Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 21 de junio de 2011

¿ESTA EL SECRETO EN LA SELECCIÓN?

Cada día lo tengo mas claro. Rotundamente SI.


Hace tan solo unos días, Enrique Martín se hacia una pregunta en toros gradas 6, que donde estaba el toro haciendo referencia a este ultimo San Isidro. Y toca una tecla con respecto de la casta y la bravura: la selección futura. Se nota que es buen aficionado.


De vez en cuando, cuando tengo tiempo libre, me da por ir a alguna conferencia sobre el toro a ver si de una vez por todas aprendo algo, y entre tantas y tantas vas sacando alguna conclusión. Hace poco estuve en una que tenia como conferenciante a un portugués que sabe algo de esto, D. Joaquín Manuel de Vasconcellos e sá Grave, propietario de la ganadería de Murteira Grave y en la cual hacia un recorrido por un estudio, desde su punto de vista de veterinario, ganadero y gran aficionado, por la morfología, la casta y la bravura del toro bravo.


Pues decía Murteira que el toro, en sus orígenes, no era mas que una subespecie de bovino de la cual se fueron seleccionando los ejemplares que mas reaccionaban a las provocaciones o estimuilaciones ajenas a su entorno. De esto se deducía que la casta y la bravura actual en el toro bravo es un gen infundido por el hombre a través de su selección. Mirabas entonces a tu alrededor y veías a mas de uno/na con la boca abierta. No jodas, entre franceses y portugueses dándonos lecciones a nosotros de como va esto.


Después, haciendo memoria de algunos comentarios de D. Celestino Cuadri (D.E.P.) en los cuales comentaba algo al respecto de lo de aquel portugués, recordaba como D. Celestino apuntaba que "la bravura es un gen recesivo", y se explicaba con claro ejemplo: "Si encerramos en un cercado el mejor semental de la ganadería junto con treinta o cuarenta vacas de la mejor nota, y no los molestamos en cinco o diez años, los productos resultantes serian los mas parecidos a un toro cherolés. La naturaleza del toro tiende a su origen actual, la mansedumbre".


Visto y escuchado esto en mis ratos de aburrimiento, llegas a convencerte de que tanto Murteira y Cuadri tienen toda la razón del mundo en que el futuro de la ganadería esta en el MATADERO. Y te fijas cada vez mas en los tentaderos en el campo hasta el punto de casi gustarte mas esta faena campera que una corrida de toros.


Si para aprobar una vaca, que va a ser la madre del toro que vas a lidiar mañana en una corrida de toros, necesitas que la vaca te de una nota de 8 (por poner un ejemplo), no puedes aprobarla con un 6. Eso supone aprobar un 25% como mucho, exigiendo lo necesario en la selección y en todos los tercios, incluido el caballo que para eso está. Pero... ¿que pasaría si esto se llevara a cabo?. Pues que de 40 eralas a tentar (por ejemplo) solo se aparvarían 10 cada año (de máxima nota) y esto supondría una camada corta. Y empieza el efecto dominó. Si las camadas son cortas no se pueden lidiar quince o veinte corridas al año. Si no se lidian quince o veinte corridas al año y esto se mueve y plantea dificultades, las figuras no lo quieren. Y si las figuras no lo quieren...


Deduzco por lo tanto, que en una vacada grande, por lo general, se suele bajar mucho el listón en los tentaderos. Se empieza a ignorar, quizás, el numero de veces que el animal acude al caballo, dando mas importancia a la "durabilidad" y "toreabilidad" en la muleta. Y luego se asustan cuando afirmas ver ir seis o siete veces a una vaca a el caballo. Y por lógica y por el numero de animales tan alto, acabas perdiendo un poco el norte de aquello. Y al final siempre me acabo acordando de esa frase: "La naturaleza, siempre se abre paso". Por eso estoy cada vez mas convencido de que el secreto está en la selección. Eso si, ni yo soy ganadero, ni entiendo de esto, y solo digo lo que escucho y deduzco en mis ratos de aburrimiento.


Ah, por cierto, que viva Francia y Portugal.


Foto: Melchor Rodriguez, un fenómeno con muchos kilómetros de bravo a cuestas.

7 comentarios:

  1. La verdad que este post te hace reflexionar y te puedo decir que estoy de acuerdo contigo en casi todo lo expuesto pero llego a la conclusión que la Fiesta debe sufrir un cambio drástico y las mal llamadas Figuras cambian de aptitud o esto se va al garete. Las corridas se basan a mi entender en ver toros bravos y no a Figurillas que están acomodadas en el escalafón y que manejan el cotarro de una manera u otra. Cada día me seducen menos los carteles. Un abrazo FIGURA

    ResponderEliminar
  2. Marín:
    Que Dios te conserve así de ignorante muchos años. Dentro de tu máxima ignorancia has dejado las vergüenzas al aire de aquellos que se guían por el dinero y por nada más, aunque seguro que lo haas hecho sin querer. Y también sin querer y en dos líneas, le has pegado un repaso a los especialistas, que solo matan unos pocos hierros al año y dos o tres encastes como máximo. Madre mía, bendita ignorancia.
    Esto confirma una frase que a mí me parece genial, que es mejor se un ignorante útil , que no un listo inútil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Marín:
    Y perdona que vuelva, pero mi deseo es llegar a ese grado de ignorancia que tú tienes y lucho por ello cada vez que me enfrento a esto de los toros. Lo repito, bendita ignorancia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Ese cambio drastico es el que estamos eperando muchos Antonio. Es triste ver como hay carteles, por ejemplo, en las mismas colombinas en las que los periodistas taurinos y aficionados no les dan la mayor importancia. Esto no lo digo yo, lo dijeron los entendidos de esto el otro dia en nuestro programa en hispanidad radio. Es triste que nadie le de importancia a un cartel con "El Cordobés", El Cid y el Fandi con toros de Pereda, pero es así.
    Cada vez que saliese un tio/tia a jugarse la vida delante de un toro, deberia tener un respeto enorme, pero a esto es a lo que hemos llegado. Como bien dices tu, a perder interés por ello.
    Un saludo y haber si te llamo en estos dias.

    ResponderEliminar
  5. Puedes volver a tu casa las veces que quieras Enrique. Ya te he comentado varias veces que alguien como tu engrandece este humilde sitio.
    Yo me sigo considerando un ignorante en esto Enrique porque cada dia entiendo menos lo que veo. Y saco mis conclusiones aunque sean erroneas. Pero me equivoco solo.
    Como ya le he dicho a Antonio es muy triste que un tio venga a jugarse la vida delante de un toro y que el aficionado y el que va a los toros por echar la tarde no le de importancia. Como diria Mourinho... ¿Por que?. Pues porque si no hay toro no hay emoción. Y vuelvo a repetir que cualquiera tiene dos pitones y te la lia en un momento dado. Todos mis respetos.
    Lo que me preocupa es que un mansito castaño llamado Aviador haya dejado a la gente con la boca abierta en Madrid tras romanear en el caballo en un par de puyazos. Y me reitero que era manso. Pero manso con mucha casta y no el "tonto de la pandereta", y eso es lo que echa de menos el aficionado a la fiesta. Así por lo menos lo veo yo. Y el tema está en la SELECCIÓN.
    Pero vamos Enrique, que por mas vueltas que le demos... seguiremos estando equivocados.
    Un abrazo Enrique y mil gracias.

    ResponderEliminar
  6. Bueno Marín sin en tus ratos de aburrimiento sacar estar conclusiones ¿que pasaría si no estuvieras estos ratos de aburrimiento?.
    Gracias por permitirme aprender un poquito cada día.

    ResponderEliminar
  7. Bueno Juanito, no se si aprenderás de lo que cuento por aqui o no. Pero lo que yo deduzco tampoco es la panacea de esto. Son solo deducciones mias.
    Yo si que aprendo, y mucho, de todos vosotros. Sobre todo en lo que se refiere a la horadez, la sencillez y la humildad. Con eso me sobra. Además creo que te lo he dicho cienes de veces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.