Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 23 de agosto de 2011

ARI, ARI, ARI,... MORANTE LEHENDAKARI

Hoy es una de esas tardes en la que te alegras de haber puesto el plus toros, de esas que no te hacen fumarte un pitillo porque todo lo que está pasando en la corrida no te lo quieres perder.

Buena corrida de toros de Cuvillo en la que hubo de todo. Toros bravos en lineas generales, nobles algunos y complicados otros, sobre todo el lote de Manzanares y el segundo de David Mora (un regalito).

El otro día comentaba Enrique Martín, mas que acertadamente, que los que somos morantistas no podemos esperar a un torero toda la vida, pero después de ver la faena al cuarto de Cuvillo he cogido el teléfono y le he mandao un mensaje al bueno de Enrique. ¿Lo has visto?. ¡Madre mía que torero!... y Enrique el pobre con los dientes largos. Después he llamado a José Manuel Vazquez, compañero de Hispanidad Radio y que estaba en Bilbao viendo la corrida de toros. A el le he dicho que "Bienaventurados los que habéis visto a Morante en vivo porque seguro que saldrán de la plaza dando naturales". INIGUALABLE. Y digo inigualable porque muchos torean y torearan bien, pero como el de la Puebla, jamás.

En el primero dejó detalles ya que el toro se apagó bastante pronto. Pero en el cuarto la torería de Morante se ha adueñado de Bilbao. Un toro que de salida ha manseado en los primeros tercios. Muy corretón por toda la plaza y con una lidia muy mala. Se pico tres veces y malamente. El tercer puyazo una vez cambiado el tercio. El público descontento con el toro por aparentar "algo raro" y al inicio de la faena de muleta apareció el mismo Gallo, si el de Gelves reencarnado doblándose por bajo con un toro que después del trasteo dejo aquella corretería que tenia en los primeros tercios. La gente que seguía pitando aquello pero claro, a lo mejor tampoco habían visto nada igual nunca. Y allí que se viene arriba el melocotón de Cuvillo, deja de mansear y empieza a embestir por el pitón derecho con un torero totalmente entregado. Cuando Morante quiso cogerlo por el izquierdo el toro que tira la carita arriba y se defiende. Pues mas estopa por el derecho para poner aquello patasparriba. Y cuando creíamos que no se iba a llevar ni uno por el izquierdo, Morante que se faja con el y pega tres tandas de naturales que se quedarán para los anales de la historia del toreo.

Con las musas revoloteando a empujones por toda la Plaza de Vista Alegre, espadazo en lo alto y el de Cuvillo por los suelos. Y yo con estos pelos... de punta me refiero. El Juli en el callejón que miraba al señor de al lado con la sonrisa tonta de "¡Dios mio que es esto!". Manzanares en el callejón que tampoco se lo creía y yo buscando el teléfono de D. Enrique Martín y de José Manuel Vazquez. El presidente sacó los dos pañuelos del tirón, para que después digan que han sido discutidas las orejas. Lo siento señores, soy Morantista por la gracia de Dios.

Manzanares ha estado como ultimamente, o sea muy bien. Con un primero muy sosote y con un segundo que pedía el carnet de matador de toros. Muy bien en ambos y merecida la oreja cortada a el quinto. Perfecta la cuadrilla, que creo que actualmente es de las mejores junto con la de Manuel Jesús el Cid. Cumbre en la lidia del primero Juan José Trujillo y cumbre con los palos Curro Javier desmonterándose junto a Luis Blazquez. Y cumbre de nuevo Trujillo con los palos en el quinto en el que también se desmonteró.

Y para redondear la tarde David Mora. Pedazo de torero el Madrileño. En el tercero de Cuvillo estuvo sencillamente SENSACIONAL, tanto por el pitón derecho como por el izquierdo. El toro no necesitaba del toque con la muleta, y David que se dio cuenta y se limitó a dejársela muerta en el hocico y tirar de el con un temple exquisito. Muletazos largos y templados de muchos billetes cada uno de ellos. Honesto el torero al reconocer que ultimamente no lo ve claro con la espada, porque no se tiró de verdad a matar un toro al que le tenia cortadas las dos orejas. Sin lugar a dudas, es un torero que necesita muchísimo mas sitio del que tiene en las ferias de peso.

En el sexto a tragado toda la quina del mundo. Un toro complicadísimo, que se orientó enseguida sobre todo por el derecho y que incluso le llegó a echar mano una vez por la entrepierna sin calarlo (aparentemente). Se puso y expuso por ambos pitones con el "regalo" de Cuvillo y al final lo volvió a pinchar.

Enrique, que lo voy a seguir esperando, que la espera me da al final unas satisfacciones que me merecen la pena. Y es que no me canso de decirlo: ni es mejor ni es peor que otros, simplemente es DIFERENTE. ¡Que viva la madre que te parió José Antonio!.

Un saludo.

3 comentarios:

  1. marín:
    Veo que el impacto ha sido impresionante, aunque tú ya sabes cual es mi torero desde hace unos días. No hay color.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Marín:
    Por tu culpa he vsito la faena en la repetición, que no la había visto, y por tu culpa he tenido que sacar una entrada nueva, pero tranquilo, que ya te he señalado con el dedo para que todo el mundo sepa que tú eres el culpable de esto. En tu conciencia quedará. Y además me he atrevido a hablar de una corrida vista por la tele y no en directo. Demasiados pecados para un solo día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo siento Enrique, pero no me podia aguantar.
    No es la primera vez que veo a Morante así, ni espero que sea la ultima aunque tenga que esperar otro tiempo de "ausencia" igual. Para los que nos gusta el toreo de arte, con gusto y sin pautas marcadas, es el "suplicio" que tenemos que aguantar, pero que se le va ha hacer.

    Espero y estoy seguro que hayas disfrutado lo mismo que yo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.