Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 13 de septiembre de 2010

A MI AMIGO JESUS MARQUEZ

Que grande es el toro. Y que grandes son algunas de las personas que para mucha gente pasa desapercibida en el mundo del toro. Creo que este año, aparte del Juli, el torero mas grande que ha pasado por la maestranza de Sevilla es, sin lugar a dudas, D. Ramón Vila, medico cirujano de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. En Julio decíamos que Casillas tenia las manos de Dios, pero realmente las manos de Dios las tiene Ramón Vila.

Cuando todavía tenia el cuerpo cortado de la cogida de Luis Mariscal hace un mes en la misma plaza, se me ha vuelto a encoger el alma con la brutal cornada de un gran amigo personal, Jesús Márquez, torero de Huelva con el que he tenido la suerte de compartir muchos años años de entrenamientos e ilusiones toreras.

Cuesta digerir una noticia así y también cuesta reaccionar ante las imágenes de una cornada de este tipo sea el torero que sea, pero cuando es una persona allegada a uno y con la que ha compartido tardes de sufrimiento entrenando, con agua, calor, esfuerzos en tentaderos por ganarse un puesto aquí o allá, todavía cuesta mas. Lo hemos pasado mal con la de Luis Mariscal por ser la buena persona que es. Lo pasamos también mal con Raúl Corralejo, y ahora con Jesús la volvemos a pasar canutas, mas todavía escuchando a D. Ramón Vila decir literalmente que en algunos momentos "Jesús se iba"... ¡¡Dios!! ¡¡esto no puede estar pasando!!.

Y digo que volvemos a pasarlas canutas con Jesús porque hace cosa de once o doce años, en la plaza de Écija (Sevilla) también pasamos un mal rato con Jesús Márquez. Aquella tarde, una tarde insoportable de calor, todavía toreando si picadores, Jesús entró al quite por chicuelinas al primer novillo de la tarde y el novillo le cogió de forma muy fea, quedando inerte en el suelo y empezando a darle convulsiones... Hasta ayer, fue el día que pero lo había pasado en un festejo taurino. Recuerdo que Rafael Torres "Fali", compañero de la escuela taurina de Huelva también y actualmente banderillero y yo, saltábamos desde el tendido hasta el callejón por encima de la gente hasta llegar a la enfermería. Fue tremendo, pero el bueno de Jesús se repuso a aquello para seguir con su carrera.

Ayer, cuando vi que por aquella herida se le iba la vida a borbotones... puff... me acorde mucho de aquella tarde Jesús, y me acorde mucho de tu padre. Gran persona donde las haya. Un tío sencillo, que siempre supo estar a la sombra de su hijo, del torero. Que siempre apoyo a su hijo en todo. Una persona que nos animaba y nos daba aliento a todos como si fueran su propio hijo. Ojalá pueda veros pronto a los dos y daros un fuerte abrazo. Ojalá ese día todo esto haya quedado en una triste pesadilla. Ojalá las ilusiones sigan donde mismo estaban el ultimo día que nos vimos hace poco en un tentadero en la casa de los Cuadri, donde tenias puesta toda la ilusión en esta profesión tan bonita pero tan difícil a la vez. Profesión que muchos payasos/as, cobarde e ilusamente, tratan de manchar.

Me acordé también mucho del señor Mosterin, de su familia especialmente, y de sus secuaces. De esos que dicen que el toro sale "manipulado", que el toreo es mentira y que el torero siempre esta en ventaja con el animal. A todos estos comentarles que no les voy a pasar una de aquí en adelante. Que tengo a un amigo con el muslo abierto en Sevilla y que ha estado a punto de morir en una plaza. Que con la sangre derramada por Jesús Márquez y Luis Mariscal en Sevilla, la de José Tomás en Aguascalientes y con la de todos los demás toreros, se hacen quince mil antitaurinos. Que miren las imágenes de Jesús ayer en la maestranza y que luego se miren a el espejo para intentar ver el monstruo que llevan dentro, aunque su poca vergüenza no les deje mirar mas allá de la punta de sus zapatos. A todos estos/as, solo les desearía la mitad del dolor que están pasando los padres de Jesús Márquez, para que alguna vez supiesen lo que es el significado de la palabra sufrimiento, ya que ultimamente la han empleado mucho por el norte de la península para comerle el tarro a cuatro soplagaitas.

A ti amigo Jesús, desearte que salgas lo antes posible de esto, que te recuperes pronto. Estoy seguro que nos quedan todavía muchas mas tardes de tentadero con los típicos "piques" para ver quien daba un natural mejor. Que sepas también que todos tus compañeros y la gente del toro de Huelva estamos muy pendiente de ti en todo momento, aunque sigamos con el corazón en un puño.
A tu padre, tu madre y tu hermano, mandarles un fuerte abrazo y que tengan mucha fuerza porque gracias a Dios esta en las mejores manos del mundo, las de D. Ramón Vila. Que seguro que va a salir de esta, igual que salió de la de Écija. Ahí hay un torero con mucha fuerza.

Un saludo compañero. Recuperate pronto porque te echamos de menos.

Foto: ambitotoros.blogspot.com. (Javier García-Baquero)

2 comentarios:

  1. Precio muy alto que muchas veces tienen que pagar lo que quieren que esta profesión sea su forma de vida, pues aunque en todas las profeciones existe un riesgo en esta siempre esta presente cuando te pones el traje de luces. No te hagas mala sangre Marin con esos que defienden la vida del Toro pues nunca llegaran a entender este mundo de verdad.Un Abrazo maestro y veras como el compañero sale adelante.

    ResponderEliminar
  2. Como no opino de toreo, por no entenderlo, quiero elogiar la frase aquella del aficionado catalán después de ganar el Mundial que aparece a la derecha.
    Es un caso digno de servir de pauta en cualquier lugar del mundo...aunque no ganemos algún Mundial.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.