Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 19 de febrero de 2011

JOAQUIN M. DE VASCONCELLOS: “LA SUERTE DE VARAS ESTA DESCOMPESADA”

Interesante, muy interesante el rato que hemos pasado en la conferencia taurina organizada por la peña taurina “La Divisa” de mi pueblo, Trigueros, y que ha tenido como protagonista el ganadero portugués Joaquín Manuel de Vasconcellos e sá Grave, propietario de la ganadería de Murteira Grave.

El acto estuvo moderado por el periodista y crítico taurino onubense Cipriano Díaz, el cual hizo un extenso repaso de la ganadería portuguesa, desde que el abuelo del actual propietario la fundase en el año 1944 con reses procedentes de encaste Parladé y Gamero Cívico. En 1958, después de la muerte de su fundador, la ganadería pasó a manos de sus herederos tomando la rienda de la misma D. Joaquín Murteira Grave refrescando lo actual con varios sementales también de procedencia Gamero Cívico. Para poder entrar en la unión de ganaderos de reses bravas en España, Murteira compro la ganadería de Sánchez Ibargüen, adoptando así el hierro de la espuela para la ganadería de Murteira Grave. En el año 2002, se hace cargo de la ganadería el propietario actual y conferenciante anoche, D. Joaquín Manuel de Vasconcellos e sa Grave (Doctor en veterinaria por la universidad de Lisboa), introduciendo a lo que ya tenía vacas de encaste Núñez y Domecq.

D. Joaquín ha dado la sensación de ser una persona muy sensata con sus ideales como ganadero, e hizo un repaso de la evolución del toro bravo en general desde el siglo pasado hasta nuestros tiempos, donde dejó constancia documental del comportamiento del toro bravo durante la lidia. Una de las frases con mas fundamento, es la de que “el toro antes acometía, ahora el toro embiste y además con unos matices adicionales”. También dejó constancia de que la casta y la bravura es un concepto que el hombre ha introducido en el toro de lidia actual, algo en lo que personalmente coincido. Aunque también he de decir que conozco ganaderos que en vez de introducir esa casta y bravura, se la quitan y la cambian por la cantidad en beneficio de cifras aplicadas a subvenciones. Por eso yo siempre hablo de ganaderos y ganaduros.

Pero volviendo a lo que decía el ganadero de Murteira Grave, recuerdo un comentario de D. Celestino Cuadri (eminencia en la materia del bravo) en la cual decía que si la selección por la mano del hombre, el toro por genética, tendería a la total mansedumbre. Recordaba D. Celestino, que el gen de la bravura es recesivo y que si encerráramos en un cercado el mejor semental de una ganadería con una punta de las mejores vacas y no los molestamos durante un periodo de varios años, el producto resultante al final sería lo más parecido a un toro charoles.

El ganadero portugués también hizo énfasis en que la selección del toro bravo ha ido más deprisa que la adaptación morfológica del toro para la lidia actual, ya que hoy en día se les exige a los toros muchísimo más que hace noventa o setenta años. De ahí que para el ganadero lusitano, junto a otros factores bastantes evidentes durante la lidia, el toro a veces “quiera más que pueda”.

Uno de esos factores que intervienen en
la lidia actual, y en los cuales yo me identifico totalmente también en sus palabras, es el tercio de varas. Joaquín coincidía en que la suerte de varas está bastante descompensada, y eso hace que los toros lleguen al último tercio bastante mermados.

A la pregunta de otro catedrático en la crianza del toro como es mi paisano Fernando Cuadri sobre el tema de las fundas, Joaquín fue contundente a la hora de afirmar que en su casa no se ponen fundas, y que jamás se pondrán ya que el respeto por el toro es integro y que todo lo que sea manipular el estado natural del toro es perjudicial. No afirmo tener conocimiento científico de la repercusión de las fundas durante la lidia, pero sí dejó constancia que el toro enfundado pierde estatus en su entorno natural al no poderse defender con sus defensas naturales manipuladas, y que si esto suponía tener bajas cada año, está dispuesto a asumirlas como ganadero de bravo. Carpe Diem señor ganadero.

Es un breve resumen de lo distendida y agradable que ha sido la charla con un ganadero portugués, titular de una legendaria ganadería que desgraciadamente goza de poca asiduidad en las plazas españolas y por la cual está “dispuesto a trabajar a diario para que sus toros salgan bravos, encastados y nobles”. Nada que ver con la toreabilidad. Un saludo.

Fotos: Pagina web murteiragrave.com

lunes, 14 de febrero de 2011

REFLEXIONES

Hace tiempo que, salvo con "la roja" , el flamenco y los toros, cada día me identifico menos con este bendito país que me vio nacer. Si miro para un lado me encuentro con idioteces dichas y decretadas por grandes idiotas, y si miro para el otro, me encuentro con otros cuatro buitres esperando a que los idiotas caigan para poder alimentarse de su carroña. Y en medio estamos todos los demás, los que intentamos respetar aunque muchas veces no lo consigamos y a los que cada vez, como en tiempos de no muy antaño, nos privan de mas y mas libertades.

Si soy sincero, ultimamente me siento como un verdadero bicho raro. Y no es que me sienta apenado por eso ni mucho menos, porque en mi caso si me equivoco (que me equivoco bastantes veces) me equivoco yo solo. Nunca me gustó la marihuana, y si coincidía con alguien que la estaba fumando, me iba. Ahora, después de que a alguien se le ocurriese la gran idea de prohibir fumar en todos lados, me siento perseguido como un proscrito y muchas veces hasta me parece ver los típicos carteles de "se busca" con mi fotografía dentro. Aparte, si eres propietario de algún local y cogen a cualquier proscrito fumando dentro... al talego y encima te cierran el negocio.

Entiendo que el tabaco es malo y no voy a ser yo quien haga apología del tabaquismo, pero que te digan lo que tienes que hacer en tu casa, te niegues y te manden al talego, me parece como poco fuerte. Porque al fin y al cabo un bar no es mas que un negocio privado abierto al publico. No estoy defendiendo el tabaco, estoy defendiendo las libertades de cada persona.

Después te encuentras a los otros, a los buitres, que mientras cae la carroña no tienen otra cosa mas importante que hacer que atacar de la manera mas vil y rastrera que conozco a una conocida candidata a las próxima municipales en Madrid simplemente por ser transexual. Tampoco se puede esperar mas desde luego de los buitres. Pero al fin y al cabo los primeros, los del tabaco, pareciéndose cada día mas al gallego del valle de los caídos y los segundos, los buitres, que todavía no se han movido de allí.

Y en medio de todos esto los bobos, los que se dejan engañar. Como Albert Castillón, si, este periodista declarado antitaurino y activista de PROU (está en todo su derecho), y que declaró el pasado día 11 en un chat de ABC que ERC les había engañado al prohibir los toros en Cataluña y permitir los correbous y la caza de jabalíes con arco. ¡Y yo que tenia a Castillón por un tio inteligente!... pues mira que se les advirtió por activa y por pasiva en la blogosfera. Y este fue el que llevó a un actor friki a su programa de Antena 3 para simular ser un corredor de encierros y poner a parir a verdaderos profesionales del tema como mi amigo Miguel Ángel Castander, que miraba a aquellos frikis (a "el niño" y Castillón) y daba mil duros por encontrar un agujero donde meterse.

Pero después resulta que estos cínicos (algunos antitaurinos, no todos) te llaman necio cuando llamas mentirosa a una persona que pública la chorrada de que "un novillo no es mas grande que un perro". Y después yo, que soy mas bobo que todos estos, sigo diciendo que me enorgullezco de tener amigos antitaurinos a los cuales respeto. Y encima me dejo poner la cara colorada ante taurinos cabales por defender el derecho de estos cínicos a defender su postura. Lo dicho, un bicho raro.

Pero es que nadie me va a bajar del burro. Cualquier tema llevado a cualquiera de sus extremos acaba siendo absurdo. Y sinceramente creo que tanto los del tabaco, como los buitres, como los cínicos antitaurinos han llegado tan al extremo que se han caído. A mi siempre me quedará mi reducto de tierrecita en el campo, mi banco de madera, mi paquetito de nobel y mis perros para retirarme de vez en cuando y darme cuenta que por lo menos para ellos (para mis perros), sigo sin ser un bicho raro. Ah, y por lo menos allí todavía puedo fumar... por ahora.

Un saludo.

miércoles, 9 de febrero de 2011

EL EMBRUJO DE UN DIA DE TENTADERO

Hemos sido pocos los afortunados en saborear toda la magia que tiene un dia de tentadero en todas sus modalidades, bien sea a campo abierto, en plaza de tientas, de machos o de hembras. Todos tienen el mismo embrujo del campo en su máximo esplendor.
Quizás en cualquiera de estos dias es cuando uno se encuentre mas a si mismo delante de la cara de los animales que en cualquier festejo. Quizás esa soledad del campo y esa intimidad sea la que haga salir todo eso fuera.
Lo cierto y verdad es que intentando describir lo que es un dia de tentadero, me acordé de un parrafo que tenia guardado hace tiempo del gran Antonio Burgos, en el cual describe a la perfección lo que es un dia de estos. Os lo dejo para que disfruteis con el.


POEMA DEL TENTADERO
La jara ya está en flor por el camino. El coche de cuadrillas sube cuestas adivinando tardes de corridas.
Atrás van los fundones de capotes, la muleta, la espada simulada que es lo único falso en este coche, donde el apoderado va explicando los carteles de mayo en San Isidro, y el maestro, sentado junto al chófer, reposa la mirada por los montes, los blancos caseríos de la sierra, y las vacas que aguardan esta tarde. Un silencio de campo nos espera en cuanto que se abren cancelines y caminos de albero hacia la casa. La casa llama siempre el ganadero a la finca, al cerrado, a la placita en donde por los días de tambores y de vísperas ciertas de la cera, las eralas nacidas de los vientres de las vacas sagradas de los libros embestirán un peto, mientras muestran en el lomo su sangre de bravura.
El cuarto del cortijo es esta tarde habitación de hotel para el maestro. Los machos se han cambiado en los caireles del pantalón campero que ahora ciñe el mozoespadas que los botos lustra, todo dispuesto siempre como un rito. El patio está en silencio cuando sale. Cantan pájaros y todo suena a campo. Encinares le llevan a la plaza, que es una tapia blanca de silencio, apenas roto por la flor bravía. Suena el campo esta tarde a primavera cuando las vacas al corral llegaron entre galopes de los mayorales, y los muchachos en la tapia esperan, la muleta guardada en un hatillo.
“Cuando quiera, maestro”, dice el dueño, mientras ronda las yerbas el caballo del picador que ahora entra en la plaza. Todo es rito, silencio, la corrida más campera que nunca vio la jara. Tendidos de humedades, la libreta donde se apuntan hierros y embestidas, el burladero roto de cornadas de eralas que repiten la bravura. Nadie mira, no hay público ni banda, el paseíllo apenas es este gesto, del maestro mirando al de la puerta. Y se abre el portón por donde sale una erala, un número que canta el mayoral que ha abierto los cerrojos. El caballo la espera entre los cantos del silencio de pájaros de siglos. Voz de campo, el piquero cita y llama. Levanta la garrocha mientras pone el pecho del caballo recibiendo. Se oyen la embestida, las pisadas de la becerra sobre el pisoplaza. Vuelve y recuerda al peto su linaje. Un capote la cierra, otro la lleva nuevamente al caballo, ahora la ponen en donde una libreta apunta cifras que sólo el dueño de esta casa entiende.
Hasta el vuelo se oye del capote cuando el maestro va templando ahora la embestida, tan nueva, de la vaca. En la encina los pájaros contemplan un horizonte donde está apartada la corrida, tan seria, de Sevilla, la otra de Madrid, la novillada que mañana se embarca para El Puerto. Y el usted, y el maestro por delante, y ese rito perfecto que les sale de los fondones de la misma historia. Y con miradas, hombres que se entienden, ese peón que ahora echa el capote, y a una mano se trae a la becerra hasta un tercio soñado de vegueros. Y la muleta, breve, bien armada, por bajo la recibe, da salida a esa sangre tan nueva que enrojece el lomo vareado de la erala. Y cumpliendo esa sangre, la becerra mete la cara en esa tela roja, como si nunca hubiera hecho otra cosa, y repite embestidas que barruntan tardes de dos orejas con sus hijos. Acaso en el tendido de humedades, alguien dice ese “bien” con que acompaña el sentimiento a un natural templado.
“Ya está vista”, comentan en la boca de un burladero viejo de olivares. “Muchacho baja”, dicen al que espera. Y la muleta del hatillo imita lo que ha visto el muchacho a ese maestro, que ahora fuma un cigarro y bebe un trago. “Otro más y el de pecho” es la medida que el dueño de la casa dicta ahora. Y la puerta se abre nuevamente a libertad de campo y de jarales, y la erala, encelada en los engaños, se encampana en la gloria de su hierro, hasta que a gritos los vaqueros logran que retorne a los campos su bravura.
La jara que está en flor por el camino ceremonial se ha puesto en esta tarde en que tientan las vacas en el campo.

Antonio Burgos
El Recuadro, 01/04/98
El Mundo de Andalucía

P.D.- Las fotos en los tentaderos las hacia el amigo Taira Nono, que cada vez que venia de Tokyo, venia con una camara mas moderna. Y es que estos japoneses......
Un saludo

lunes, 7 de febrero de 2011

HERMOSO DE MENDOZA HACE DEBUTAR A UN HIJO DE SARMATA

Hace unos días que venia escuchando el run run de que Pablo Hermoso de Mendoza tenia previsto hacer debutar a uno de los hijos del gran Sármata. Hoy, a través del comentario de un Anónimo, he podido ver el tan ansiado debut el pasado día 6 de Febrero en la localidad Mexicana de Apaseo.

La verdad es que en la pagina web de Hermoso de Mendoza solo deja constancia del debut de este caballo y de otro hijo del mítico Cagancho, pero no deja los nombres de los mismos. Desde aquí invito a amigos como Yuntero y compañía, que están mas puestos que yo en materia de rejones, que si saben algo sobre el nombre de estos caballos, por favor lo comuniquen.

Según nos cuenta el torero Estellés, el caballo es de capa torda al igual que su padre, pero en una fase todavía bastante oscura. Utilizó al caballo para el primer tercio de su segundo toro, de la ganadería también mexicana de Los Encinos, colocando dos rejones de castigo. Su actuación fue bastante digna, con andares muy elegantes, el caballo afrontó la papeleta de un toro que era incierto en su acometida, a pesar de ello lo paró en un palmo de terreno y luego fue de frente a castigarlo, siempre mirándolo y recreándose en las reuniones. Desde luego, sangre de torero valiente tiene que llevar de sobra, y ojalá podamos ver, aunque sea, un leve reflejo de lo que fue su padre.

En el primer toro, de la ganadería también Mexicana de La Venta del Refugio, ya había hecho debutar al ya mencionado hijo de Cagancho, utilizándolo también para el primer tercio de rejones. Este también debe llevar en su sangre el temple como sentido intrínseco. Y es que aparte de la mano de Pablo, nombrar a Cagancho o Sarmata, es mucho nombrar.

Ojalá pronto podamos verlos en España. Estamos de enhorabuena todos los aficionados al caballo y a los rejones. Os dejo el enlace que me ha dejado este aficionado anónimo para el que quiera echar un vistazo.

http://www.pablohermoso.net/corridas/2011/febrero/apaseo.htm

Un saludo.

viernes, 4 de febrero de 2011

LOS OTROS

Como en la peli de Amenábar, la culpa de todo lo que sucede alrededor del mundo del toro, es de los otros. Estamos hartos de quejarnos ahora que empiezan a salir, o se están confeccionando los carteles de las grandes ferias, que siempre vemos las mismas caras y los mismos pitones. Entre los que se quejan estoy yo mismo, que cada vez me quejo menos, pero me quejo. Y me quejo cada vez menos porque entiendo que a los enfermos terminales, contra menos se les moleste, mejor, aunque eso no quiere decir que deje de hacerlo.

Y es que sin darnos cuenta, todos estamos inmersos en un gran bucle en el que la famosa pescadilla no encuentra la cola para mordérsela. Muchos, culpan a los ganaderos, cuando los ganaderos son los que realmente buscan día a día al toro bravo sin mirar los carteles a ver quien va a lidiar sus toros. Los que crían toros mirando a ver que figura los mata, esos son ganaduros que no ganaderos.

Otros apuntan a las figuras del toreo. Que si solo matan esto, que si solo matan lo otro. Vamos a ser sensatos señores, si te ofrecen matar una de Juan Pedro a una de Miura, no vamos a ser todos mas papistas que el papa para quedarnos con la de Zahariche. Y vuelvo a repetir que todos los toros dan cornadas, no vaya a haber por ahí alguien que ponga en mi boca algo contra los toros de Juan Pedro, que también salen con dos pitones por delante. Pero los veinte minutos que se pasan delante de uno no son los mismos veinte minutos que se pasan ante el otro. Y cuando a un niño le ponen un caramelo en la boca... a ver quien es el guapo que le dice que no.

En este aspecto siempre he dicho y me reafirmo cada día mas, que los franceses en esto nos llevan siglos de ventaja. En el sur de Francia, en la Francia taurina, primero se montan las ferias con las corridas de toros y luego se completan carteles en función a la ganadería. Esto es lo que hay, si lo quieres lo tomas y si no ... hasta pronto. Y si estas bien con la ganadería de X, te repiten al año siguiente, como está mandao. Aquí no, aquí lo hacemos al revés. Porque si lo hiciéramos como los franceses, estaría bien hecho. Aquí si te pegas una temporada entera matando Miuras, Victorinos, Dolores Aguirre, Cuadris.... y tienes la suerte de cortarle una oreja, al año siguiente o no vienes o vienes con lo mismo. Siempre hay excepciones claro, como el alcalde de Tamames, que el año pasado ante la exigencia de un torero para afeitar una corrida de toros, le mando a la pareja de la guardia civil para que se lo explicara a ellos. Pero claro, esto es solo una raya en el agua.

Aquí lo que hacemos es montar un cartel con tres figuras del toreo y después nos ponemos de acuerdo haber que ganadería encajamos ahí. O dos figuras del toreo y metemos al que nos suplica todas las tardes en la puerta de los despachos, a ese le pagamos los gastos justitos y hala, a tirar pa´lante. Pero es que en realidad tampoco le podemos echar la culpa a el empresario. El empresario taurino, al fin y al cabo es un empresario, y como tal mira por su negocio. La cosa mas lógica de este mundo. Y a todo empresario lo único que le vale es que dos mas dos sean cuatro. Porque ninguno te va a dar duro a cuatro pesetas. Y en el momento que sea así... ya empiezan a quedar plazas desiertas. Y a los hechos me remito. Que le pregunten sino a la difunta Feria del Toro.

El año pasado, para colombinas, me preguntaba un señor que se sentaba al lado mio en el tendido, que si íbamos a ver todos los años el mismo ganado, que porque no venia una de Cuadri. Yo le dije, que la labor de los empresarios de Huelva era envidiable, que no se podía hacer mas y mejor. El hecho de tener en tres corridas de toros y una de rejones a todas las figuras del escalafón, era de muchisimo merito. Pero que en el momento que viniese una de Cuadri nos ibamos a ver el y yo solos en un tendido, saludando a Enrique Martín que estaría en el tendido de enfrente, a Juan Medina en el de un lado y Antonio Diaz en el otro. Porque esta claro que Javier Valverde, el Fundi, Vilches, David Mora, etc. etc... no interesa mas que a estos cuatro. Así que toda la culpa no creo que la tengan los empresarios, cuando en las demás corridas, por lo menos se aseguran los tres cuartos de plaza.

El otro día leía algo del Sr. Simón Casas, algo como que los arrendamientos de las plazas tenían que ser gratis. Joder, pues si esto luego afectara en el bolsillo del aficionado... Casas for president!!!. Yes we can. Pero es que resulta que después leo una entrada de la amiga Amparo Gomar (de mediterraneo y oro), que resulta que como abonada a la plaza de Valencia va el otro día a recoger su abono y ... le soplan 100 euros mas que el año pasado!!!... Además, según la amiga Amparo, la entrada mas barata de sol, que el año pasado era de 12 €, este año la podemos comprar al módico precio de 28 €!!!!, 16 mas cara que el año pasado. Joder con la crisis y el arrendamiento gratuito don Simón. Y además a cara descubierta como bien dice el amigo Enrique Martín.

Pero al fin y al cabo, nos volvemos a olvidar que Simón Casas es empresario, y además de los buenos, y no nos va a dar duro por cuatro pesetas por mucho que se empeñe el en decir que se dedica a fabricar "arte". Pues no señor Casas, el arte lo ponen los toreros y los toros y usted solo se dedica a fabricar negocio, que es un acto tan licito como otro cualquiera. Pero no eche la culpa a los otros.

Y para acabar, quería quedarme con el ultimo ingrediente que le queda a esta pescadilla que no acaba de verse la cola para mordérsela, el aficionado. Si, el aficionado como la amiga Amparo que nos comenta el que seria Fallas sin ir a los toros. Ese que aunque le suban el abono en 100 euros en tendidos de sol sigue renovando su abono, el que va a ver a las figuras del toreo con los toros que le pongan por delante porque no hay otra cosa... ¿que papel tiene el aficionado en todo esto?. Ahí os lo dejo. Yo por lo pronto voy a ver si José Tomas llega a tiempo para colombinas.

Un saludo.