ellos el peor de los males es el estrés que conlleva el confinamiento más que el «dolor», anestesiado por el combate y transformado en combatividad: el soldado -¡o el torero!- olvida sus heridas en el ardor de la batalla, son absorbidas por la acción y transformadas en actos.

  • Sinceridad

Seamos generosos y supongamos que todo el mundo es sincero, tanto los aficionados como los antitaurinos. Admitamos que todos aman al toro y quieren defenderlo. Unos ven en él un héroe que lucha, los otros una víctima a la que se mata. Pero eso sería imposible, tanto para unos como para otros, sin una dosis de identificación. Tratemos entonces de responder con franqueza. ¿Qué preferiríamos si nos tuviéramos que poner «en el lugar» del animal? ¿Una vida de buey de campo encadenado que se acaba pasivamente en el matadero o una vida de toro en libertad que se prolonga en veinte minutos de combate valiente? Quizá algunos duden...

Si dudáis, no denigréis a quienes prefieren la vida y la lucha del toro bravo, a quienes piensan que su suerte es una de las más envidiables de todas las especies animales que el hombre se ha apropiado para satisfacer sus fines y que pueblan su imaginación. No sentenciéis a muerte la corrida ni los toros de combate, respetad a quienes los aman.

jueves, 24 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD


Desde el retoñal quiero enviaros una feliz navidad a todos: Taurinos, antitaurinos, blogueros asiduos a este sitio y los que no son asiduos. Un abrazo a todos y que paseis unos dias inolvidables. Que el año 2010 venga cargado de salud.
Un saludo.

sábado, 19 de diciembre de 2009

PROHIBIR POR PROHIBIR


Esta claro que corren tiempos difíciles desde el punto de vista de la libertad de expresión. No hay mas que mirar hacia Cataluña donde llegan los "políticos" de turno y les da por prohibir a todo aquello que huela a español. No creo que prohiban por el maltrato animal, porque ni ellos ni algunos otros que no quieren la fiesta, (cosa totalmente respetable) nunca les ha dado por pasar por una plaza de toros ni se han acercado al campo a conocer al toro. Que va, solo prohiben por prohibir y por meter el dedo en la llaga de lo que mas duele de Cataluña para abajo.
Lo próximo que va a ser ¿que el Barça no juegue la liga española?. O acaso ¿el señor Rovira y compañía van a empezar a prohibir las monterías y otro tipo de caza en Cataluña? o las granjas y mataderos de cerdos para elaborar su famosa butifarra catalana. Que no, que no, que para esto hay que tenerlos duros.
Lo mas triste de todo esto es que una serie de incompetentes catalanes decidan sobre toda una población cuando resulta que luego llega José Tomás a Barcelona y se acaba el papel un mes antes. Y lo peor de todo no son esta serie de incompetentes, sino el gobierno de un estado que se dedica a malcriar a sus "hijos" y cuando se le suben a la chepa solo se les ocurre darle unos euros para que se vayan a tomar un cubata y les deje tranquilos. Porque estos mismos son los que prohiben la muerte de toros en cataluña y después mandan soldados para Irak, Afganistan,(o mercenarios a sueldo para proteger barcos en somalia, pagados por todos los españoles) etc .... y nos lo maquillan con aquello de que van a misiones "humanitarias" como simples misioneros sin sotana. Y que conste que me da igual con el color que queráis mirar a los que están ahí arriba permitiendo esto, porque hoy es uno, pero mañana va a llegar otro de color azul o verde y le van a seguir lamiendo las posaderas a los políticos catalanes de turno. Por un voto... lo que sea.

Creo que este país esta empezando a enfermar gravemente de Alzheimer. En vez de avanzar en el respeto por las libertades de las personas, vamos directos al olvido y empezando a ver otras vez las famosas ideologías de "esto es así por que lo digo yo". Mieo me da.

Aquí en este espacio siempre han tenido cabida opiniones de todos los gustos, bien es sabido mi respeto por algunos antitaurinos (que todavía los hay cabales) y los mensajes que deciden dejar en los post. Tranquilos, los pienso seguir dejando. Yo no me dedico a cohibir la libertad de expresión de nadie. Pero a la vista esta que ni desde la tolerancia y el respeto se consigue nada, aunque yo desde aquí lo siga manteniendo.

En fin, va a ver que irse planteando en serio lo del Barça, y que los aficionados al Barça que queramos ir a verlo vayamos a Cataluña igual que los aficionados a los toros de Barcelona van a tener que venir al resto de España a ver los toros.

Así nos va. Es lo que nos queda.

lunes, 7 de diciembre de 2009

NO CAER EN EL .... OLVIDO

Sábado 5 de Diciembre. Amanece el día un poco gris y me vuelvo a conectar, Manolo ha hecho los "deberes" y todo sigue igual, vamos ganando batallas. A eso de las 4 de la tarde me llega esa fatídica llamada, se te cae el alma y ... miras a tu lado en la "trinchera" y te vuelve a faltar uno de los tuyos. Y es que esta era de las amigas que, cuando el fuego cruzado en el campo de batalla era mas fuerte que nunca y me llegaron a alcanzar de lleno, siempre estuvo al pie del cañón para ayudarme. Ella y Manuel siempre estuvieron ahí para que la herida cicatrizase y pudiera volver a sacar la cabeza para volver a disparar. Y se consiguió, vaya que si se consiguió... hoy vuelvo a estar en la trinchera dispuesto a comerme el mundo. Pero resulta que ahora la que no esta es ella.

Ya me pasó lo mismo allá por principios del 2001. Aquel varapalo fue duro, muy duro..... En aquellos tiempos, fue cuando tuve la suerte de conocerlos, a Olvido y a Manolo, y me encontraba en la tesitura que si dejaba esto del toro, que si no, y siempre recordaré las palabras de aquella amiga "menudita" pero todo corazón: "No te rindas nunca con el coraje de no haberlo intentado". Joder.... Gracias y mil gracias.


Mas tarde, allá por el 2003, me hizo el regalo mas bonito que conservo de hoy en día: Mi Kenia. Ahora la veras a diario, seguro, y podrás disfrutar en la lejanía de lo guapa que esta y de lo buena que es. Es un sol. No podría ser menos viniendo de quien viene. Yo la abrazo tan fuerte a veces que incluso la llego a agoviar a la pobre, pero el abrazo del sábado por la tarde fue diferente. Creo que incluso ella se me quedo mirando y se dio cuenta de porque la expresión se me cambiaba mientras la abrazaba... gracias y mil gracias Olvido.


Siguiendo mi cronología en el tiempo, a partir de aquí todo es historia. El fuego cruzado se intensifico mas de lo previsto en el campo de batalla y no sabíamos por donde ni porque nos venían las balas, puesto que surgió un nuevo y misero "francotirador" que no sabíamos ni de donde ni porque disparaba con tanta certeza.


Lo del día de mi boda, jamas lo olvidare. Una vez mas, cuando en el famoso baile para abrir la barra libre me invadió la timidez y pedía a voces que alguien me echase un "capotito"... ahí estaban ellos. Jamas olvidaré ese ratito de baile contigo Olvido en un día tan especial para mi... joder, esto me esta costando mas de lo que creía.


Jamás olvidaré esos domingos del Rocío por la mañana. Esos ratitos de tapeo, rebujito y cerveza. Esa visita casi obligada a la cuadra para ver mi caballo que tanto te gustaba. Ahora lo tienes contigo Olvido, cuidamelo. Pasale su rasqueta para que siempre este "guapo", y sacalo a pasear por allí, contigo seguro que se engalla y tira el mosquero de oreja a oreja, como lo hacia conmigo. Vas a ser la Lady Godhiva del cielo con el y la envidia de todos los de aquí.


A ti Manolo, el pasado sábado te dije poco pero te dije mucho, no tenia fuerzas para mas. La vida le dio alguna que otra voltereta, pero como buena torera, se volvía a levantar y se volvía a poner delante. Mucha fuerza, otra vez mil gracias por todo y que sepas que aquí me tienes y me tendrás siempre para lo que necesites, porque cuando mires a tu lado en la trinchera, ahí estaré para devolveros todo lo que me disteis, y que intentaré siempre que Olvido no caiga precisamente en eso. Que sepas que te envidio por la actitud que estas dispuesto a tomar para con tus hijos. Ellos no se merecen menos aunque se que te lo vas a tragar todo por dentro. Una vez mas, chapó Manuel, chapó.


Gracias y mil gracias.

Marín y Rocío.