Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

miércoles, 21 de mayo de 2014

PARA TODOS AQUELLOS QUE DUDAN

Hace poco, en un hilo de estos de Facebook, comentaba a joven aficionado (Que mas da su nombre), que el respeto no se le puede perder JAMÁS a nadie que se ponga delante de un toro. Pero ya no solo delante de un toro, sino delante de cualquier becerra. No fue una discusión ni mucho menos, fue un intercambio de pareceres, al cual se unió otro grandísimo aficionado, y en el cual al final coincidimos todos en que cada vez que una persona se enfrenta a un toro, se enfrenta sin tapujos a la señora vestida de negro guadaña en mano.

En estos últimos tiempos, los taurinos, y especialmente el colectivo de toreros, estamos y están siendo atacados brutalmente por muchos que se consideran animalistas o anti todo. No es difícil entrar en internet y buscar en la red todo tipo de insultos y vejaciones ante personas que acudimos libremente a un espectáculo perfectamente lícito y regulado. Esto ni tiene justificación ni sentido, pero aun menos cuando estos insultos van dirigidos a personas que se juegan la vida tarde tras tarde en un ruedo de cualquier plaza de toros en cualquier lugar remoto de este mundo. Ahora parece que desde el trágico asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, el Sr. Ministro del Interior se ha propuesto perseguir a todo aquel que haga apología del terrorismo en la red. Enhorabuena por tal decisión Sr. Ministro, pero con los taurinos y los toreros llevan siglos haciéndolo y usted hasta ahora se ha estado tocando los bemoles. Persiga usted y condene, pero para todos por igual.

Los últimos días han sido muy tristes y duros para la tauromaquia. En México han caído dos de los nuestros, dos toreros jóvenes. Dos pasiones y dos ilusiones toreras que ha venido a demostrar a todos aquellos que dudaban de la VERDAD de una profesión que aquí se muere de verdad. Que no hay mas verdad que la de un toro y un torero que defiende su vida sobre el tapete del albero. Eduardo del Villar, forcado mexicano de 26 años, se dejaba la vida en los pitones de un toro durante una pega en el estado de Campeche. Y hoy mismo otro novillero de 24 años también mexicano, Luis Miguel Farfán, también perdía la vida cuando un novillo lo heria mortalmente en la plaza de Maní. Esta tarde en Madrid hemos pasado una de esas tardes de tensión a las que, afortunadamente, estamos muy poco acostumbrados. Tres toreros durante la lidia de dos toros al hule. La cogida de David Mora son de esas de las que te dan ganas de apagar la televisión, tabaco del gordo de los que te hacen replantearte muchas cosas. Antonio Nazaré también pasaba a la enfermería con los ligamentos rotos, y Jimenez Fortes  tenía que dar la tarde por finalizada con dos cornadas también de consideración. Esta es la grandeza de la fiesta, donde la sangre con la que riegan los toreros las plazas es de verdad y no como el ketchup que se rocían por encima cuatro soplagaitas a las puertas de muchas plazas de toros para protestar por un absurdo.

Desde aquí quería mandar un abrazo tanto a las familias de Eduardo del Villar y Luis Miguel Farfán como a toda la afición mexicana en estos difíciles y duros momentos. Y desear una pronta recuperación a David Mora, Antonio Nazaré y Saul Jimenez Fortes así como todos los toreros heridos en estos momentos. Para todos aquellos que dudan, tando dentro como fuera de la fiesta, NO HAY MAS VERDAD QUE LA SANGRE DERRAMADA POR UN TORO Y UN TORERO FRENTE A FRENTE.


2 comentarios:

  1. Marín:
    Un abrazo muy fuerte y mi enhorabuena por algo que parece muy fácil, pero a la vista de los comentarios que hay por ahí, no lo debe ser y no es otra cosa que saber dónde apuntar; no a los aficionados que exigen, que a veces lo hacen precisamente para evitar estas cosas, sino a los que se creen que esto es una parodia y que el toro es un peluche indefenso. Olé para un muy buen aficionado a los toros y del que muchos aprendemos cada día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Jamás apuntaría a un aficionado que exige. Faltaría mas. El que paga tiene derecho a exigir por una fiesta digna y sería, y seguro que todos esos que dicen que exigen (o exigimos) no le molan para nada este tipo de situaciones, que caigan toreros en los ruedos o que se tenga que suspender una corrida porque los tres toreros estén en el hule. Al contrarío, como bien dices todo lo que se exige es para que no pase esto.

      Ayer me resultó muy duro ver a David Mora en manos del destino delante de ese toro. Y son cogidas de las que te hacen pensar mucho y replantearte muchas cosas como el de tirar la toalla definitivamente con esto del toro. Pero al día siguiente te das cuenta que no puedes pasar sin este veneno.

      Gracias por estar ahí Enrique. Un abrazo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.