Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 3 de diciembre de 2013

JAVIER BUENDIA, EL ARTE A CABALLO

El pasado mes de junio,se celebro en el sur de Francia, concretamente en MEJADES, una corrida de rejones en la finca de PAUL RICARD, en donde en esta ocasión, se le rindió un calurosísimo homenaje al rejoneador: D. JAVIER BUENDIA, que durante dos días deleito junto con su equipo, en las labores de doma vaquera,y derribo con garrocha. Un espectáculo en el que el publico francés, se volcó para dicho acto.

Fotos: Melchor Rodriguez.



























8 comentarios:

  1. Buenas tardes señor Marin. yo , ignorante del tema, le hago un par de preguntas, y si usted tiene a bien responder, pues se lo agradecere. ¿ vale para algo el acoso y derribo? por que suelo ver ganaderias que lo efectuan a las que les sale un monton de toros mansos de bemoles , y luego la ultima¿ lo hacen en casa de Cuadri?. Las fotos muy buenas y bien hechas.
    Un saludo señor Marin.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaparra:
      Para ti siempre habrá una respuesta. El acoso y derribo, aparte de convertirse en una competición perfectamente reglada, deriva de la propia tarea de campo como es el tentadero a campo abierto. Sobre todo es frecuente verlos de machos. Sirve para ver el ganadero las posibles y futuras intenciones de los novillos y así decicir si "quema" alguno para dejarlo de semental, o en función de su comportamiento dejarlo para tal o cual plaza. Los que se dejan para la lidia, evidentemente no han visto ni capote ni muleta y luego saldrán como Dios quiera.

      El animal, al tener campo libre, no suele quedarse en el caballo así por la buenas. Para eso sirve el acoso y derribo, para provocar a el animal durante un par de caídas y así encelarlo en el caballo y dejarlo en suerte al picador en medio de la dehesa.

      Es curioso Kaparra, pero en las ganaderías en las que se tientan los machos a campo abierto, luego en la plaza, yo por lo menos, les noto a los animales que se lo piensan mucho en el caballo, aunque no siempre es así. En casa de Cuadri no se hace el acoso y derribo. Es mas, ni se tientan los machos siquiera en la plaza. Aquí los echan directamente a las vacas teniendo en cuenta su morfología y el comportamiento de sus hermanos y hermanas en la plaza. Lo que se viene llamando "echarlo a las vacas por reata".

      Espero que te haya servido la explicación de algo Kaparra y espero también haberme expresado correctamente. Las fotos, pues geniales, como todo lo que hace el amigo Melchor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muchas gracias señor Marin, por todo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A usted señor Kaparra, no tiene porque darlas y ya sabes que para mi es un placer.

      Eliminar
  3. Marín:
    Hay que ver cómo anda don Joaquín, si lo que no me explico es como no está dando guerra a los otros rejoneadores. Con aquel toreo más serio, más sobrio y con más verdad que lo que se torea ahora. Sí es verdad que ya al final tuvo tardes un tanto desafortunadas, pero las maneras eran otras a las de esos caballazos, esas piruetas lejos del toro, aunque en su momento se le censuraba esto de vez en cuando, pero nada tiene que ver con estos ejercicios atlético- hípicos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      La verdad es que con Javier Buendia fue con el que me empece a aficionar a los rejones. Su estilo era muy diferente de lo que en aquel entonces había. Era lo mas campero que se podía ver en una plaza de toros, con esas jacas cruzadas. El rejoneo desde aquel entonces a cambiado a mejor en algunos aspectos y a peor en otros. Ahora se deja llegar mas al toro a los caballos, se cita mas de frente, se hace todo con mas temple pero se abusa mucho del espectáculo de la doma para provocar al público, escapándose eso de lo que es en realidad el rejoneo.

      Un abrazo Enrique.

      Eliminar
    2. Marín:
      Se deja llegar más al toro, pero dejando que les toquen demasiado el caballo, para mí abusan mucho de eso y no es un toreo limpio. Vale que se despunten los pitones para no dañar a los caballos, pero no creo que se pueda convertir en vicio y abuso esta ventaja.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Enrique:
      Te puedo asegurar que no hay un tio en el mundo que sufra mas que yo cuando un toro toca a un caballo, o para que te voy a contar si lo veo en el suelo a merced del toro. Pero como en el toreo a pie, las cercanías y la emoción es lo que da sentido a todo esto. Cuando hablo de esto, no estoy queriendo decir que se tenga que meter al caballo en terrenos del toro.

      Otra cosa es que muchos se dejen tocar los caballos a conciencia, que los conozco. Esa es la decadencia del rejoneo, que hasta los que no entienden mucho de esto se van dando cuenta. Como bien dices, esas ventajas no son nada buenas para el arte del rejoneo.

      Un abrazo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.