Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 13 de febrero de 2018

EL DÍA DE LA MARMOTA

Dicen los granjeros de algunas zonas de Estados Unidos y Canada, que para predecir el final del invierno, o la prolongación del mismo por mes y medio mas, echan mano de una marmota. Si, un bicho así como una rata a lo bestia pero con el cuerpo del Junqueras. Pos así. Total, que dicen los yankees que dependiendo de si el día que el animalejo despierta de la invernación, sobre principios de febrero, sale de su madriguera y no ve su sombra porque esté nublado, significa que al invierno le quedan dos telediarios. Y si por el contrario se ve su sombra por estar soleado, el bichejo se vuelve de nuevo al camastro porque hay invierno pa rato. Ora, manda huevos er nota que se lleve todo el día mirando el agujero para ver si el animalito en cuestión sale a mirarse su sombra. Hay que estar desesperao y/o aburrio.

Algunos aficionados al toro (y aspirantes a ello) estamos desde hace años constantemente pendientes al marmotazo francés o al bichejo de Galapagar, que este último lo mismo le da por invernar unos cuantos años seguidos y el aburrimiento ya es mayúsculo. Pendientes a que salgan los carteles de Ceret, Dax, Vic Fezensac y compañia, a ver si hay alguna plaza importante en España que tenga los santos cojones de hacerle sombra a cualquiera de las ferias francesas.¿Y si no son capaces?... pues venga, a ver si tienen los santos cojones de meterse otra vez en el agujero e invernar un rato mas. Asunto complicao la verdad, pero el marmotazo sería de órdago.

Apenas han empezado a salir carteles de las primeras ferias a la calle. Castellón, Valencia o Sevilla. Nada nuevo, siguen siendo Castellón, Valencia y Sevilla. Dos plazas de primera y una de segunda que siguen oliendo a talanquerazo que es un gusto. Al loro que Madrid y el resto tampoco van a cambiar mucho. Ni rastro del toro. Empacho de Roca Rey, otros cinco mas, de Garcigrande, de Domingo Hernandez (usease 2x1), de Cuvillo y de mucho Juanpedro por todos laos. Que esto es como la fabricación del foie, que te ceban y te ceban con lo mismo hasta que revientas. Hemos pasado el empacho de Lopez Simón cuando ya tenemos a otro...hasta reventar. Hasta un conato por aquí abajo de cambiar el reglamento con análisis de astas, entradas obligatorias al caballo y tal... ¿pa que?. ¿Si no hay toro para suerte de varas, pa que vamos a obligar a los pobres animales a ir otra vez al caballo? ¿Para que el espectáculo sea mas esperpéntico?. Necio sería uno si confiase en que el análisis y la confirmación del afeitado sirviese para algo, que de hoy en día ya ni se ponen las caras colorás. Que es que me miro, me veo la sombra, y me vuelvo a invernar.

Mientras que Olivenza y Castellón tienen pinta de ser azucarero de Victorino, el toro se vuelve a ir a Francia o las calles. A los toreros que son capaces con todo y que además matan de todo se les siguen manteniendo donde mismo, o sea, cuanto mas lejos mejor. Por decreto. Octavio Chacón, Galvan, Emilio de Justo... Luis Vilches en su casa por ser un torerazo y David de Miranda en Coslada luchando como un jabato por acortar plazos. Ese es mi futuro cuando miro a la fiesta, sin luces ni sombras. Insípido. Esperando a un festejo en el mes de Abril por San Jorge en Palos de la Frontera. Dicen por ahí que soy muy raro, que ni entiendo ni quiero entender de esto. Y no les falta razón a quienes me apuntan con el dedo. Porque no entiendo que EL TORO haya pasado a ser un relleno en los carteles. Porque no entiendo que alguien pueda ir a un festejo sabiendo de antemano lo que va a pasar, que es el gran mal de todo esto. Porque no entiendo de cantidades de despojos ni de indultos por caridad. Porque no entiendo el afán de que me roben el tercio de varas. Porque no entiendo de falsos mesías del destorero y autoproclamados reyes del mambo. Porque no entiendo casi nada...ni quiero entender.

Que no se equivoque nadie. No nos vamos, nos echan. Como AL TORO, tampoco se nos echará en falta ni falta que hace. Que la emoción ni se mide, ni se cría, ni mucho menos se predice. Que lo repetitivo empacha, y lo que empacha ni alimenta ni satisface. Aburrios estamos y aburrios seguiremos, como er nota que se pasa los días y los días esperando a que el animalejo salga del agujero a ver si ve su propia sombra o no. Hasta entonces... a invernar.

2 comentarios:

franmmartin dijo...

No se puede decir con más claridad,más conocimiento ni más sentimiento.
Eso es lo que hay y lo que hay es es penoso.
Lo más triste es que cuando ya hayan exprimido el negocio hasta el último céntimo,esta plaga desaparecerá impunemente.
Remedando al clásico.""fueronse y no hubo nada".Ni responsabilidad ni remordimiento alguno.
Nos vamos a tener que aficionar a las carreras de marmotas.
Un abrazo,amigo.

MARIN dijo...

Que te voy a contar yo Paco, si para aprender de esto hay que arrimarse a tu lado. Es triste, pero cuando te das cuenta que ya no sigues las noticias, los resumenes y las historias de algo que es tu vida en si misma, esto no tiene solución. O si...pero hay que querer.

Un abarazo Paco