Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 12 de noviembre de 2011

¿REVOLUCIÓN FRANCESA?

Que los franceses nos llevan siglos de ventaja en la forma de ver esto de los toros, no tengo ninguna duda ni es la primera vez que lo digo. Y ultimamente están en la palestra por la declaración de intenciones de reducir los honorarios en las plazas francesas, cosa en la que tengo que reconocer que no estoy muy puesto aunque a raíz de ello me haya puesto a recabar alguna que otra opinión, no llegando, sinceramente, a ninguna conclusión que me haga salir de dudas.

Cierto y verdad es también que cada profesional pide por su trabajo lo que realmente cree que puede pedir o que merece. Algo totalmente lícito. Y los profesionales del toro no deben ser menos, teniendo en cuenta algo sumamente importante. se juegan la vida cada vez que salen al ruedo. Alguien me podrá echar en cara que el que se sube a un andamio a treinta metros de altura también se la juega. Por supuesto, nada mas lejos de mi intención, pero no hay que dejar de reconocer que en esta bendita profesión hay una linea muy delgada entre la gloria y la muerte. Pero si nos quedamos con el símil y en una obra el encargado (aun corriendo menos riesgos) cobra muchisimo mas que un peón por la responsabilidad que conlleva su puesto, una figura del toreo debería de cobrar mas que otros por la responsabilidad que tienen en las grandes ferias. Aunque en los tiempos que corren haya tanto encargados como peones currando por dos perras gordas.

Hace unos días, en el blog de El Paseillo, el banderillero onubense Raúl Corralejo (enrolado en la cuadrilla de Conchi Ríos), nos dejaba una visión de lo que puede ser dicha reducción a los profesionales del toro en Francia. En este tema, como en muchos otros, Raúl también nos lleva siglos de ventaja. Hace varias reflexiones sobre el tema mas que interesantes. La primera de ellas, ¿Porqué nos parece demasiado el dinero que cobran los toreros por hacernos disfrutar a los aficionados?. Evidentemente a algunos nos parecerá demasiado y a otros poco. En el párrafo anterior ya he dejado mi opinión al respecto. Pero si tenemos en cuenta que Messi o Cristiano Ronaldo ganan lo que ganan sin jugarse mas que la tibia y el perone, lo de los matadores de toros es irrisorio. Y esto lo digo yo, no lo dice Raúl. Pero si nos desgrana la declaración de intenciones de los susodichos franceses: "no es lo mismo subir un 20% de 5.000 € a los toreros modestos, a los que pretenden tener de su parte y dividir así a los toreros, que bajar un 20% de 40.000€ a las figuras. Achacan esta bajada a la crisis, pero no dicen que es para poder bajar el precio de las localidades y beneficiar a los aficionados.
Y sobre todo tapan algo que no se ha parado a pensar mucha gente, si una plaza hace de taquilla 500.000 € y antes la ganancia de las empresas podría ser de 200.000€, ahora esa ganancia seria mayor, pero sin ningún beneficio para afrontar la crisis, es decir ningún beneficio para los aficionados. Pero los números se disparan con los carteles de los toreros modestos a pesar de la subida a estos de un 20% de los mínimos, lo que antes eran unas ganancias de 300.000€, ahora rondarían los 400.000 €, y la gente paga igual por un cartel de figuras que por uno de matadores modestos".

Visto esto, solo me queda pensar en varias cosas. Ante la crisis, porque no se le bajan un 20% a to quisqui. No es lo mismo bajar un 20% al de 5.000 € que al de 40.000 €, cierto es, pero al final el de 40.000 va a seguir ganando lo que cree conveniente con respecto al de 5.000. Pero no lo falta razón a Raúl cuando nombra la frase de "beneficio para el aficionado". Suponemos que los franceses contarán la rebaja también para la taquilla, sino de que serviría tanta revolución. Porque si que está claro que sin toros ni toreros no habría tauromaquia, pero ¿serviria de algo la tauromaquia con los tendidos vacíos?. Ahí lo dejo, pero vamos camino de ello.  

Lo que si es cierto es que la crisis aprieta para todos por igual. No han sido pocas las veces que hemos visto carteles con figuras del toreo con mucho hormigon en las gradas, y de los carteles sin figuras ya ni te cuento. Lo que si es cierto es que no podemos dejar en manos del aficionado solo y exclusivamente la resolución de la papeleta. Aquí, o arrimamos todos el hombro o el santo se viene al suelo y lo jodemos. También se me ha criticado por estos mismos parajes un comentario que hice sobre Enrique Ponce. El de Chiva declaro sobre esta prohibición algo así como "Haber si nosotros nos reunimos también y decidimos no ir a Francia ¿a ver que pasa?". Ante esto solo comente (y me reafirmo) que si no van ustedes maestro (que en su derecho están), ya vendrán otros. Que no creo que Francia se quede sin toros por ello. Que afortunadamente, hay pocos encargados trabajando y mucho peón en paro. Creo que esto no es faltarle al respeto a un torerazo como Ponce, por lo cual no voy a pedir perdón (ni intención que tengo). 
La única conclusión que puedo sacar de todo esto es que cada cual que pida lo que crea conveniente en los momentos que vivimos. Que a los profesionales del toro se les trate como eso precisamente, como gente que se juegan la vida cada tarde, tanto a las figuras como a los que tienen que poner dinero para torear, que esto si que es DENIGRANTE, y de los que nadie se acuerda de tenerlos en consideración. A los empresarios, tanto franceses como españoles, que paguen lo que crean que vale cada uno de estos profesionales, que den un espectáculo digno, y que den sitio a los que también lo merecen. Pero que paguen y que firmen boletines, que para eso se la juegan este tipo de gentes. Porque al fin y al cabo, entre unos y otros, aquí el que seguro que paga siempre y religiosamente es el aficionado... el peón de turno.

Un saludo.

2 comentarios:

  1. Marín:
    Ya ves, estos "malditos gabachos" nos siguen enseñando en como mantener este espectáculo tan nuestro. Pues bienvenidos sean y que contínuen tan "malditos". Que el señor Ponce decide no ir a Francia, pues que no vaya él y los que le secundan. Otra muestra más de que el señor Ponce piensa bien, pero piensa tarde, como en casos como el de la tele. No se da cuenta de que si él y sus acólitos desaparecieran igual solo se acababa esa Fiesta que se han inventado y emergería la de toda la vida. Ya podrían cobrar según la gente que fuera a la plaza. Entonces igual la cantidad a rebajar superaba ese 20% que tanto les duele.
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
  2. Sabes que pasa Enrique, que cuando opinas asi de la actitud de una figura del toreo como Enrique Ponce o de algún otro de arriba, los mismos profesionales del toro te tachan de desagradecido. Como si con esto le estuvieses diciendo que no tiene cojones para ponerse delante de un toro. Y nada mas lejos de la realidad.
    Yo simplemente creo que cada uno debe pedir lo que crea conveniente por su trabajo y jamás entrare en si uno cobra mas o menos. Otra cosa es que se le pueda pagar o no. Hoy en dia, los toros son un lujo, y lo que si esta claro es que quitando Madrid, Sevilla y alguna que otra mas, las figuras no llenan. ¿Habrá que reflexionar digo yo?.
    Hoy mas que nunca te agradezco el comentario Enrique.

    Muchas gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.