Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 28 de marzo de 2011

HASTA LUEGO PAPA


Se le apago la luz. Se hartó de luchar hasta el ultimo día, pero al final hasta los mas valientes caen.


Seguro que cuando has llegado allí ya habrás "arreglado" a mi caballo de pienso y paja, y como no, su ración de pan duro que le dabas a diario. Y parece que te estoy viendo otra vez andando por medio del cercado con el otro dándote con el hocico en la espalda. No te voy a decir que me lo cuides porque se que no le va a faltar de nada. Me imagino que te habrá estado esperando una pastora belga negra de pelo largo moviendote el rabo... que disfrutes con los dos papa.


Dale un abrazo a todos. A Ángel Luis, a Manolo, a mis tíos y tías... en fin a todos.


Solo espero una cosa papa, que hayas estado orgulloso siempre de tus hijos y que te hayas ido sabiendo que tus hijos siempre lo estuvieron de ti.


Hasta luego papa... gracias por todo. Nos vemos.




25 comentarios:

  1. Sin Palabras
    Mejor Un Silencio
    Lo Siento…Marín

    ResponderEliminar
  2. Marín:
    De verdad que lo siento en el alma. No sé si te consolará algo, pero siempre lo vas a llevar contigo, pero ahora no hay consuelo posible. Un abrazo muy fuerte para tí y los tuyos. D.E.P

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gonzalo.

    Muchas veces dicen que el silencio es el mejor de los sonidos Pablo. Muchisimas gracias a ti tambien.

    Gracias a ti tambien Enrique por estar ahí siempre con el capote preparado para hacer el quite.

    Un abrazo para los tres.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento Marin, ahora a recuperarte y a seguir luchando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. marin que tu padre dep, solo decirte que palante como los buenos toreros cuando vienen las malas rachas y que decirte que que si la astilla es buena gente a rabiar como seria el palo, de tal palo tal astilla...

    ResponderEliminar
  6. Estamos a tu lado, Marín. Fíjate que no me pasó desapercibida la entereza con que llevabas estos días previos.
    Dejó de alumbrar? Creo que no. Ahí estás tú, con ese aurea juvenil para hacerla aún, si cabe, más intensa.
    Te veo convencido de que al llegar a los toreros cielos, "la habrá liao".

    Mi Olé! Para ese Torero

    José Olid

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias D. José. Todas y cada una de las muestras de apoyo son sumamente importantes, pero la suya me reconforta mucho por venir de una persona como usted.
    Un abrazo y mil gracias.

    ResponderEliminar
  8. En momentos como estos no existen palabras que curen totalmente el desconsuelo que se siente pero puedes estar seguro de que siempre tendrás mi apoyo y mi amistad para lo que necesites amigo,ahora y en el futuro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Como los bravos, para arriba...!!!!...un abrazo
    A.Cuadri

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu apoyo Fran. Sabia de sobra que podia y que podré contar contigo.

    Gracias A. Cuadri. Viniendo de quien viene este tipo de mensajes, seguro que algo de bravura me toca.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  11. pues me acabo de enterar en este justo momento en una de mis visitas ue suelo hacer en tu blog
    , ya sabes ha bichear lo siento marin. Emilio Cerero

    ResponderEliminar
  12. En estos momentos tan duros que estaras pasando, todos coincidimos en lo mismo, mejor silencio, y rezar po el, por que se haua llevado de este mundo lo mas grande como es el amor de su familia.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  13. Amigo Marín, he estado unos días desconectado y cuando vuelvo me encuentro la triste noticia de tu dura pérdida.

    Te mando todas mis fuerzas para que te recuperes de la dolorosa corná, y sigas pa'lante con más casta que nunca, que es lo que a tu padre le gustaría.


    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Montse, Antonio, Muchas gracias a los dos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Lo siento mucho Marín. El recuerdo de aquellos a quienes quisimos y se marcharon, permanecerán siempre en nuestros corazones. Y a pesar del duelo, seguro que lo superas como torero bueno que eres.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  16. Marín acabo de enterarme al entrar en el blog, sabía de que estaba malillo y eso, pero no imagine.... No se que decirte, nada más que las personas nunca se van, siempre está muy presentes en nuestras vidas, los recuerdos son la mejor herencia que nos dejan nuestros seres y las vivencias el legado más importante.
    Mucho ánimo y recuerda que hay gente que te aprecia que te desea lo mejor a tí y a los tuyos en este dificil momento. Un abrazo fuerte Marín.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Raul. Un abrazo tambien para ti y para los tuyos.
    Mucha suerte torero.

    ResponderEliminar
  18. Desconocía esta dura noticia. Lo siento mucho, MARIN. Un cordial saludo...nunca se van, siempre lo tenemos en la memoria.
    Ramón

    ResponderEliminar
  19. Lo siento de corazón amigo Marín.
    Tu padre seguro que estará orgulloso de todos sus hijos y desde allá arribita seguirá tu camino ayudándote..Nunca se terminan de ir su corazón queda con nosotr@s
    Me has echo llorar porque también he recordado a mamá que hace poco se ha ido y aún la tengo tán presente en su última lucha con una sonrisa en sus labios
    Tú padre estará siempre contigo..ánimo amigo y aquí tienes una mano amiga para cuando te haga falta
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  20. Marin no he tenido oportunidad de verte,siento muchisimo lo de tu padre,solo te queda saber que tu padre siempre estara muy orgulloso del hijo que tiene,un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Ramon. La verdad es que sentimos como si todavia estuviese aqui.

    Gracias Victoria. Seguro que tu madre tambien estará orgullosa de tener una hija tan integra como tu. Un abrazo de un amigo.

    Muchas Gracias tambien a ti Fran. No te preocupes que yas nos veremos por ahí. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.