Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 28 de septiembre de 2010

PABLO HERMOSO DE MENDOZA... TORERO

Hablar de Pablo Hermoso de Mendoza para mi es hablar de alguien muy grande en el mundo del toreo a caballo y del toreo en general. Para mi, Pablo es el Juan Belmonte del rejoneo. No se si estaré equivocado o no sin obviar por supuesto a grandes maestros del toreo a caballo como Ángel Peralta, Alvaro Domecq, Manuel Vidrie, Javier Buendia, etc., pero creo que Pablo ha sido el que ha asentado los pilares del rejoneo moderno donde hoy, gracias a Dios, se miran muchos sin desmerecer a nadie por supuesto.

Y se lo dice alguien que es neófito en la materia como ya he repetido en multitud de ocasiones, pero que si sabe apreciar lo que es el temple y la buena doma. En eso estamos,... en seguir aprendiendo.

Pablo Hermoso de Mendoza Cantón nació en Estella (Navarra) el día 11 de abril de 1966. La afición a los caballos le viene inculcada a Pablo desde muy pequeño por su padre. Incluso se comenta que desde muy temprana edad, ya hacia de alguacilillo en la plaza de su Estella natal.
Pero cuando realmente Pablo se decide por encaminar su vida hacia ser máxima figura del rejoneo, es cuando en el año 1981 ve por televisión una corrida de rejones donde formaban parte del cartel los mencionados Alvaro Domecq, Manuel Vidrie y Joao Moura. Según cuenta el mismo, aquel día quedó tan impresionado por aquel espectáculo, que decidió empezar a montar y emprender aquel loco pero maravilloso sueño.

Los comienzos fueron duros, destacando como anécdota el día que rejoneo por primera vez en la localidad navarra de Viana. Toda la lidia fue con ¡Un solo caballo!. "Cafetero" se llamaba aquel caballo. Hasta que llegó la alternativa. Fue en Tafalla (Navarra), el 18 de agosto de 1989, con Manuel Vidrié, Curro Bedoya y Antonio Correas con toros de César Moreno. El debut en Las Ventas fue el 20 de mayo de 1995, con toros Luis Albarrán y formando cartel con Curro Bedoya, Luis Miguel Arranz y Andy Cartagena.

Tuve la gran suerte de ver a Pablo Hermoso de Mendoza en la que yo creo fue sino la mejor, una de la mejores actuaciones de su vida. Fue el día 25 de abril de 1999 en la real maestranza de caballeria de Sevilla. Aquel día Pablo nos volvió locos a todos. Recuerdo estar cumbre en todos los tercios con "Martincho", "Cagancho", "Chicuelo" y "Aldebarán". ¡Dios!, aquello fue una locura. El rabo era lo menos que aquel "tío" podía haber cortao. Sobre todo fue espectacular ver a un verdadero caballo torero como Cagancho. Simplemente espectacular. Algún día os pondré algo sobre este caballo.

Al siguiente año, se anuncio en la plaza de un pueblo vecino al mio, Gibraleon, y no puede dejar de ir a verlo. Recuerdo aquel calentamiento junto a Leonardo Hernandez (padre) y a lomos de Chicuelo. Tambien recuerdo buscar a Cagancho entre los caballos amarrados en el camión. No conseguía verlo porque en realidad buscaba aquel caballo espectacular, y cuando su mozo de espadas me dijo cual era me lleve una "pequeña" decepción. Pero era normal, aquel caballo estaba relajado como si nada fuera con el. Pero cuando Pablo le puso un pie en el estribo... Dios mio ¡que belleza!.

También recuerdo el año en que Pablo tuvo aquel "desencuentro" con la afición onubense en colombinas. No recuerdo bien si fue en 2003 o 2004, pero lo cierto es que la gente, como es normal, estaba esperando a Cagancho. Pablo vio muy complicados los dos toros, y en vista de que Cagancho estaba casi "jubilándose", no lo saco. Cuando mató su segundo toro, la plaza lo abucheo y el respondió a las gradas con gestos bastante feos. Luego, como no podía ser de otra manera, pidió perdón, pero la afición de Huelva tenia esa espinita clavada.
Pero a el año siguiente, y en un gesto que le honra, al comienzo del tercio de banderillas de su primer toro, Pablo hizo acto de presencia en el ruedo de la merced con aquel lusitano negro cuatralbo y pidió perdón públicamente. Jamás vi a la Merced aplaudir tanto desde que soy asiduo a "mi plaza".

Se me quedan en el tintero muchos nombres de caballos de la cuadra de Pablo, pero es que todos son espectaculares. Algunos, como Sármata, del que ya puse en su día algo de ellos, y prometo ir poniendo cosas de algunos mas.

Os dejo con una lección de toreo a caballo de este monstruo que al día de hoy, por lo menos para mi, es un autentico figurón del toreo. Yo me quedo, aparte de su tauromaquia, con las lágrimas derramadas en las ventas en el pasado San Isidro, cuando Pablo Hermoso de Mendoza sabia que uno de sus caballos, Pata Negra, se debatía entre la vida y la muerte después de un espectacular cornalón en el cual el propio rejoneador no dudo en interponerse entre el toro y su "compañero" de fatigas. Al final gracias a Dios, Pata Negra se recuperó.

Un saludo.

Fotos 1 y 2 Burladero.com y 3 Enriqueromero.tv

1 comentario:

  1. "La suerte de matar, en sí como se hace actualmente no tiene valor alguno", nos decía Don Pablo Hermoso de Mendoza. Esto a los pocos días de la muerte, del más grande en su tercio de la historia del Toreo, Sármata.
    Sería por esta razón por lo que hay muy poca toma videofotográfica de este incomparable torero que calzaba "hierro", al que adornaban con crineras negras y que con su guiño de orejas, nunca le perdía la cara a la tercera voluntad (el Toro) del mágico Toreo de a Caballo.
    He apreciado en el video unas ráfagas de este gran torero, pero tan poquito, que me he quedado insatisfecho. Yo tengo muy poca fotografía de él. Se nos fué tan pronto...!

    Saludos de

    Yuntero

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.