Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 23 de junio de 2015

RESURGIR...


Estaba ahí, lejana, pero aun debil, todavía sentia el latir de su corazón. La de horas que me había sentado en mi viejo banco de madera para pensar como se me podía haber ido, ni el porqué tampoco me esforzaba por recuperarla. Lo que si tenía claro es que solo el hada de la EMOCIÓN podría hacerme acercarme a ella de nuevo, aunque sinceramente, nunca había creido en cuentos de hadas. Hablo de mi afición. Esa que durante mucho tiempo me había llevado a tener al toro como una forma de vida mas que por una ñoñeria de una tarde de verano. Se me iba por el sumidero de la desesperación y no tenía ni intención de hacer nada al respecto.

No voy a negar que muchos se empeñen en cambiar todo este tinglado, en que la tauromaquia 2.0 sea la nueva forma de ver esto, pero lo que no me gusta lo suelo dejar de lado. En los mentideros y tertulias taurinas, a las que no suelo ser asiduo, se empieza a afirmar que todo lo que no sean tandas de ciento treinta muletazos ligados no sirve para nada. Que la bravura se mide en el tercio de muleta en función de las veces que el animalejo quiera seguir la muleta. Que los toros tienen que ser fabricados todos iguales, que da igual que manseen en el peto si al final van a ser triunfadores de un ciclo e incluso indultados. Que el mejor torero es el que mejor "compone" y no el que mejor LIDIA y manda y templa a un animal que, supuestamente, debería vender cara su vida. Todo esto no me gusta. Esto, para mi, no es como el windows, que cada dos años al señor yankee le da por sacar otra versión mejor y mas moderna donde lo único que hace es cambiar los iconos de forma y de sitio. Aquí está todo inventado.

David de Miranda, mi torero, es de las últimas opciones que tengo de volver a creer en las hadas, y que realmente todo esto deje de ser un cuento. Sevilla esperaba con la deuda pendiente del Conde de la Maza de el año pasado. Las cosas de la casta, el año pasado que la gran mayoría tildaba de imposible a una novillada exigente, este año, y después de ver la moruchada de Rocío de la Camara, es cuando algunos se han empezado a dar cuenta de lo que David hizo el año pasado. La novillada de ayer fue mansa y descastada, y algunos (muchos) pecaron de falta de fuerzas. Muchos (la mayoría) manseando y saliendo sueltos en el caballo. Acusaron los terrenos de chiqueros en demasía, tardos y parados a partir del segundo muletazo a excepción del quinto que fue el que mas se movió. Con este panorama, los taurómacos  2.0 ya estaban de los nervios, viendo que la tarde se iba sin ver tandas de ciento treinta muletazos. No había mas cera que la que ardía. Tres toreros dispuestos, pero que no salía el carromato de turno. Pero este paisano mio se había empeñado en que mi afición siguiese con esperanzas por muy plano que se volviese el encefalograma.

Sacó mas de lo que tenía su primero. No perdonó ni un solo quite, tanto los que le correspondían en sus dos toros, como replicas en los de sus compañeros. Siempre en su sitio, pendiente de la lidia, y con un toreo de personalidad propia que le caracteriza, basado en el valor y el temple por partes iguales. Templando cuando había que templar y mandando cuando había que mandar. Detalle importante, el hablar con sus picadores antes de llegar al tercio y pedirles que MIDIERAN el castigo, dando a cada novillo lo que realmente necesitaba, sobre todo en el segundo. Excelente José Manuel Cartes en los dos puyazos en el segundo. Y sobre todo LA ACTITUD de un novillero con intenciones de ser TORERO. De no guardarse la moneda y tirarla a el aire cayese como cayese. De templar a ese toro mientras se lo permitió, a veces con una suavidad EXQUISITA, sin alharacas, y cuando el novillo se paró, capaz de quedarse en el sitio, aguantar los pitones en los muslos y ser capaz de ligarles dos circulares sin mover una zapatilla del albero maestrante. Capaz de hacer ver, y hacerme ver, que los muletazos de uno en uno dados con sentido, cuando no hay mas remedio, tambien forman parte de lo que siempre se llamó tauromaquia. Para acabar, unas bernardinas de auténtico pánico volviéndose el novillo en una baldosa y pasándole los pitones por el pecho cada vez que el toro se veía obligado a pasar por allí. Dos estocadas en lo alto, mejor la primera que la segunda, pero tremendamente eficaces las dos.

Fue un pequeño resurgir de mi afición perdida. Una muestra mas de que la tauromaquia de siempre, la de un torero que se la juega con lo que tiene, hace que la EMOCIÓN vuelva a poner los pelos de punta sin tener que dar cien mil mantazos. La emoción de tragar quina, tanto en el ruedo con el tendido, con un toro de esos que dicen ahora los entendidos que se "vuelven sobre las manos y rompen palante" (Que alguien me explique sobre que se tiene que volver un toro sino es sobre las manos), pero que tuvo un torero delante dispuesto a todo. Y ahora que me cuenten milongas en las tertulias de como se le cortan las orejas a un toro, que a lo mejor me pongo a soplar el café para que se enfríe y no me da por reirme. Que soy mu rarito viendo toros si, que me gusta ver a los toreros con el malo, que con el tonto bobon hasta el tonto de la pandereta es capaz de salir de aficionao. Ayer David de Miranda me hizo volver a creer en la verdad del toreo, de los tíos valientes. Capaz de torear como los ángeles al bueno y arrastrale por los suelos los bemoles con el malo. Con sus errores y sus defectos como no podía ser menos, pero con ganas e intenciones de corregirlos. Que aun la siento lejos, distante y fría, a mi afición digo, pero con un pequeño resurgir con nombre y apellidos: David de Miranda









6 comentarios:

  1. Yo también necesito "chutes" de torería,de verdad, de disposición,de autenticidad , para no abandonar definitivamente esta miserable farsa en la que han convertido la Fiesta unos cuantos desahogados , que en el pecado llevan la penitencia en camino..Y por eso,bien sabes José María, que desde hace tiempo tenía reservada esa fecha y la corazonada de que el torero iba a estar como estuvo.
    Ví la misma noche el vídeo que publica la Empresa y todavía sentí más no haber podido estar ahí esa tarde.
    Aquí hay torero,como ya nos anunció el año pasado.
    No obstante yo,por más viejo, soy más difícil de ganar por la ilusión.Y no por el torero que es de garantía,sino por el mundo mafioso al que se tendrá que enfrentar,en el que están incluídos los orejeros del 2.0 que llenan las plazas los dias de feria de su pueblo y que lo más cornudo que han visto ha sido al marido de la chochona de su pueblo o de las que salen en Telem*rda.
    Ojalá tenga suerte y ojalá cambie esto.Y aquí tiene un partidario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, ya sabía yo que no ibas a tardar en aparecer por aquí. Sé que tenias esa fecha reservada, pero el compromiso que tenias era infinitamente mayor y de mas enriquecimiento. Aquí no hay que justificar nada ni mucho menos, y además hablando entre amigos. Como también se que David tiene un mirandista mas en Sevilla, que aparte de ilusionarlo con su toreo, es capaz de escaparse de su casa una mañana para verlo torear de salon con los niños.

      Estamos en el camino Paco, y espero que no se nos tuerza. Yo, aunque mas joven que tu, se en que ambiente se mueve todo esto. A lo mejor te podría decir que medio lo he vivido, pero ojalá estuviese en las manos de mi torero el poder cambiarlo. Nos vamos a conformar tan solo con poder disfrutarlo mientras nos dejen.

      Un abrazo Paco, y aunque se te echó de menos, tardes habrá para poder disfrutar.

      Eliminar
  2. Marín:
    Solo el verle torear, que no capear, con el capote, ya merece el precio de la entrada. Que no se nos desvíe, que no se pierda en el bosque de la superficialidad, una tentación muy potente, porque seguro que los hay que le ronden muy cerca y le llenen la cabeza de pájaros. Anda que no ha habido magníficos proyectos que se han venido abajo. Pero si me fío de lo que tú me cuentas, que me fío a ciegas de tus palabras, si el chaval es sensato, humilde, con cabeza y con afición, además de muy buena gente, seguro que sabrá separar el trigo de la paja y sabrá ir creciendo en este camino tan... jodido. Creo que se lo merece. Han sido muchas las tardes en las que se me vino este triguereño a la cabeza en la feria de Madrid, cuando veía a tantos matadores que no sabían estar, y como este chaval vino a Madrid en torero y estando siempre en su sitio, convirtiendo una posible situación de peligro en un mero trámite, con quites oportunos, apoyos a tiempo y pendiente siempre del toro, del suyo y del de los compañeros.
    Un abrazo y que siga esa ilusión, yo la comparto, si me lo permitís

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Si algo es lo que hace creer en David es precisamente eso, en su afición, su humildad y su sensatez, unido, claro está, a su manera de concebir el toreo. Lo que me da miedo son otras cosas Enrique. Creo que se lo merece todo. El hecho de que a gente aficionada como tu o Franmartin les haya llamado la atención David ya me hace tener muchas esperanzas.

      Especialmente me llama la atención Enrique que no lo hayan repetido en Madrid. No es que me llame la atención que no lo repitan por que estuviese bien en Madrid la verdad, estuvo digno, pero despues de ver el "espectaculo" que dio Tomás Angulo aquella tarde, con vuelta al ruedo por su propia decisión, y que lo hayan vuelto a poner el domingo pasado....

      En fin Enrique, gracias por estar siempre ahí, y ojalá que algún dia este paisano mio nos de una alegría. Un abrazo!!!!

      Eliminar
  3. No sabes como me fastidió no poder estar en la Real Maestranza ese día, David de Miranda me dejó con ganas de volver a verle desde el año pasado, además de poder compartir una tarde de toros con un aficionado como tú, otro año será. Me alegro por el triunfo de David, un saludo Marín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa:
      No te preocupes que ya me imaginaba que te fue imposible ir. Ya habrá mas Dias si Dios quiere, y además, con todo lo que ha dado David en Sevilla, de justicia sería que lo repitiesen. Pero si no es con David será en otro momento. Gracias por lo de aficionado, que yo me sigo manteniendo en un eterno aspirante.

      Un abrazo Isa, y nos vemos pronto.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.