Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 15 de noviembre de 2014

LIBERTAD...(POR ALBERTO ARIZA MORENO)


Ya he hablado varias veces aquí de un gran aficionado, un tio criado en el campo, al amparo del toro bravo y bajo la mirada sabía de un mayoral de los de antes, su abuelo. Me refiero a Alberto Ariza Moreno, un futuro gran veterinario y gran apasionado del toro bravo. Pues lo ha vuelto a hacer. Nos ha dejado una joya en su blog "El Secreto de la bravura" y que yo me he permitido el lujazo de traermelo aquí. No dejen de pasarse por el blog, imprescindible para saber de toros.
Un abrazo y GRACIAS ALBERTO.

LIBERTAD...

Hoy en día está muy de moda la palabra "libertad" y, normalmente, lleva de la mano a la palabra "respeto". A mí eso me parece perfecto, porque la libertad y el respeto nos lleva, o eso creo, a la armonía con los demás, a ser mejores personas dentro de una población mejor. El problema que veo es que los que más utilizan la palabra "libertad" son las que menos la conocen, o eso me parece a mí.

A mí la libertad me encanta. Esa sensación se sentirte libre y sentir, a la vez, la libertad en otros seres vivos es una de las sensaciones más bonitas que puede haber. Me encanta la naturaleza, me apasionan los animales, me enamora el viento y la lluvia, el sol de verano y el olor a campo, porque todo ello está rodeado de libertad. De todos los animales el que más me gusta es el toro bravo. Quizás sea porque es de los que más libre vive. Sin embargo, en ese uso erróneo de la libertad, quieren prohibir (lo contrario a la libertad) los toros. No solo prohíben los toros, acaban con la libertad en muchos aspectos.

¿Qué hay más libre y natural que una vaca con su becerro recién parido en la inmensidad del campo? Un poco más lejos otro becerro duerme plácidamente abrigado por el calor de un sol que sale libre por el horizonte. Varios conejos se asoman a contemplar al toro que escarba, mientras otro, un poco más revuelto, le muge al viento que pasa libre entre las astas de un viejo semental.



La libertad de una vaca con su becerro recién parido...


...a lo lejos otro becerro duerme plácidamente al sol...


...unos conejos se asoman...


...a observar al toro que escarba...


...mientras otro le muge al viento...


...que pasa entre las astas del viejo semental...

¿Dónde puede haber más libertad que en el campo bravo? Pasado un rato dos toros pelean, porque les apetece medir sus fuerzas e incluso se matan entre ellos, igual que el águila imperial se come a uno de los conejos porque se distrajo más de la cuenta mirando al toro que escarbaba.



Dos toros se pelean, incluso se matan...


...igual que el águila imperial mata al conejo que andaba distraído...


Una garcilla bueyera se alimenta de los parásitos que molestan al eral. Otro de los erales no tiene la suerte de tener a una garcilla cerca y se rasca el incipiente morrillo con las ramas de un árbol caído.



Una garcilla se alimenta de los parásitos que molestan al eral...


...mientras otro se rasca el incipiente morrillo...


¿Y si le quitásemos la libertad al toro de vivir? ¿Podría la garcilla alimentarse e incluso derrochar el valor necesario para andar entre los pitones de los novillos? ¿Podría otra de las garcillas jugar al escondite con las vacas que crían esos toros bravos a los que les quieren quitar la libertad? ¿Y el águila imperial se quedaría en la finca si cazasen los cerrados de los toros y hubiese menos conejos? ¿O incluso la cigüeña negra que frecuenta la finca estaría por allí si la biodiversidad que aporta la pradera natural fuese sustituida por un cultivo?



¿Podría la garcilla derrochar el valor para andar entre los pitones...


...o para jugar al escondite con las vacas...


...y aparecería la cigüeña negra por la finca de toros bravos...?


Por eso digo que no conocen demasiado bien el significado de la palabra libertad ¿Quién es nadie para quitarle el amor y la dedicación que el mayoral le dedica a sus vacas todos los días? El trabajo de los caballos y los bueyes desaparecería y, por lo tanto, desaparecerían ellos también.



¿Cómo vamos a quitar el amor y dedicación del mayoral...


...y el trabajo de los bueyes y los caballos?


¿Quién es nadie para decirle a un padre como debe educar a su hijo y donde debe llevarlo? ¿O para decirle a un abuelo donde compartir su vida con su nieto? Hoy gracias a mi abuelo y a mis padres estoy terminando la carrera de veterinaria. No me obligaron a estudiarla. Lo decidí yo solo, porque en eso consiste la libertad. Tampoco me obligaron a enamorarme del toro bravo. Me lo mostraron tal como es y hoy es mi pasión y afición. Podría decir que el toro bravo es casi mi vida ¿Quién es nadie para quitarme todo eso?



¿Por qué me van a quitar mi vida y mi libertad que es el toro bravo?


¿Cómo quitarle la libertad a un aficionado de ilusionarse con una corrida de toros o con visitar su ganadería preferida por un día? ¿Cuántas vueltas le da a la libreta el mayoral mirando reatas y familias que tienen más años que esos que ahora quieren que desaparezcan? ¿Quién es nadie para prohibirle al vaquero la ilusión de salvar a un becerro criándolo entre sus brazos a biberones?



Reatas con más años que esos que quieren que desaparezcan...


...el cariño y la ilusión del vaquero para criar un becerro huérfano...


Así entiendo yo la libertad y así entiendo yo el amor a los animales. El toro es libre hasta en la plaza. Libre para decidir si atacar o no, si embestir a la muleta o al torero, si luchar por su vida o dejarse morir. Con su comportamiento puede salvar su vida.



El toro decide su destino en la plaza...


Pocas vacas mueren de viejas libremente en el campo cuando su hora les llega. Las de carne van al matadero cuando dejan de parir o cuando el intervalo entre partos se alarga más de lo deseado. Las de leche corren el mismo destino cuando la producción decrece. La vaca brava muere de vieja en el campo. Sus hijos con su bravura le dan la vida a su madre ¿Qué hijo no daría la vida por su madre y por sus hermanos?



La vaca brava muere libre, en la naturaleza, cuando le llega su hora...


Os aconsejo que vayáis al campo y visitéis al toro. Que lo veáis escarbar, sestear, pelearse... que veáis a las vacas entre las flores, en el cerro o jugando con el grajo... que disfrutéis viendo a un becerro jugar con el mismo grajo, dormido con sus compañeros, correteando entre la hierba... que mientras paseáis por allí veáis a la perdiz subida a un tronco caído observando a los toros, al conejo lamiéndose como se lame el toro que está a dos pasos de él... y entonces, creo, que entenderéis que es eso de la libertad. Luego mirar a vuestro perro encerrado en el piso de una ciudad que no es libre ni de hacer sus necesidades cuando le apetece porque debe esperar a que lo saquéis a la calle. Lo tratáis con mucho cariño pero, aunque os pese, no conoce la libertad.



Visitad al toro, verlo pelearse, escarbar, sestear...


...observad a las vacas en el cerro entre las flores...


...a los becerros jugando o sesteando con sus compañeros...


...a la perdiz, que como ustedes, observa al toro desde un tronco caído...


...al conejo que se lame...


...como lo hace el toro que está a dos pasos de él...


Y después, si una vez que habéis hecho todo eso pensáis que la libertad es otra cosa, al menos, tener el respeto que nosotros tenemos con vosotros y dejarnos vivir en libertad, en la misma libertad que vive el toro bravo...

2 comentarios:

  1. hola compañero! preciosa esta entrada.. me sorprende que nadie te haya comentado nada. Me gustan muchísimo las fotos, la del semental es tremenda. ¿De que ganadería es?
    Te quería preguntar por la foto del águila imperial. Tengo compañeros que son técnicos del CSIC que seguro les interesa la información. Por lo que veo, la imperial está marcada con una anilla, en la que en el original se puede leer el código. ¿Podrías decirme ese código y el lugar y fecha donde la hiciste? Lo mismo es un bicho que no tienen controlado y podría ser un dato interesante. Si no te importa pasarme esos datos claro! Te dejo mi correo personal: ja.sencianes@gmail.com
    Por cierto, ¿vas a ir a la conferencia del viernes de Cuadri? No se si podré finalmente pero me encantaría ir, y si puedo saludarte en persona. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José A.!!!!
      Pues sabes de sobra que si la foto del águila imperial fuese mía sin ninguna duda te la daría. La entrada no es mía, es de Alberto Ariza Moreno, un compañero de Medina Sidonia (Cadiz) y que tiene su blog propio llamado "El secreto de la bravura". Me imagino que el animal tiene que estar en esa zona, y si te pones en contacto con el a través del blog, yo que lo conozco no tendrá ningún problema en pasarte la foto. De todas maneras yo se lo voy a comentar que me la pase y ya que tengo tu correo te la mando con su permiso.

      Las fotos a mi me parecen espectaculares todas, así como la entrada. Alberto es muy buen aficionado, y creo que hay fotos de varias ganaderías de la zona: Torrestrella, Ana Romero, Cebada Gago...El viernes si que iré a la conferencia de Cuadri. Vamos a exponer fotos en el Centro Sociocultural Jesús Quintero relacionadas con la ganadería. Va a haber fotos de Gilberto, Pepe Plaza, Melchor, Arizmendi y mías. Me da hasta cosa de decírtelo, porque viendo tus fotos Jose A., puedo quedar hasta ridículo, pero bueno, si te pasas me encantaría conocerte en persona.

      Un abrazo José A., y te miro eso de la foto con Alberto.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.