Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

miércoles, 15 de septiembre de 2010

LA PALOMA EQUIVOCADA

Hace unos días que me llegó a mi correo un texto bastante interesante y que prometí a su autor publicar. Entre la vuelta de vacaciones y los acontecimientos que se han ido sucediendo ultimamente no he tenido tiempo de publicarlo antes, por lo cual es de recibo pedir el correspondiente perdón.
Pero a raíz del color que esta tomando ultimamente la fiesta, ninguneada por muchos, creo que es el momento ideal de que dos grandes de España pongan su granito de arena en su sitio a través de este escrito.

Vaya desde aquí mis agradecimientos a el autor del escrito. Recordarle que este sigue siendo su blog para lo que necesite. Gracias.

"SE EQUIVOCO LA PALOMA"

La “paloma” de Picasso. Tan lejos y tan cerca. Hay, otra “paloma” sin embargo, aún más cercana, menos conocida; una “paloma“ equivocada, que se equivocaba hasta equivocarse del todo; era la “paloma” de Alberti.

La “paloma” de hoy, es otra paloma, o son las dos en una misma paloma? Sale del traje de luces “mate” y vacío, salir sin querer salir, sale como queriéndose estar, de hecho sus alas no están desplegadas, es como la de Alberti. Sé que el autor piensa en Picasso; a mí, me hace pensar en Alberti. Mi “paloma” piensa en Alberti, piensa y no vuela por miedo a equivocarse; no nos quiere dejar sólos. El toreo de hoy, deja El Toreo sólo, nos deja sólos. Así piensa la Paloma de Rafael Alberti, en Alberti. La de Picaso es más larga, es más cuca, vuela y aún yéndose se queda.

Esta de los Taurinos carteles, quiere quedarse. Sabe que nos hace falta. No quiere romper el vuelo, por miedo a equivocarse; aquí dentro su ayuda es más eficaz y ella lo sabe. Por miedo al desconocer el rumbo, el rumbo que puede tomar la Fiesta, esta Fiesta que no ha sido respetada y que la “paloma” la Paloma encargada para una plaza, sirve para todas las plazas; y que se expresa con ese quedarse, como aquél torero que se recreaba en la suerte suprema, pese al dolor de la cornada y que elevó a los toreros cielos el reconocimiento sublime del Arte del Toreo. Con medallas ó sin ellas.

Así interpreto la Fiesta. Así y a partir de ahí, quiero que se interprete, hasta tanto no se haya limpiado de basura. Algún periodista ha argumentado que el cartel, tal como ha quedado, no puede “está más rematao”. Suena a demasiado oído, demasiado repetitivo y se conforman, quieren conformarnos; la paloma no remonta su vuelo, sabe que le hacen “de la noche, la mañana”. Prefiero soñar con las palomas de Picasso y Alberti, la primera muy lista, en busca de paz se hizo rica y lejos; la segunda, sin levantar el vuelo, sufriendo a la par pero sin paz. “Se equivocó la paloma”...! No la veo “dormida en la orilla”.

2 comentarios:

  1. Qué razón lleva tu comunicante. No será por casualidad "La paloma equivocada" que entra en comentarios?

    No imagino esa paloma dormida en la orilla, como la de Alberti. Es más creo que dormirá muy poco.

    La veo llena de amor por la Fiesta, nuestra Fiesta Universal, aunque le pase como a mí que de tanto amar, confundo la noche con la mañana, el rocio con las estrellas, la blusa con tu falda, y otras muchas cosas más, que me quieren hacer confundir los maleantes del taurineo reinante y los periolistos amamantados por la verdad de la mentira, en lo que la paloma de Alberti no se confundiría nunca.

    Martita.

    ResponderEliminar
  2. Alberti se marcho, para volver sí, pero su Paloma no quiso pasar del mar que era su cielo.

    Se quedó en Málaga -ese es el cartel- para como bien dice el autor de la entrada, no quedarse dormida en la orilla. Parecía que se lo estaban diciendo.

    Que verguenza de Feria de Agosto han "apañao" entre la Romero, el Fran y el Conde, con sus acólitos.

    O...son ellos los acólitos del Puche?

    Uno del 5

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.