Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 20 de mayo de 2013

DECEPCIÓN GANADERA Y TORERA

Vaya por delante mi respeto a Alejandro Talavante por echar  la pata pa´lante a la hora de matar una de Victorino en las Ventas en pleno San Isidro. Esto es lo que muchos hemos pedido siempre y que muchos otros toreros del grupo especial deberían tomar nota durante la temporada. Otra cosa es el resultado y las actitudes durante y después del festejo, que seguramente han cambiado mucho mi forma de ver al torero extremeño.

Un festejo al que se le dio el bombo que se merecía, por momentos excesivo a mi forma de ver, con spot de televisión incluido como cual estreno mundial cinematográfico al mas puro estilo George Lucas en una entrega mas de Stars Wars. Gente de todos el orbe taurino, los reventas que hacen su agosto, y todo cogido con mimbres para un festejo que nació muerto desde el mismo momento del paseillo por parte de un torero sin ganas de serlo. Bien es cierto que la de Victorino no ayudó en nada, descastada y por momentos mansa, pero que tampoco fue la "bobona" que esta acostumbrado a matar Talavante por esas plazas de España y América  Cualquier ganadería puede tener una o dos temporadas de bajón; Sementales que se mueren, otros nuevos que no ligan, problemas de alimentación, pero cuando ese bajón dura muchos años la cosa es para preocuparse. Máxime cuando las figuras empiezan a demandarla, y no digamos ya para una encerrona. Es el síntoma claro de que aquello no es lo que era, y por ese camino deambula el bueno de Victorino, al que muchos echamos de menos aquellos toros de Albaserrada cornipasos, degolladitos y cariavacados que te ofrecían la bipolaridad de querer comerse la muleta por abajo o ser el mismo Barrabás reencarnado en bovino.

La impresión que daba Alejandro Talavante sobre el ruedo Venteño era la de que con el no iba la cosa. Podido por algunos toros por falta de lidia, Talavante nunca tuvo un plan B, un plan que no era otro que el del sometimiento del manso, de poderle aunque aquello no permitiese la compostura y el estilismo que demanda la Tauromaquia 2.0 (dixit Enrique Martín). Pero tampoco se le puede pedir mas un torero que nunca ha necesitado ejercer esta lidia mandona y dominante, ni que tampoco ha tenido nadie al lado que se lo haga saber. Estuvo ausente en todo momento de la lidia en los primeros tercios, obvio por completo el tercio de varas, y los que lidiaron estuvieron sencillamente horribles. Eso si, tengo que sacar de ahí a José Antonio Carretero, que dejo los dos mejores pares de la tarde y estuvo enorme en la lídia del último.
Pero el peor síntoma de todo aquello es que Talavante nunca quiso remontar aquello. Algunos naturales mandones y muy rematados atrás en el tercero, precisamente el "tontón" que mas se dejo, pero poco mas. 

La decepción personal con este torero fue justo al final del festejo, cuando David Casas (el del plus) le pregunto por el resultado final de la tarde a lo que el maestro respondió con un simple "lo de siempre, una tarde mas en Madrid, como otras... en blanco". Un torero que afronta un tarde como esta, de tanta responsabilidad, con la intención de confirmarse como figura del toreo y dar un golpe en la mesa no puede irse de la plaza con esta actitud. Debe de pensar que todos no van a ser aquel "Cervato" del Ventorrillo y que por lo menos, aunque salgas andando, el que está en el tendido debe pensar que te arrastran por el suelo, y que has quedado por encima de los toros. Me decía un torero de Huelva, Pepe "Pirfo" banderillero de Antonio Borrero "Chamaco", y que después me repetía mucho su hijo Paco, director de la escuela taurina de Huelva en sus inicios, que "para ser figura del toreo se tienen que reunir muchas cualidades, y en el momento que te falta una ya no lo eres" . Vaya si tenían razón. Y la ambición y la vergüenza torera son algunas de esas cualidades. Pues a Talavante le faltaron las dos.


Por cierto, muy mal los que despidieron al torero con almohadillas. A los que se juegan la vida hay que tenerles un mínimo de respeto. Pero para terminar me quiero quedar con las palabras de Franmartín, un gran aficionado sevillano y ejemplo para muchos aspirantes como yo, y que las he extraído sin su permiso del comentario dejado en el blog de Enrique Martín (toros gradas seis). Espero que me perdonen tanto Fran como Enrique. "Esperemos de que Talavante por lo menos extraiga conclusiones positivas de la "gesta" ,tales como que la Tauromaquia se sustenta en el Toro,en poderle al Toro,en someter al Toro,en lidiar al Toro,en crear arte con el Toro,en saber matar al Toro,aunque luego,a lo mejor,no se corte ninguna oreja".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.