Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

viernes, 17 de febrero de 2012

CUANDO LO ABSTRACTO SE MATERIALIZA

Según el diccionario de la real academia de la lengua, abstracto significa alguna cualidad con exclusión del sujeto, de lo cual podemos deducir que no hay nada en concreto a lo que atribuir o adjetivar algo. Por lo tanto podríamos decir que los sentimientos son abstractos. La ilusión, el esfuerzo, la responsabilidad, el miedo... en el mundo del toro son abstractos hasta un momento determinado, el mismo momento en el que una silla en la habitación de un hotel se viste con un traje de luces. A partir de ahí, lo abstracto se materializa en esa silla y en ese traje.

Son pocos los que han podido disfrutar o sufrir ese momento. Te tomas un café con los amigos, te ríes en la habitación, bromeas y te metes en la ducha, pero cuando sales de esa ducha y ves esa silla, el hombre/mujer cambia por completo. Chaquetilla, chalequillo y blusa en el respaldo, taleguilla, medias, fajín, corbatín y montera sobre el asiento. Sobre todo esta última sobre el asiento y nunca sobre la cama. Zapatillas en el suelo, el mozo de espadas esperando y sobrevolando todo esto la mismísima señora vestida de negro guadaña en mano. Es cuando la persona deja de ser persona y aparece el torero. Te paras a pensar en lo que tienes, los que te rodean,... los que te esperan. En esa silla están la ilusión y el esfuerzo, pero los que realmente toman forma son la responsabilidad y el miedo. Esta algo tan importante como el verdadero sentimiento de la fiesta. Porque en el mismo instante que lo abstracto deje de materializarse, incluida la señora de negro, la fiesta dejará de tener sentido.

El otro día, Enrique Martín hacia un alegato a los rituales de la tauromaquia, en el cual yo comenté algo de esta entrada. El sabe lo que significa esto y el me animó a escribir esta entrada. Quizás para muchos de los que solo van a los toros el día grande de la feria tal, a ponerse en barrera junto a la morenaza de turno con escote, con la copa de JB en la mano y puro en boca, no suponga nada  todo lo que hoy aquí se comente ni lo que se comente en torosgradaseis. E incluso muchos de estos son los que luego espetan el típico "eso también lo hago yo" cuando a cualquier torero no le salen las cosas o simplemente ese toro en concreto es imposible. A estos son a los que yo un día invitaría a entrar en la ducha de ese hotel, sin morenaza, ni puro ni JB, para que luego saliese, viese esa silla montada y se colase la taleguilla y supiese lo que significa esto. Pero para el que ama esto, para el buen aficionado, todo esto tiene un significado tan esencial como la fiesta misma. Esos que un día Jesulín metió en un autobús y gracias a Dios se niegan a bajarse.

Pero dejando a un lado la ignorancia, todo aquel que ha tenido la suerte de vestirse de luces, o de corto que tanto monta, monta tanto, sabe (o debería saber) que ese traje lleva implícito una serie de valores. Valores que en ningún otro lado va a aprender, y que debería conservar y transmitir a generaciones venideras como lo hicieron en su día las grandes figuras del toreo. Me da mucha pena cuando se intenta manchar ese traje con una modernización absurda típica de otras pasarelas. Uno de esos valores es saber donde están tus límites, vencer a tus miedos y ser capaz de conseguir lo que quieres. Otro el de hacerte humano y adquirir un respeto inusual en los tiempos que corren, tanto por el que está por encima como por debajo de ti. Aunque algunos, cuando creen que no tienen a nadie mas por encima, no respeten para nada al que viene por abajo, sin darse cuenta que por encima siempre van a estar el toro y el aficionado, y en este ir y venir de subidas y bajadas no caen en lo transparente que puede llegar a ser un traje de luces.

Hacia tiempo que tenia guardada esta entrada en el subconsciente, pero nada ni nadie me invitaba a sacarla fuera. Para muchos, el torero, el que se calza la taleguilla, es un superhéroe. Para otros, un solo motivo para acercarse una tarde de feria a ver a aquel que sale en la prensa rosa y el papel couché. Desgraciadamente, para algunos un asesino que no tiene piedad del animal, posicionados en el desconocimiento de que ese animal es el centro de su universo, su si o su no en un determinado día a las cinco de la tarde. Pero nada de esto es cierto. Un torero solo es una persona que ha elegido una forma de vida que le ocupará toda su existencia, tanto dentro como fuera de la plaza (o así debería ser). Una persona con la capacidad suficiente para jugar con sus hijos, bromear con los amigos o darle un beso a su familia y dos horas después salir de una ducha de un hotel dispuesto a dejarse la misma vida en un ruedo. Solidario a la hora de mirar de frente a la muerte cuando alguna causa benéfica lo requiere, para tres horas después volver a dejar en esa silla del hotel todo eso y volver a abrazar a sus hijos.

Por eso hoy pido desde aquí el respeto que merecen estas personas de oro, plata, de corto o con el castoreño, con caballos y sin caballos. Que luego nos podrán gustar más o menos unos u otros, y que no dejemos que por culpa de esos "algunos" que antes mencionaba (si los hubiese), se manche esa silla y ese traje. Porque manchándolo estaremos manchando no solo a el hombre, sino a todo un pasado, un presente y un futuro de las raíces de todo un pueblo. Hoy mas que nunca, GRACIAS por perder un rato de su valioso tiempo en estas letras.





17 comentarios:

  1. Marín:
    ¡Dios bendito! No te voy a decir ni una palabra de esta entrada. Sería absurdo. Ahora solo sé que esto es muy grande. Como tú dices, uno tiene un nombre y una imagen entre los suyos, pero no puedo negar la emoción y la sensación que me ha quedado dentro. Esta entrada no es ni buena, ni mala, ni regular, simplemente engrandece esto que tanto nos da, lo otro es simplemente oropel.
    Te pediría poderla utilizar en mi blog, pero ahora no, ahora dejémosla vivir su libertad.
    Un abrazo muy grande a un torero

    ResponderEliminar
  2. Marín:
    Todo un rito, todo un misterio, una magia envuelta de silencios y miedos...
    Marín, preciosa entrada con la que me a encantado perder el tiempo y lo seguiré perdiendo con tal de aprender a tu lado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Marin desde que te conozco he echado en falta este articulo, para que todos conozcamos lo que nos imaginamos y admiramos, y a veces envidia, pero no envidia sana, no señor, envidia hombre, que no todos han tenido el lujo de vestir un traje de torero, y a que reconocerlo que esas cosas ni las siente ni las hace todo el mundo, gracias a dios, tu que tuviste la suerte de intentarlo,y yo no,vamos a ver si con el manso soy capaz, por ilusion y ganas no va a quedar, por como se dice, librame del toro manso que del bravo me libro yo, un abrazo torero, y que no se pierdan esos rituales que son una forma de vivir y sentir en una isla desierta.

    ResponderEliminar
  4. Siempre dije que tenias una gran pluma y este post lo demuestra, no se puede escribir mejor este ritual.Gracias por cruzarte un día en mi camino. Un abrazo Maestro

    ResponderEliminar
  5. Enrique:
    A mi no me tienes que pedir permiso para llevarte la entrada a tu blog. Para eso está escrita. Sabes que para mi es un orgullo que una entrada mia aparezca en uno de los diez mejores blogs del ámbito taurino de este pais.

    Me alegra sobremanera que te haya gustado e incluso emocionado. Es mi forma de ver esto. Estamos envenenados por el mismo veneno, hasta el punto de hacernos unos cuantos kilometros por escuchar hablar de toros de boca de un amigo.

    Muchas gracias Enrique.

    ResponderEliminar
  6. Diego:
    Como dice Enrique, esto es muy grande. Yo solo me conformo con que haya aficionados como vosotros que sean capaces de valorar lo que es jugarse el pellejo todas las tardes.

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Juanito:
    ¿Sientes envidia porqué? si hace poco te has vestido de torero, y con mas responsabilidad y toreria que muchos. Ya quisieramos muchos.

    Tu eres una de las personas a las que no le hace falta encajarse en un traje de luces para aprender valores. Te sobran chaval. Este año para colombinas, muchos profesionales me vieron en la puerta de la plaza de la Merced pudiendo haberme "orientado" para ver una corrida de toros, a sabiendas de que llevaba mucho tiempo parado y no tenia para pagarme la entrada. Habia cemento en el tendido de sobra y tampoco esperaba que nadie me "orientase". Sin embargo, el dia de José Tomás, que estaba todo vendido, tu te dejastes el pellejo y el DINERO para que yo pudiese ver a José Tomás, Emilio Silvera, Raul Corralejo, Contreras, etc... Ese es Juan José Benitez, que todo el mundo lo sepa.

    Ahora te sigo preguntando ¿De quien tienes envidia?.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Antonio:
    Yo soy el que tengo que dar las gracias a mucha gente, entre ellas tu y tu familia. Una vez, una persona muy importante en mi vida me dijo una frase que llevaré para mi toda la vida: "Mi verdadero triunfo en la vida son mis amigos". Y tengo la suerte de contar contigo.

    Un abrazo y gracias campeón.

    ResponderEliminar
  9. Magnífico post
    Un saludo
    Pgmacias

    ResponderEliminar
  10. Gracias Pedro. Otro de los que ocupa sitio en el autobús de Jesulín.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Marín imagina ese momento en el que un torero torea despacito y empieza a sonar el pasodoble Dávila Miura en La Maestranza.
    Más o menos, esa es la sensación que me quedó al leer la entrada.
    Nada más que decir, solamente GRACIAS!!!

    ResponderEliminar
  12. Y ahora ¿qué digo yo?
    Creo que nada, ya está todo dicho.
    Solo una cosa...GRACIAS por escribir esta entrada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Amigo Marín vengo a agradecerte tu cariñoso comentario en nos necesitan
    Gracias amigo por acordardarte de mí
    Te deseo todo lo bueno y que sigas con tus maravillosas entradas de tu mundo del toro(Aunque ya sabes lo que opino desde el respeto mutuo)
    El otro dia me acordé de tí ya que salieron las fiestas de tu pueblo..Pensé ¿Estará Marin?
    Aunque realmente pienso que ahora son los que más están abajo que arriba de los balcones
    Besitos mi niño

    ResponderEliminar
  14. Ivan:
    Gracias a ti por pararte a leerla. La verdad que eso que cuentas de la Maestranza no debe estar pagado con dinero ni palabras que lo puedan describir.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Victoria:
    Ya sabes que nunca me olvido ni de ti ni de tu blog, aunque no comente mucho ya que los que entran en tu blog no respetan tanto al personal como tu. Pero me paso bastante.

    Con respecto a las fiestas, pues bueno, si que estaba por ahí. En cualquier sitio que esté mi patron durante la procesión, allá que esta Marín. Soy de pasar mucho rato con el durante las 40 horas que está en la calle.

    Un abrazo y gracias por estar por pasarte por aquí, que sabes que es tu casa.

    ResponderEliminar
  16. Maestro, sencillamente magistral. Cuando uno es artista lo demuestra en cualquier faceta de la vida como usted lo ha demostrado. Mi enhorabuena torero.

    ResponderEliminar
  17. D. José Cisneros:
    MUCHAS GRACIAS. Primero por lo de torero y segundo por lo de artista. Espero poder verle el sábado que viene en Linares en la Peña "Tercio de Varas".

    Un abrazo y GRACIAS de nuevo.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.