Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

jueves, 1 de marzo de 2012

NO HAY MAS CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER... NI EMITIR

Foto: El periódico.com
Muchos se las veían felices con el cuento de la lechera que nos traía el PP en la campaña electoral, e incluso muchos ya preparaban el sofá de casa para volver a ver los toros en TVE. Pues hala!, los toros se van a seguir quedando en los chiqueros de la televisión pública de este país. Y es que no hay mas ciego que el que no quiere ver... ni emitir. Ni los que estaban tuvieron bemoles para hacerlo, ni los que están lo harán, ni los que vengan mucho menos.

La cultura en este país (porque ya por fin estamos en Cultura... vaya notición) no tiene cabida en la programación de TVE. En el manual de "estilo" de la anterior legislatura no estaba recogido que se pudieran retransmitir las corridas de toros, y ahora estos solo se han limitado a eliminarlo de ese famoso "manual de estilo". ¡ Con dos cojones ! si señor, que pa´ eso tenemos la mayoría absoluta en el parlamento. Algunos, como ERC, que ya veían acojonaos a la legión de cerca, a través de Francesc Bellmunt, ha retirado la propuesta de votación para que el Consejo de Administración de la corporación se pronunciase sobre la emisión de corridas de toros, al ver como estos Pilatos de gaviota en la solapa se lavan las manos con que no se pueden emitir las corridas de toros en horario infantil, y aplaza la votación sine die. Pues nada, todos tan contentos y a volver a poner el sofá de casa en su sitio.

Y a mí que siempre me pareció una estupidez esto del horario infantil, y ahora resulta que le tengo que preguntar a mi sobrino lo que tengo que ver en la tele. Los de mi generación y los de las mas antiguas a la mía, resulta que vamos a ser unos "degeneraos" porque a la hora de la merienda de pan y nocilla veíamos a Fofó, Gabi, Miliki, Julio Robles, Paco Ojeda o Paquirri. Y resulta que en mi época de estudiante nos íbamos a el instituto cargados de pistolas y nos poníamos a disparar a to kiski que se moviese por allí porque el hecho de ver toros en la tele a todas horas nos llevaba a estas cosas.

Muchos ruidos y pocas, muy pocas nueces.
Mala suerte la mía de haber nacido en aquellos tiempos y ver toros en la tele. Y es que aquello, en estos días me hubiese quitado mucho tiempo para jugar a la play station con jueguecitos de guerras y creerme el rey del mundo siendo un crio. ¡Vaya Carcas que éramos entonces!, ¡lo que hemos progresado!. Ahora, en el horario infantil ya no se ven a Gabi, Fofó, Miliki, Barrio Sésamo y ni mucho menos a toreros torturando a un toro a las seis de la tarde. Ahora, en horario infantil se ve al Chin Chan este enseñando el culete a to´Dios o a periodistas de la prensa del corazón rajando de la tonadillera de turno, y cuando el tiempo da de si, le compramos a los peques un ordenador o un pedazo de aifon (iphone en ingles) con internet para que entren en paginillas de mujeres y hombres de moral distraída. ¡Dios mío, que progres nos hemos vuelto!. A ver si teneis bemoles de prohibir que se televisen mas partidos del Madrid, que no hay nada mas violento que ver al Pepe pegandole patadas a un tio en la cabeza o al Mourinho metiendole el ojo a un tio de un *pais pequeñito de ahí arriba. (*palabra de Pep)

Ahora mi padre no me compraría un toro de juguete ni una muletilla. Ni mi madre tendría que perder el tiempo en coserme a todas horas esa misma muletilla ni los pantalones por jugar al toro con mis amiguillos. ¡Que va!, ahora mi madre iría directamente a los chinos a comprarme una metralleta de plástico por menos de un euro, para que me diese de tiros (ficticios) con el vecino de la esquina. Lo de jugar a los toros, que no que eso es cosa de bárbaros y además, ya no lo ponen en la tele.

Foto: José Cisneros (de catafalco y oro)
El pasado sábado en Linares, José Olid me presentó a un crío que no podrá tener más de seis añitos. Estaba atento como ninguno a todo lo que allí se decía. Cuando José me lo presento le dijo que yo en su día había querido ser torero, yo que no he sido nada en este mundo. Pero la cara de admiración de aquel crío, con su gorrilla campera, era como si tuviese delante de el a el mismísimo Manolete (y perdonen por la comparación tan burda). Para aquel crío, el hecho de tener a una persona así delante era lo mas grande, y a estos son los que estos políticos de tres al cuarto les están privando de que puedan ver a sus ídolos en televisión. Y no es un crío venido de otro mundo, es uno más de los que el toro les llama la atención y prefieren su gorrilla campera y su muletilla de juguete antes que la pistola del chino.

Ahora muchos me dirán en comentarios que sus hijos no ven en la tele en horario infantil a criaturas muriéndose de hambre en África, ni verán llegar pateras llenas de inmigrantes que se ahogan en la orilla, ni jugarán en la play a juegos de guerra, ni entraran en paginillas no aptas en internet porque ellos son los mejores padres del mundo y no los dejan. Perfecto, pero señores políticos, aplíquense el cuento y dejen decidir a los padres si deben ver toros en la tele o no, pero dejen que la CULTURA de este país se pueda ver en una televisión pública al alcance de todos y no nos la nieguen por ñoñerias de unos cuantos. Que aquí en Andalucía, tenemos la gran suerte de poder ver toros en horario infantil y a ninguno se nos ha ido la pinza... todavía. Aunque esto no lo quiero decir muy alto a ver si se van a enterar los de ERC y nos van a quitar a el Enrique Romero y compañia tambien de la caja tonta. Mieo me da despues del 25 de marzo.

8 comentarios:

  1. Marín:
    Yo no entendía esa esperanza de la gente al pensar que ahora con estos iba a cambiar el panorama de los toros, pero como el soñar es gratis, de momento, nos echamos a soñar. Pero no, estos también cuidan por la "formación" de nuestros hijos. Pues que no se tomen tanto trabajo hombre, que de la de los míos ya se ocupan sus padres. Que intentamos enseñarles el respeto primero al semejante, luego a los seres vivos y a todo el planeta. Que la naturaleza es para escucharla, para verla, disfrutarla y no esquilmarla, que es mejor cagar en el campo que escupir un chicle al suelo. A ver si ya dejamos de confundir. El por favor seguido de un bofetón enseña más violencia que el cariño. ¿Qué pueden aprender los niños de unos padres que a todo lo más que llegan es a estar enganchados a teledesahogados viendo como se despelleja la gente? y por el contrario ¿qué pueden aprender unos niños al ver que sus mayores se pasan de boca a boca una pasión, un veneno que aman, sin el que no pueden vivir y que además está abierto para todo el que quiera acercarse? Pues que me lo aclaren.
    Ni los otros, ni estos, ni ninguno, como bien dices.
    Un abrazo y que preciosidad de foto. Eso no se aprende, se siente o no se siente.

    ResponderEliminar
  2. Enrique:
    Es que me da una rabia tremenda que engañen así a cuatro bobos. Que yo veo en Canal Sur casi todos los domingos toros, de mayor o menor calidad, es dicutible, pero los veo y no le pasa nada a nadie, ni se obliga por el cantrario a nadie a verlos.

    Lo que no entiendo es ese afán de prohibir en TVE los toros y despues ponerte en en la 2 jara y sedal con tios con rifles impresionantes matando Venaos y jabatos. Por cierto, muchos de los cabecillas de la ILP antitaurina de Barcelona van a estas monterias. Y tan respetable son las monterias como las corridas de toros.

    En fin Enrique, que esto es una batalla perdida, porque con estos chorizos de traje y corbata no hay quien pueda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Marín y Enrique, maestros; hace unos días lo comentaba personalmente en mi blog:
    Toros en T.V.E., la que dicen ser de todos, de todos menos de los aficionados a los Toros.
    Yo nunca me lo creí, y aún menos tal y como está el patio.
    No veo yo a este gobierno muy "torero", mas bien lo comparo, por aquello de hacer un paralelismo taurino; a don Tancredo o a un "dominguillo", por no hacerlo con un polichinela.
    Sabeis aquel dicho de que "Hay hombres grandes como mantas pero que abrigan menos que sábanas", pues eso.......
    Pues eso….. que al final lo que dije. En un país donde el bi-partidismo es la opción de gobierno....... el dicho es claro: "Ladrémonos, pero no nos mordamos".

    ResponderEliminar
  4. José:
    Es que no se que mania nos tienen a los aficionados a los toros. Se tendrian que pegar una vuelta por Linares o Baeza para ver lo que es cultura taurina.

    Todavia recuerdo a esos chavalines en el Tercio de Varas atentos a lo que allí se hablaba de toros. A estos son los que les estan quitando su derecho a ver tambien toros en la televisión pública.

    Un abrazo enorme José.

    ResponderEliminar
  5. Es que no nos enteramos maestro.Los Toros son violencia y a los menores de edad no se le pueden enseñar esas cosas. Es más progresista mostrar un pene de goma encima de una mesa en las escuelas y enseñarles como se pone un preservativo y abortar voluntariamente aunque no tenga la mayoría de edad. Claro que la suerte de algunos es que a mí ya me han pillado fuera de todo este juego político porque de lo contrario algún maestro se traga la goma entera.
    Menor de edad puede abortar, lo dice el gobierno.
    Menor de edad no puede ir a los toros, lo dice el gobierno.
    Los padres, algunos, pintan menos que "follatabiques en Madrid"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José:
      Es que ese es el asunto, que los padres son los que deberian decidir si sus hijos pueden ver toros en la tele o no. Pero a estos políticos se les llenan las bocas de prohibiciones y promesas que al final no cumplen cuando consiguen la poltrona.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Marín:
    Yo sinceramente soy de los que opina que una televisión estatal tendría que estar obligada a dar como mínimo 10 festejos al año.
    1º por ser televisión estatal
    2º porque los toros son el segundo espectáculo económico en España después del futbol
    3º por el derecho que tiene el ciudadano de disfrutar de un evento al igual que disfruta de otros tantos programas o espacios televisivos

    Esa es mi postura Marín, clara y contundente...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego:
      No te voy a decir mas. Ya has dado los tres puntos principales por los que deben de dar toros.

      Un saludo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.