Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 2 de enero de 2016

HA LLEGADO EL MOMENTO DE QUE EL AFICIONADO PASE A LA ACCIÓN

La tauromaquia no pasa por su momento de mas álgido. No nos engañemos. Estamos siendo atacados últimamente desde muchos lados, social y políticamente. Si el ambiente no se ha enrarecido mas de la cuenta, que no le quepa duda a nadie que ha sido por la pasividad y el aguante de los que vamos LEGAL Y LICITAMENTE a una plaza de toros. Quizás el caso mas reciente ha sido el repaso que se llevó el Juli en televisión. Dicen por ahí, que "el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra". Bien, yo creo que algunos somos tan estúpidos como para tropezar a la primera sabiendo que la piedra es mas grande que el Teide. Que no le quito yo las buenas intenciones al bueno de Julián al intentar debatir en un programa de televisión con un publicista antitaurino, pero tiene delito que a un tío con el cuerpo cosido a cornadas, llegue un manso y lo vapulee como a un muñeco de trapo en un debate muerto y marcado desde antes de nacer. La imagen no puede ser mas paupérrima. Un señor torero sentado en un sofá y un tipo que se presenta soltando eso de "soy un antitaurino empedernido" antes que decir ni "hola ¿como estas?".

Vivimos en una sociedad en la que el libro mas vendido es el de Belen Esteban, la obra de teatro mas vista la de Jorge Javier Vázquez y el programa mas visto de televisión Gran Hermano. Un país que elige como partido mas votado al que mas ha robado, el segundo tanto de lo mismo y el tercero , unos que dicen que van a dar seiscientos napos al mes a todo el que esté parado pero que después no se corta a la hora de prohibir todo aquello que no comulgue con sus ideologías chavistas. Como si fuésemos unos cuantos que nos reunimos en el INEM pa tomar café. Que si, que vivimos en los mundos de Yupi. Aun así, hasta la Carmen Lomana es capaz de poner una demanda por injurias y calumnias contra el honor. Y además ganarlas. Pero al señor Julián López "El Juli" lo llama el publicista "ASESINO EN SERIE" y se queda el tío allí sentado tan tranquilo. Si el Juli en ese mismo instante no se levantó y se fue a un juzgado a demandar a un tío que te está poniendo a la altura de un etarra, si, de un terrorista, de alguien que sistemáticamente ha puesto la pistola en la nuca de otra persona para apretar el gatillo sin escrúpulos, es que el Juli ha perdido la credibilidad como persona.

Que no, que no soy yo de decir a nadie lo que debe o no debe de hacer,  pero en este país de pandereta, cualquiera se puede permitir el lujo de insultar al primero que pase por su puerta porque piensa que tiene al tonto del pueblo delante y una democracia mal entendida se lo permite.   El aficionado a los toros no puede quedarse de manos cruzadas mas tiempo. Que nadie espere a que los que viven de este cotarro saquen sus jetas por nosotros, porque a el ejemplo me remito, que el Juli no la ha sacado ni por el mismo. Que nos demos cuenta ya de una puta vez de que este tinglado se mantiene gracias a el aficionado. Que si no nos ponemos las pilas, entre los de dentro y los de fuera se van a acabar cargando al toro, y ambos se van a marchar con los bolsillos llenos y nosotros con dos palmos de narices de aupa. 

Necesitamos sacar la cabeza del agujero. No podemos hacer como las avestruces, de meter la cabeza en la tierra cuando nos insultan y nos vejan. Mas que nada porque quizás metamos la cabeza en la tierra pero el culo se nos queda al aire. Como dice mi amigo Paco Guerrero, necesitamos pasar al "activismo taurino". Por nuestra propia dignidad, por todos aquellos que dejaron la vida en un ruedo, por nuestros padres y abuelos que nos inculcaron esta bendita ponzonia de la tauromaquia, y por los que vienen detrás enganchados cada vez mas al toro. Acostumbrémonos a llevar a los tribunales a aquellos que nos tachan de algo que no somos, que nos comparan con terroristas de gatillo fácil. Digámosle que hasta aquí hemos llegao. Que no somos simples concursantes de OT  donde cualquier publicista te insulta y veja gratuitamente. No obliguemos a cualquier manso a meter la cara en la muleta si no quiere, pero intentemos lidiar como se debe a este tipo de "personajes". Que cada cual defienda lo que crea conveniente, pero que basta ya de insultar gratuitamente porque el toro y la tauromaquia valen mas que el mirar para otro lado.  Espabilemos, porque estamos solos. No existimos ni para los que los que nos deberían defender ni para los que nos gobiernan. En nuestras manos está. 

2 comentarios:

  1. Pasé estimado José María a leerte simplemente, sin idea de comentar, dado mi nulo conocimiento del mundo de los toros e inclusive con ciertos arranques en contra de la fiesta de tantos españoles, pero me atrevo a decir que tu artículo es una demostración encomiable de amor a la actividad, clara toma de posiciones y arenga de batalla para los más cómodos.

    Saludos australes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Esteban, tu visita siempre es bienvenida por aquí. Nosotros, los taurinos, no pedimos que a nadie tenga que tener los mismos gustos nuestros. A los toros no se obliga a nadie a ir. Como en el futbol. Pero tampoco estamos dispuestos a que nos pisoteen, nos insulten, nos falten al respeto e incluso nos amenacen. Ha llegado la hora de dejar de ser pasivos y pasar a la acción.

      Un abrazo Esteban y gracias por la visita.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.