Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

miércoles, 30 de mayo de 2012

GESTO DE SENSATEZ TORERA

Foto: las-ventas.com
Si de algo se le puede reprochar a un aficionado que paga religiosamente su entrada es de tirar una almohadilla a un profesional del toro. Feo gesto el de ayer de la afición de Madrid, y más cuando un torero en la plaza ha tenido la sensatez de reconocer que hace tiempo que no está y ha decidido poner punto y final a su carrera en el ruedo, como lo hacen los toreros y en la misma plaza que lo encumbró hace 18 años. Gesto de sensatez, tardío pero de sensatez. Estas cosas, en vez de tirar almohadillas y abuchear al final de el festejo, son más que nada para aplaudirlas, porque lo fácil hubiese sido retirarse en la habitación de un hotel. Chapó Maestro.

Para muchos ayer fue una sorpresa el que Julio se cortara la coleta al final del festejo. Para el que les suscribe no. Sorpresa hubiese sido que tras el paso por San Isidro de este año, un torero con vergüenza torera hubiese seguido engañándose a si mismo y a su profesión. Tras sus dos comparecencias, Aparicio solo ha sido una sombra muy efímera de aquel torero que empezó a deslumbrar al inicio de su carrera a mediados de los 90, y que aquel 18 de mayo de 1994 con un toro de Alcurrucen nos hizo soñar a todos aquellos que por aquel entonces teníamos a una muleta como "animal" de compañía diario.

Ayer mismo, antes de la corrida de toros, dejaba una entrada en la cual anunciaba "Peligro" por la vuelta a Madrid de Julio Aparicio. Nada más lejos de la realidad, y quizás no supe expresarme bien. Quizás no, seguro, porque mi intención no era la de anunciar el petardo, sino la de atisbar un rayo de esperanza en el toreo de clase de Julio. Pero incluso estando digno en su primero, los gestos del torero hacían presagiar que las musas habían firmado definitivamente la sentencia de divorcio con el torero madrileño para no volver jamás. Y como les dije ayer a Enrique y Diego, no me hubiese gustado mas que haber dicho "Diego donde dije Digo" (y que valga la redundancia), pero cuando la mente no está donde debería de estar lo mejor es ser sensato. Aun más cuando el toro es mal compañero de baile y no entiende de estados de ánimos.

Enhorabuena Maestro. Por nuestra parte lo mejor es no hacer mas leña del árbol caído y disfrutemos de aquella tarde de mayo en Madrid, que al fin y al cabo es la grandeza que tiene el toreo, de que las tardes de gloria si que perduran en el tiempo.


2 comentarios:

  1. Creo Marin que es la mejor decisión que ha podido tomar el Maestro Julio pues ami entender desde la grave cogida que este profesional sufrió nunca volvió a recuperarse animicamentey todos los humanos no somos iguales ante los derrotes que nos marca la vida.
    Creo que la decisión le honra pues podía haber tomado otro camino o deambular por esas plazas de Dios engañando al aficionado y a el mismo. Mal por el publico de Madrid. Un abrazo de alguien que te aprecia de corazón y que espera todos los días estas entradas tuyas

    ResponderEliminar
  2. Antonio:
    ¡Pero que buen aficionado que eres jodio! mira que eso mismo es lo que hablabamos anoche en el programa "Pasión por los toros" en radio Morata, que podia haber seguido montandose su propio chiringuito, pero que al final ha sido hasta honesto.
    Tambien hemos coincidido como tu en que a Julio lo quito de esto aquel jabonero de Juan Pedro en Madrid hace dos años. Desde entonces no ha vuelto a ser el mismo.

    Un saludo a todos. Haber si os dejais ver, que solo estamos a 20 Km. pichita.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.