Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

viernes, 10 de junio de 2016

MI APOYO AL BOU EMBOLAT Y A LA COMUNIDAD VALENCIANA

No soy valenciano, pero si que tengo familia y amigos allá. Quizás por ser andaluz no tengamos arraigadas las costumbres del levante, y nos pueden gustar mas o menos. Pero ahora está de moda el ir de dictadores para ser progre. Que si, que este país tuvo la mala suerte de vivir durante décadas a la sombra de un dictador de derechas que hacía y deshacía a su antojo. Ahora, los del otro extremo, están sembrando este país de pequeños dictadores asentados en los ayuntamientos y disfrazados de moscas porculeras dispuestos a quitarse de enmedio todo aquello que no les guste. Con lo fácil que es no ir a lo que no gusta y dejar vivir a la gente con sus gustos y tradiciones de siglos atrás. 

Recuerdo de muy pequeño que en las capeas de mi pueblo, durante un par de años se embolaron vacas. Aquello me llamó bastante la atención, pero como ya comenté, la cosa no arraigó y no se volvieron a embolar. Creo que si algunas de estas tradiciones tuviese que desaparecer sería porque el propio pueblo o comunidad lo reclamase por mayoría y no porque el dictador de turno viviese de traumas de la infancia. 
Según me cuentan desde tierras valencianas, la manera de embolar a los toros se ha ido sofisticando a lo largo del tiempo para bienestar del animal, donde los armazones que se colocan a los animales en los pitones no hacen daño ninguno a los toros, y que las breas de fuego están lo suficientemente separadas de la testuz del animal para no dañar ni su vista ni su piel, además de no quemar en absoluto. Pero para explicar esto os dejo un vídeo donde se explica a la perfección.

DESDE ESTE HUMILDE SITIO QUERÍA MANDAR TODO MI APOYO AL BOU EMBOLAT Y A LA COMUNIDAD VALENCIANA EN GENERAL Y SUS TRADICIONES. Que este país siempre se libró de dictadores, y para eso tenemos el 26 de junio a la vuelta de la esquina. No dormiros y defended lo vuestro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.