Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 20 de septiembre de 2010

CARTA A UN AFICIONADO

Esta carta va dirigida a un aficionado que tiene nombre y apellidos. Se trata de D. Julián Carretero, padre del chaval al que cosieron a palos en Colmenar Viejo (Madrid) a finales del pasado mes de agosto. D. Julián tuvo que soportar como a su hijo, e incluso a el mismo, le daban una soberana paliza simplemente por acudir a su afición de toda la vida, los toros, y responder a los insultos y demás agresiones que lanzaban un reducido grupo de antitaurinos a las puertas de la plaza de toros.

Ya en su día se comento aquí la noticia, pero hace unos días me llegó un e-mail de alguien cercanísimo a este aficionado, en el que me comenta que el bueno de D. Julián estaba en horas bajas, y que psicológicamente le estaba costando superar esto. Es normal D. Julián y creame que le comprendo.
Yo también tuve un altercado hace bastante tiempo con la guardia civil, aunque gracias a Dios no llegó a la agresión, pero mi novia y mi madre también tuvieron que soportar que me llevarán al cuartelillo cuando quise separar a unos chavales que se estaban dando de ostias en un partido de fútbol. Gracias a la intervención del entrenador y el presidente del equipo visitante, los cuales dijeron que se estaban equivocando de persona, y que yo era de los pocos que había salido a separar y poner calma, el superior de estos señores que me acusaban, dio el asunto por zanjado. Pero el mal rato me lo llevaba yo en el pellejo, y es que hay algunos que se creen que por llevar el uniforme son el puto ombligo del mundo, pero en lineas generales, la guardia civil y la policía nacional están haciendo una gran labor. Solo son cuatro matones con carta de libertad de sus mandos, los que montan este tipo shows.

Pero esto no debe hacer que usted D. Julián tenga que renunciar a su pasión por ver toros LIBREMENTE. Ahora, es cuando el mundo del toro necesita mas que nunca el apoyo de aficionados como usted D. Julián. La mejor manera de callar la boca a estos cuatro antitaurinos (que lo único que saben hacer es provocar e insultar) es seguir acudiendo a los toros D. Julián. Quedarse en casa solo es darles la razón y dejar que se salgan con su objetivo el día que usted y su hijo fueron apaleados. No permita usted eso. Usted, su hijo y su familia en general deben estar muy por encima de todo eso. Usted no incumple ninguna norma con ir a los toros. En todo el territorio nacional (excepto Cataluña desafortunadamente) es LICITO ir a los toros.

Mire usted la vista hacia atrás desde el pasado 15 da agosto hasta el dia de hoy. Cuantos toreros han estado a punto de caer en plazas de toros. Verdaderos dramas vividos, sobre todo los dos de Sevilla, los de Luis Mariscal y Jesús Márquez, dos personas a las que tengo el placer de conocer, y el de Aguascalientes de José Tomás. Pues ahí están los tres entre otros muchos, almas toreras que se visten de luces cada tarde para jugarse el tipo por aficionados como usted y como yo D. Julián. A ellos tampoco les podemos fallar.

En cuanto a ellos, a los antitaurinos, ignorelos cuando se los encuentre otra vez en una plaza de toros. No todos son iguales. Los hay que te expresan su opinión pero te respetan la tuya. Pero a los otros, a los violentos... haga lo imposible por ignorarlos D. Julián. Pero ignorelos hasta que se metan en su terreno.
A veces, cuando observas al toro bravo en la plenitud de la dehesa, se aprende mucho de el. Se acerca, te mira, te guarda las distancias y si lo provocas y tiene campo abierto... te evita, te ignora y se va. Pero si lo acorralas... se encampana y se te arranca. Pues tomemos nota D. Julián, mientras haya campo abierto, ignore. Pero si le acorralan, vengase arriba (sin violencia), pero vengase arriba como los bravos. Lo que no puede hacer nunca es rajarse en tablas. Eso es de mansos D. Julián, y ni usted ni su hijo lo son.

Espero que este humilde texto le haya servido de algo D. Julián Carretero. Y ojalá que a través del correo electrónico o de un comentario en este blog me llegué la noticia de que un buen aficionado a los toros de Colmenar Viejo sigue ocupando su localidad en la plaza, con las zapatillas asentadas en el albero ahora mas que nunca.

Un saludo y ánimos.

Foto: (1) Burladero.com (2) J. Porcar

P.D.- Le dejo un vídeo que yo mismo subí a Youtube. El grupo es de mi tierra, Jarcha, y la canción super conocida. Espero que le guste y le de ánimos.

1 comentario:

  1. Lamentable lo que le ocurrió e este buen aficionado y a su hijo, pero así nos luce el pelo en esta España de hoy, donde se debe respeta la opinión de unos cuantos a defender lo que ellos piensa aunque sea insultando a las personas que van a ver una corrida de toros sin meterse con nadie; Por que creo que el bueno de este hombre y su hijo no sacaron entradas para pelearse con nadie. Ánimos a este buen aficionado y a su hijo y a ti Marín un abrazo

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.