Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 9 de octubre de 2012

DE SANTURCE A TARIFA

Foto: Juan Pelegrin (Blog de Manon)
Dos de las retiradas de este año, una esperada y anunciada, la del Fundi,  y la otra "inesperada", la de Cayetano Rivera, dos carreras totalmente diferentes basadas en conceptos y verdades tan distantes como Santurce y Tarifa.

El de Fuenlabrada quizás no ha sido torero de masas por su concepto y formas. Quizás haga falta algo mas en el toreo para marcar un antes y un después de el Fundi, pero lo que nadie puede negarle a José Pedro Prados "El Fundi" es la verdad y sinceridad durante toda su carrera como matador de toros. Una carrera marcada por la dureza de las corridas de toros que ha matado temporada tras temporada desde sus inicios, sin hacer ningún tipo de ascos a ningún encaste ni hierro. Ya quisieran mas de uno de los que ahora se autodenominan "figuras del toreo" haber matado en toda su vida lo que el Fundi ha matado en una sola temporada.

Lo que sorprende es su sinceridad. Ayer escuchaba la entrevista por parte de Pepe Plaza y Juan José Benitez en el programa "El Paseillo" de Hispanidad Radio, donde el mismo torero reconocía que el no haber alcanzado cotas mas altas por su propia falta de ambición en algunos casos y sus carencias en otras. No se esconde tampoco cuando comenta que su mejor época como torero fue a partir de la temporada 2005, donde abandona un poco (que no del todo) el circuito de corridas denominas "duras" y empieza a matar corridas de toros mas comerciales, pero que esa racha se frena en seco en el año 2009 tras la caída del caballo, y a las que siguieron percances bastante importantes como el sufrido en San Sebastián ese mismo año.

Sin lugar a dudas, el próximo día 14 de Octubre en Palos de la Frontera (Huelva), y en un marco incomparable como es la corrida de toros Pinzoniana, hará el paseillo por última vez José Pedro Prados "El Fundi", torero del gusto de pocos pero del respeto de todo aficionado. Hasta pronto maestro.

Por otro lado, otro que se va de los ruedos es Cayetano Rivera Ordoñez. Casi nada lo que lleva el muchacho por detrás del nombre. Un caso mas que claro de lo que da el llevar unos apellidos de tanto peso en esta bendita profesión. Nadie puede obviar que desde la mañana en que se levantó con los cables cruzados y decidió ser torero, todo han sido alfombras rojas y camino de rosas para que Cayetano llegase a la meta. Otra cosa era el mantenerse. Al final siempre sale el de los rizos en la frente y pone a to kiski en su sitio.
 
La compañias no han sido buenas compañeras de viaje de Cayetano desde el principio. Con un comienzo casi inexistente como becerrista, la carrera de novillero se limitó a reunir las novilladas necesarias con caballos para poder coger la alternativa. Despues de ver la carrera de el menor de los Rivera Ordoñez, creo que el capricho y el objetivo estaban puestos en una alternativa en la goyesca de Ronda vestido de Armani. A partir de ahí, creo que no ha tenido ni la afición, ni las ganas de ser nada mas en el mundo del toro, o por lo menos es la sensación que me ha dejado. Desde aquella goyesca, la carrera de Cayetano ha estado cogida con pinzas, sin entrar en las principales ferias y matando corridas de toros sin exigencias en plazas de segunda y tercera, y con un concepto del toreo que nunca llego a calar en el aficionado y muy por debajo de cualquier matador de toros que lleva años sin ver un pitón. Destacarle solo la tarde de la confirmación de alternativa en Madrid, donde por lo menos no se dejo ganar la pelea en quites y sin salirse de su linea habitual, fue de lo mejor que se le ha visto, un escaso bagaje para descender de toda una dinastia de auténticos figurones del toreo.
 
Es una opinión muy personal, pero creo que es lo mas sensato que ha podido hacer. Le han hechado mano los toros, todas ellas de muy mala manera y por la falta de oficio y ambición. Una retirada a tiempo puede ser una gran victoria. Si esto le sirve para reflexionar y volver algún dia para mostrar el torero que lleva dentro y que ninguno hemos visto, bienvenido sea. Y si la retirada es de forma definitiva, pues que aproveche las pasarelas que le ha puesto la vida por delante, que es otra forma mas que digna de ganarse la vida.

Dos despedidas de dos toreros, cada uno con sinos muy diferentes, pero con el debido respeto a cada uno de ellos por jugarse la vida en el ruedo delante de un toro de una u otra forma, pero al fin y al cabo jugandose la vida. Mucha suerte a los dos.

4 comentarios:

  1. MARIN:

    De nuevo me paso por aquí y me vuelves a sorprender. Me ha encantado la entrada y llevas mucha razón en todo lo que dices. Estoy de acuerdo en todo, la diferencia de un torero a otro, la sinceridad, el esfuerzo, la capacidad de superación, las ganaderías que mataba el Fundi, y la vergüenza de carrera de Cayetano. Yo creo que muchos aficionados pensamos igual que tu.

    Un saludo desde "el secreto de la bravura" amigo MARIN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto:
      Creo que en este caso habrá poca gente en desacuerdo. Siempre hay que tener un respeto máximo por todo el que se viste de luces ya que se juegan la vida, pero unos mas que otros.

      Un saludo y gracias por la visita.

      Eliminar
  2. Marín:
    Ya sabes mi opinión sobre el Fundi, aunque creo que nunca hemos hablado de Cayetano, qué cosas, igual es porque tú y yo solo hablamos de toros y no del "Sálvame"; todavía estamos a tiempo, ¿no? Pero a lo que iba es que uno ha hecho una carrera como el ciclista que sube esos puertos tan empinados del Tour o la Vuelta, y que además de no poder optar al maillot de líder, tiene que preocuparse de ir repartiendo bidones de agua a los compañeros. El otro simplemente montó un negocio de variedades para pasear su espectáculo por las plazas más glamourosas y cariñosas del mundo, sin preocuparse si restaba dignidad a la Fiesta o no. Menos mal que sea como sea, al otro lado de la balanza siempre hay toreros como El Fundi, que aprietan los dientes para inclinar el fiel hacia el lado de lo auténtico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Como dices, uno es aquel que no podía optar nunca al maillot de líder, pero que era el primero que subía los puertos... y además lastrado. El otro, simplemente no subía los puertos de montaña, sus etapas eran en llano o en bajada y ademas las hacia con motocicleta de alta cilindrada. Cosas de la vida.

      Un abrazo Enrique.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.