Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

viernes, 19 de septiembre de 2014

LO CONSEGUISTE GALANTE!!!!



Sssshhhhhh...Silencio!. Galante, el caballo de mi amigo está a punto de entrar en la marisma. Aquel potro tordo rodao, español con sus papeles debajo del brazo, del hierro de Eduardo Portillo y bello como el mismo, está a punto de conseguir el sueño de su vida: Ser un caballo marismeño.

Me he llevado toda la primavera y el verano viéndolo a diario, allí en el cercado de enfrente ya en fase blanca por el paso del tiempo y acompañado por una yegua de su mismo pelo. ¡Galante!...y allá que venía el tío con su relincho a acercarse a la alambrada para corresponder al saludo. El día que deje de verlo sabía que se había ido a cumplir su sueño. Vuelvo a cerrar los ojos para verlo... Sssshhhh...Silencio! ya está ahí, tocando los juncos y el agua con las manos. Por fin esta retozando en la marisma. El agua salpica y el barro le llega hasta la barriga. Vaya espectáculo!!! Galante vuelve a estar feliz!!!.

De repente un silbido que se extiende por este paraje inigualable interrumpe este bello momento. Viene de la otra orilla de la marisma. Allí puedo distinguir dos siluetas. Una de ellas es la de un gran hombre curtido en mil batallas, que sostiene de reata a otros dos tordos cruzados y un par de mulas. A uno de los tordos los conozco a la perfección. Pasé con el muchos días y su relincho a modo de saludo me es inconfundible. Esta en buenas manos. La otra figura es la de un chaval con gorrilla campera y polainas que se adentra en la marisma con un cabezón en la mano. Galante se para de repente y se engalla mirando a ese chaval que se le acerca. ¡Lo ha conocido! y la reacción del caballo es increíble. Trota erguido, majestuoso, con el macho en alto y con resoplido eufórico haciendo que el chapoteo del agua sea la mas bella sinfonía en busca de su dueño. El encuentro es lo mas maravilloso del mundo, los parpados de Galante se vuelven a levantar después de que llevasen catorce años marcando una tristeza difícil de explicar, y el momento que yo llevaba años esperando volver a ver por fin se produce. Al colocarle el cabezón, Galante se ha vuelto a levantar de manos exultante de alegría, majestuoso en medio de la marisma...sabiendo que lo ha conseguido: Ya eres un caballo marismeño Galante.
Antes de volver a abrir los ojos, mi amigo ha vuelto a llegar a la otra orilla con Galante donde aquel señor los espera. Antes de irse se me han vuelto todos, se han quitado la gorrilla campera y con la mano se han despedido. No es un adiós, es un hasta luego.

Ahora, sentado en mi banco de madera aquí en el campo, frente a su cercado, me doy cuenta que Galante ya no está...ni estará mas. Alcanzó su sueño de ser un caballo marismeño. Volvió a reencontrarse con su dueño, con mi amigo, y ahora es feliz en las marismas del cielo. Yo ahora tengo una gran ventaja, que cuando quiera volver a verlo no tendré que venir al campo. En cualquier momento volveré a cerrar los ojos y ahí estarán todos, y eso me hace ser mas feliz que antes. 

14 comentarios:

  1. Se me saltsn las lágrimas, conoci a esos hombres de los que hablas uno era un niño que allá en las marismas celestiales se habrá echo un gran hombre seguro estoy el otro ,su padre un hombre cabal de los que no quedan hombre de principios al que recuerdo a diario Marin vellas y emotivas tus palabras como bellas seran esas tardes de paseo entre el "Pajarillo" y su caballo alla donde esten ,se las tenian pendientes uno al otro mientras Francisco mientras mira seguro que tarareara y fandango pensando en su AMPARO y su FRANCISCO . Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, no te quepa la menor duda...

      Gracias.

      Eliminar
  2. Juan Antonio Cuadri Sisniega23 de septiembre de 2014, 17:06

    Siempre estaran con nosotros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si José Antonio, siempre estarán aquí.

      Un abrazo y gracias por el comentario.

      Eliminar
    2. He vuelto a leer Lo conseguiste Galante y pocas veces me he emocionado con una lectura tanto sera por las personas tan ecepcionales que fueron y con la admiracion con que esta escrito . Gracias Marin.

      Eliminar
    3. Gracias de nuevo Jose Antonio. Esta entrada la he tenido mucho tiempo en B y me ha costado mucho sacarla adelante. Escribía, y cuando repasaba no reflejaba lo que tenia en mente y volvía a borrar. Así durante muchos días, hasta que escribí lo que realmente quería decir.

      En fin, que es de las que estoy mas satisfechos. También te puedo decir que a medida que iba escribiendo hubo momentos en que también me emocione bastante. Me alegro que te haya gustado.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Increible, se me han saltado las lagrimas las 4 veces que lo he leido, yo tambien conoci a esos hombre, Francisco ''El Pajarillo'' y Angel Luis, y a Galante lo vi poco antes de que se marchara. GRAN ARTICULO

    ResponderEliminar
  4. Nunca los olvidaremos..... ,pocas personas tienen tanto corazon como esta familia .Pase muchas horas de mi infancia junto a ellos,salidas al campo,en su salón,"anca gallego"......al leer este articulo recuerdas todo lo vivido y los buenos momentos pero también te hace recordar que hay algo mas que algún día volveremos a estar con las personas que se fueron .....felicidades y gracias por hacerme disfrutar y sentir con tus palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carolina. Puff, esta familia es que se merece todo lo mejor del mundo. Para mi Amparo es un ser de otro mundo, alguien que debería tener un monumento.
      Yo por lo menos pienso que algún día volveremos a estar con ellos, y que seguro que allá donde están ellos me están cuidando y mimando mi caballo para que el día que llegue esté guapo y preparado. Ahora seguro que estará con Galante corriendo por esas marismas.

      Un saludo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  5. Es increíblemente bello lo que has regalado a los demás. Plasmar los sentimientos no es fácil, porque puedes caer en la cursilería. No es tu caso, emocionar es lo mas grande que uno puede lograr cuando se echa a la izquierda la pluma y el papel.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Paco, que te digo yo ahora. Simplemente decirte que el comentario con tu nombre en este blog dignifica mucho este rinconcito que tengo. Y de verdad que no es por nada, pero sabes de el aprecio que te tengo. MUCHAS GRACIAS PACO POR LA VISITA Y POR EL COMENTARIO.

      UN ABRAZO.

      Eliminar
  6. MARIN:

    ¡Ole, ole y ole! Me has puesto los pelos de punta Marín y me has hecho recordar a muchos caballos amigos que se fueron, cada uno con sus virtudes y sus defectos, pero siempre amigos y compañeros. Porque los amigos no siempre son personas, hay amigos que son caballos, toros, perros... amigos que son incluso un árbol o simplemente el aire que respiras. Un amigo puede ser cualquier cosa, pero lo difícil no es que puedan ser, es que lo sean de verdad. Por eso, después de leer este escrito, me alegro de recordar a aquellos amigos que se fueron y me alegro por supuesto de tener amigos como tú.

    Un abrazo y ¡enhorabuena artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto. Si hubieses conocido a Galante te hubieses enamorado de el al primer segundo.

      Un abrazo campeón.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.