Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 5 de agosto de 2014

"YO AL TENIS NO VOY PORQUE NO ENTIENDO"

Dos buenas tandas de David de Miranda en su primero
Pensaba (y pienso) seguir en mis trece de no comentar nada de lo que acontezca en un espectáculo taurino. Ya me he cansado de decir por activa y por pasiva que no soy periodista, que no cobro por ello y que uno ya está muy harto de que los toristas me llamen torerista y que los toreristas me llamen torista. Pero es que intentar contar lo del día de hoy en Huelva se lo debo a una señora de Murcia y tras ver el bochornoso espectáculo de hoy (en casi todos los aspectos) en la plaza de toros de la Merced, si me muerdo la lengua me enveneno.

La verdad es que a medida que iba transcurriendo la novillada e iban saliendo mansos al ruedo, me preguntaba como titularía la entrada. Que si "infumable novillada de Cayetano Muñoz", que "si tres héroes en la Merced", que si tal que si cual. Pero ha sido un señor sentado a mi lado, de alrededor de unos ochenta años, de esos aficionados a los toros que hablan poco pero que cuando lo hacen sentencian, el que en el quinto novillo de la tarde me ha dado este titulo a la entrada. Pero a medida que lleguemos a ese punto, muchos se irán dando cuenta de porque esa frase describe mucho de lo que ha pasado hoy.

Lo de Cayetano Muñoz ha sido simplemente eso, infumable. Bien presentada para una plaza como Huelva, pero que se dejaron allá por tierras de Badajoz la casta. Mansos todos sin excepción, descastados, rajados de salida, y el que medio aguantaba en la segunda tanda se paraban como marmolillos sin querer tirar pa´lante. El "culmen" de la tarde la pone el quinto, un manso de esos que hacía tiempo que no veía en un ruedo de estos mundos de Dios. El típico marrajo de banderillas negras. No se dejo dar ni un solo capotazo, no se dejo picar yendo de caballo a caballo y porque se los encontraba en el camino. En banderillas puso en aprieto al mas pintao y en la muleta tuvo la suerte de tener delante a un David de Miranda que quiso, incluso, pegarle alguno quedándose quieto...nos ha jodio!!!. Lo que no es normal es lo que se lió en las gradas, pero ahora iremos con eso.

"Mecherito"...ni pa hamburguesas
De los toreros...pues de todo, como en los mercadillos. Sinceramente, con toreros con tan poco recorrido, bastante tenían los críos con estar ahí aguantando trallazo por aquí y por allí. Lama de Gongora aguanto lo que pudo con el primer "regalo" de la tarde y en el segundo, que se dejó un poco mas estuvo aseado. David de Miranda en su primero logró cortarle una oreja a su primero. En su segundo, el mencionado buey de carreta que hizo quinto, lo llegó hasta a intentar e incluso le sirvió de entrenamiento para la Maratón de Nueva York del año que viene, porque lo que corrió detrás del novillo y al aguantarle un arreón de punta a punta de la plaza, le va a venir de maravillas a mi paisano para hacer una marca mas que aceptable. Este era de pasar miedo de verdad, de los que te echaban mano en uno de esos arreones y eran capaces de pegarte hasta bocados en el suelo. Menos mal que le consiguió meter media espada en uno de los cruces que tuvo con aquello y lo consiguió tumbar que sino todavía esta el bueno de David corriendo detrás del cherolés. Y en su tercero, si si, tercero, porque la empresa decidió echar al ruedo al primero sobrero, y gracias a Lama de Gongora (que por reglamento, para los que lo desconozcan, le pertenecía a el lidiarlo, lo cedió a David), se lo dejó crudito en el caballo y el mansito complicó mas de la cuenta la labor del torero. De los tres, el que mejor sabor de boca dejó con lo poco que tenía ha sido el peruano Andrés Roca Rey, un torero que puede comer de esto. Conocedor de los terrenos, con valor, con temple y sabiendo lo que quiere. Me ha gustado el torero la verdad. Eso si, para los tres sin excepción de ninguno: todo en el toro no es sota, caballo y rey. Hasta los mansos tienen SU LIDIA, y de esto han carecido los tres. Los trofeos de hoy han sido mas que nunca DESPOJOS.  No sé que pensaran los toreros, pero nunca me gustó engañar a nadie, e incluso la puerta grande de David de Miranda lo vamos a dejar en una simple anécdota. Eso si, que nadie se quede con mi opinión por que de esto, como de otras muchas cosas, ni papa.

Los aficionados a los toros se pueden contar con los dedos de una mano, e incluso si me apuras, como decía Jesulín, caben en un autobús. Lo demás es público que asiste a los toros. Yo, sin duda alguna, me incluyo en el segundo lote con aspiraciones a llegar algún día a ocupar plaza en la gua-gua del de Ubrique. Nos situamos en la mala pécora del quinto, "Mecherito", con el 111 en los costillares y 430 kilos de mansedumbre podrida en lo alto, y que tuvo la "dignidad" incluso de tener un torero delante que se quisiera parar con el y pegarle muletazos como a un bravo. Ni pa hamburguesas. Un novillo que sale con un trote cansino, que huye de los capotes de los banderilleros en los burladeros para cerrarlo, que llega al capote de David de Miranda y se le para a un metro sin intenciones de arrancarse. Vamos que si mi paisano le saca una baraja de cartas se echan una partidita a la brisca. En ese momento empieza toda una plaza como la de Huelva a pedirle al señor presidente que ¡¡se devuelva el novillo!!. Pa ir a mear y no echar ni gota. Ya ni cuento como se puso aquello en el tercio de varas, banderillas y en la muleta. Lo que no es consentido es que ante el EXCEPCIONAL CUMPLIMIENTO DEL REGLAMENTO por parte del presidente, que a ver si nos enteramos que NO SE PUEDE ECHAR PARA ATRÁS UN TORO POR MANSO, mucha gente empiece a insultar a un señor que simplemente está cumpliendo con su obligación. Y ahí fue cuando mi vecino de asiento me dio el titular de la entrada. Cada uno es libre de asistir a un espectáculo de cualquier tipo, que no voy a ser yo quien lo critique, pero es que no me imagino yo el que le hagan a Cristiano o a Messi una falta en medio del campo y todo un estadio insulte a el señor colegiado por no pitar penalti. Hablo por una afición de la cual me siento parte, que lo mismo insulta a un presidente por no devolver a un manso de carretas que aplaude a el Juli por salir antirreglamentariamente por la puerta grande tras cortar solo dos orejas en un mano a mano con Manzanares el año pasado.

Los areneros haciendo un trabajo que no es el suyo
Y para acabar de rematar la tarde, el espectaculito de los gallos en el ruedo. A alguien se le ha ocurrido el acudir todas las tardes de colombinas con varios gallos para echarlos al ruedo a los matadores y claro, luego se llevan los pobres animales acojonados corriendo en el ruedo con tres banderilleros detrás y siete areneros sin poder echarles mano. Al final los banderilleros lo dejan por imposible y se quedan los areneros que no tienen mas remedio que liarse a palos con el animal, rastrillos en mano si no quieren que aquello dure hasta noche vieja. Ya podría la empresa evitar este tipo de necedades impidiendo la entrada al graciosillo de turno que se viene con los pollos de casa, que hasta los enanitos del bombero torero eran menos cómicos que este tipo de cosas (aparte de pequeños grandes toreros con todo el cariño del mundo). Con lo a gustito que estarían los pobres gallos en el corral con el buche lleno de trigo.

Y así hemos echado la tarde fuera, entre el valor de tres toreros, David de Miranda corriendo detrás de un manso de libro y los areneros corriendo detrás de un pollo americano. El año que viene mas de Cayetano Muñoz, mas insultos al presidente y mas gallos en el ruedo. De lo último no me cabe la menor duda.

P.D.- Mañana, si recupero la moral, prometo dejar la galería fotográfica. Perdonen la chapa a quien lea y se sienta ofendido, pero como ya he dicho, si no lo digo, me muerdo la lengua y me enveneno. 

"Mecherito" tuvo la "dignidad" de que David lo quisiera lidiar como a un manso...

...y torear como a un bravo...que se dice pronto.

4 comentarios:

  1. Buenas tardes señor Marin. yo ,he visto el video el el burladero y al leer no se que de algo raro en esta feria, he venido de cabeza a donde usted ( siempre ) para poder enterarme realmente de la pelicula. Por que me parece usted totalmente creible y capaz de hacer imaginar con su escrito lo que pudo ocurrir, y punto.
    un saludo
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaparra:
      Los tres toreros estuvieron dignos para lo que tenían delante. En algunos casos diría yo que demasiado dignos. Y si en lo artístico me preguntas te diría que este tipo de novilladas les sirve mas que otras porque se dan cuenta de que todo lo que sale por la puerta de chiqueros no es un carretón que viene y va y que todos necesitan una lidia. Que todo en su carrera no va a ser dar pases y pases y cortar orejas.
      Lo que me parece penoso es la poca educación taurina de la gente que asiste al tendido de una plaza de toros. Gracias por la visita una vez mas Kaparra. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Marín:
    Como uno ya tiene una edad, no recuerda lo que puso en su primer comentario fallido. Te echas las manos a la cabeza de lo que hace el público de tu Merced; pues tranquilo, porque si se tratara de difundir la sabiduría, tardaríamos siglos y no lo conseguiríamos, pero chico, la necedad se esparce que es un gusto. Habrá que intentar entender a esa gente que no soporta un manso en la plaza. Imagínate, por una tontería del señor presidente, van y se pierden una oportunidad de pedir orejas. Habrá que decirles que con los mansos también se pueden cortar despojos y además con mucho más mérito. Pero claro,eso de pegar pases es cuestión de contabilidad y lo de torear es cuestión de torería y está visto que Dios no ha llamado a todo el mundo por el camino de aficionarse al toreo. Esto no debería influirle a los chavales, pues ellos están en la plaza y los otros están en los tendidos, pero sí que les influye, vaya que sí y de que manera. Unos se desorientarán y otros se pensarán que se ha cometido con ellos una gran injusticia por no quitarles el manso del medio. Quizá si hubiera alguien a su lado que les hiciera ver las cosas como son, hasta este chasco les podría venir bien y aprender para tardes venideras.
    Uno ve a esos novilleros que vienen a mi pueblo y siente pena y vergüenza, porque de toros no saben, a veces ni coger los trastos, pero lo de la soberbia lo bordan. Les preocupa todo, menos lo que pasa con el toro. Y si de repente tenemos uno que parece que quiere saber y que quiere ser torero, pues habrá que mimarlo y tratarlo con cariño. Dirás que me he dado un golpe en la cabeza, pero no, no te me embales. Te explicaré lo que yo entiendo como tal, el que haya alguien que le quiera tanto y le aprecie y que sea capaz de decirle lo que ha pasado de verdad, que se preocupe de seguirle y que esté dispuesto a seguir dicéndole las cosas. Y si el chaval merece la pena, no solo escuchará esas opiniones, sino que las valorará y las pedirá, porque ese es el camino del triunfo. Esperemos que el triguereño siga apreciando y aguantando los pareceres que van más allá del "Bien torero, bien", porque de esos no tendrá muchos. En cambio de estos últimos tendrá toneladas. Pero la mayor diferencia es el resultado. Unos te ayudan a progresar y los otros a quedarte solo. Ya sé que todo esto lo sabes tú de sobra, que para no saber ni papa del toro, te explicas de p... madre, pero lo que sí quiero que sepas es que algunos pensamos como tú, que te apoyamos en esa actitud de mantenerte firme en tu honestidad y que te agradecemos ese esfuerzo que no lo haces por otra cosa que por afición, desmesurada, y por amistad. Un abrazo amigo Marín, mi amigo torero, y muchas gracias por estas lecciones de torería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Ya ves, me bajo del coche después de cruzarme toda España dos veces y estaba loco por leer tu comentario. Creo que las cosas deben hacerse así. A mi no me sirve decir que tal o cual novillero ha estado enorme cuando en realidad no ha estado así, y si es en el caso de David menos aún porque le tengo muchísimo aprecio al conocerlo personalmente. Y en el caso de Huelva no lo digo por el torero, que para mi estuvieron los tres dignamente, sino por el conjunto, porque no tuvieron delante nada mas que mansedumbre. En el caso de David ya fue el colmo del despropósito. Pero es que un manso como este de Huelva, le puede salir un día en cualquier plaza importante y en esos momentos hay que saber estar, tanto el como su cuadrilla, que a esos también se les cortan las orejas.

      Yo no quiero que David de Miranda, mi torero, sea una figura del toreo. QUIERO QUE SEA EL MEJOR, y para eso si tengo que decir lo que veo lo digo y punto. Cuando consiga ser el mejor me podrá dar con todo en la cara, y yo que me alegraré, que para eso se le dice. En las dos semanas que he estado fuera, en dos festejos, se ha entretenido en cortar siete orejas. Bueno, pues esto es lo que hay, torero pa el rato Enrique. El sabe lo que quiere, es honesto consigo mismo y por consiguiente con el toro y el aficionado. No se esconde nada ni se tapa, entre otras cosas porque no sabe taparse, y sobre todo es todo humildad (que no todo el mundo lo puede decir). El dia 10 de septiembre lo vas a tener en Arganda del Rey. Si puedes acercarte, lo ves y luego me cuentas.

      Un abrazo y gracias por la parte que me corresponde amigo Enrique. Siempre es bueno saber que uno no esta solo en la forma de ver esto.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.