Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

jueves, 11 de octubre de 2012

AQUI NO HA PASADO NADA

Foto: Javier Arroyo via Aplausos
Hace justo un año estabamos sin palabras, sin poder comentar nada de lo que en el aire taurino se respiraba aquellos malditos días. Una gran persona, un TORERO luchaba por una segunda oportunidad en la vida en Zaragoza.  "Marques", un toro de Ana Romero quiso calmar a un ciclón que nunca quiso dejar de ser ciclón. Un toro que aviso una y otra vez por ese pitón pero que tenía delante a un profesional de los pies a la cabeza que nunca quiso dejarse ganar la pelea por aquel cárdeno. Y se la ganó.

Un año después, Juan José Padilla regreso al escenario de la batalla, sin rencores, con mas verdad que entonces, dispuesto a demostrar al mundo que aqui no ha pasado nada, y dejando claro que aquel cárdeno no se llevó nada. Motivos tenia de sobra el de Jerez para haberse retirado, muchos mas que algunos que se retiran con muchísimo menos, pero su alma de TORERO no lo habia dejado desde el mismo día que se fué al hule en el coso de La Misericordia de Zaragoza.

Ayer el auténtico marques era Padilla, arropado por sus hijos y familia en el tendido, aquellos que solo pasaban por su cabeza ahora hace un año, dejo claro en el albero maño la auténtica verdad de la fiesta brava en este pais, una verdad que muchos fariseos quieren empañar con dimes y direces sin fundamento a cambio de un rato de protagonismo o un puñado de votos para no abandonar una poltrona hedionda desde hace mucho tiempo. A esos mismos que no miran mas allá de su ombligo, que no huelen mas allá de lo que da su trasero, que se miren en el espejo de Juan José Padilla cuando quieran encontrar la sinceridad con uno mismo, la superación de la persona, y de como ganar batallas a base de VERDAD y de no engañar a nadie. Y lo mas importante... de no engañarse uno mismo.

GRACIAS TORERO.

Foto: Javier Arroyo via Aplausos

2 comentarios:

  1. Marín:
    Aquí llega el tardón, pero es que llevas un ritmo... Parece mentira que tengamos a Padilla vestido de luces. Incluso muchas más tardes de las que yo pensaba, y con un rendimiento impensable hace un año. Una vez más, el mundo del toro ofrece un buen ejemplo de sufrimiento y superación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Pues nos guste mas o menos su tauromaquia, la verdad es que es una alegría volver a ver a Padilla de esta manera en el escenario de la batalla.

      La verdad es que ya te estaba empezando a echar de menos, pero que no te preocupes que sabes que a algunos no le pongo falta.

      Un abrazo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.