Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

martes, 29 de mayo de 2018

NO TODO VERANO ES AZUL (AFORTUNADAMENTE)

Foto: Julián López via Mundotoro
Eran principios de los 80 cuando TVE emitía por primera vez aquella serie por capítulos dirigida por Antonio Mercero, Verano Azul. Buah chaval! aquello marcó mi infancia y de que manera. Ese "del barco de chanquete...¡¡¡no nos moveran!!!", esa famosa palabra para el recuerdo "telerriba", o la ya famosa carrera por la playa con ese amargo final de "¡¡Chanquete ha muerto!!". Insuperable. Oye, que te enganchabas a aquello y ni querías el bocata de nocilla que tu madre te preparaba para la merienda ni nada. Lo único que querías es que el buenazo de Pancho se quedase por fin con Bea y que mandase al carajo al pijo de Javi. 
Ese verano que se emitió por primera vez molaba tela, pero ya después la repusieron como tropecientas mil veces. Ya no era lo mismo. Cada vez que la volvían a poner, ya ni el Tito ni el Piraña te hacían gracia, sabías cuando iba a llorar Javi, y el Quique y la Desi seguían siendo los mismos sosos de siempre. Pues los mismo me ha venido a pasar con esto de los toros, que de ver lo mismo día tras día, ya no me echa gusto a ná.

Ahora está de moda por parte de la prensa al servicio del sistema taurino actual, el darle leña al orangután cuando las cosas no van bien. Digo al orangután porque si digo mono se entiende por el amplio sentido del primate y claro, con los monos titís, los capuchinos y otros macacos suelen ser mas livianos. La corrida que mandó la ganadera de Doña Dolores Aguirre no fue la deseada por el aficionado a esto, y mucho menos (evidentemente) por el público que llena los tendidos en la actualidad. Mala sin paliativos. Se salvan si acaso los dos primeros que, aunque dentro de la mansedumbre, tuvieron esa casta y emoción que te hacen olvidarte del paquete de pipas. Mención especial a el arreón del segundo de la tarde, muerto de pie, y que esa casta hizo quererle quitar la cabeza de encima de los hombros al bueno de Venegas. Impresionante. Y es que la mansedumbre es condición sine qua non en el toro de lidia, aunque muchos piensen lo contrario y además estén acostumbrados a que se la enmascaren con eso de la "gran nobleza" o "clase sin molestar al torero". Aún así, para mí, fue de las tardes mas entretenidas de lo que llevamos de feria. Lo que da asco, verdadero asco, es lo de maltratar públicamente a una ganadería emblemática con titulares que no vienen a cuento por parte de muchos que no saben ni lo que es un toro de lidia. Ya pasó hace dos años con Saltillo y quizás sea de la corrida que mas se ha hablado durante estos dos años, y con esta pasará seguramente lo mismo. Es lo que tiene salirse del aburrimiento que da la rutina.

Foto: Julián López via Mundotoro
Para gustos los colores, y no voy a ser yo quien critique al que acuda día tras día a ver Verano Azul, que siempre habrá quien le ría mil veces la misma historieta al Piraña. Al que le mole que sintonice. De vez en cuando me gusta que me pongan "Sin tetas no hay paraíso", una de chicos malotes. Coño, que no es por la Cata, sino por cambiar. Y el otro día hubo tres TOREROS que se la jugaron con los chicos malotes de Doña Dolores Aguirre. Unos con mas tino que otro, pero los tres se jugaron los muslos a carta cabal. Ellos y todos los toreros que iban en las tres cuadrillas. Chapó para ellos también. A mi me encantó Rubén Pinar y Gómez del PilarVenegas que, ante su falta de oficio lógica por no darle mas cancha al chaval, estuvo dignísimo como pudo. Para mi tres TORERAZOS. Pero claro, el personal esperaba a Pancho, Javi y compañía y se encontraron con el Duque, el Gitano y el Moreno. Seis toros descomunales en todo, pero que había que aplicarles una lidia que siempre existió y que dejó de usarse en cuanto se quiso aplicar hace años la gilipollez de la durabilidad y el postureo artístico en detrimento del toro y la esencia de la tauromaquia. Esa misma lidia de sometimiento, aguante y doblones por abajo para rematar por arriba algo que en su día daba puertas grandes y que ahora solo sirve para que echen pestes sobre toros y toreros. Y como sigo siendo así de rarito, Sin lidia... no hay paraíso.

La casta y lo imprevisible que puede ser la mansedumbre es lo que encumbra a los que se visten de oro, plata y azabache. Si merito (y grande) tiene estar a la altura que estuvo Talavante el otro día con un Cuvillo o Manzanares con Dalia, para mi tiene mas si cabe los tres del otro día. Porque todos dan cornadas, pero el manso y el encastado mas que el tonto y bobalicón. Que afortunadamente, para darles o quitarles valor a unos...tienen que salir los otros. Que se comprende que para tener que comer todos los días haya que rajar detrás de un micrófono o tras la pluma de un medio a nivel nacional, pero que se haga a todos por igual. Porque al final todos son monos y no solo el orangután. Que ya hay que ser bajuno para menospreciar el trabajo y las costumbres de los que aman el toro en la calle para ganarse un minuto de gloria. A mi tampoco me gustan Sr. Muñoz, pero aplíquese eso del respeto omeeee. 
Solo por ver ese último arreón del segundo de la tarde antes de que la parca se lo llevase a mejor mundo, mereció la pena aguantar mil tardes de tedio envueltas en durabilidad y sosería. Afortunadamente, y por mucho que vuelvan a poner la misma película tarde tras tarde y por mucho que seamos conscientes de que Chanquete ha muerto mil veces...no todo verano es azul.

Foto: Julián López via Mundotoro

viernes, 25 de mayo de 2018

EL LICENCIADO ESPLÁ

Uno siempre tuvo referentes y sobre todo, ejemplos que poner a todo aquel que te ponía en duda eso de que los toreros pueden matar de todo. Uno de esos referentes y ejemplo que siempre tuve fue Luis Francisco Esplá, un torero al que le llegué a decir en una plaza de tientas que "por favor, no se vaya usted de esto". Hoy, tomándome un café en el bar de abajo, y viendo la repetición de eso que llaman "el último tercio" en el canal de toros, han vuelto a retumbar en mi mente aquellas palabras que le dije un día al maestro. No por nada, sino porque estaba muchísimo mejor luciendo en todos los tercios de la lidia a toracos de Victorinos o Cuadris que diciendo gilipolleces en un "último terció" que nunca dominó.

Antes que nada, no quería dejar de nombrar a otro gran toro de este San Isidro. Mejor dicho, a dos de ellos por distintas circunstancias. Licenciado, de Alcurrucen, un gran toro, de lidia moderna, o sea, del último tercio, donde el toro tuvo una clase y una profundidad tremenda. De largo recorrido en la muleta del Juli, con el hocico por el suelo y volviéndose en cada muletazo con una codicia extraordinaria. Y el otro, Coplero, de Victoriano del Río, que tuvo un primer tercio también extraordinario en el caballo pero que luego se paró en la muleta de Ginés Marín. Se echó de menos una tercera vara aunque solo hubiese sido por señalar pero que para verlo de cara al espectáculo y a el aficionado hubiese sido tremendo. Por cierto, Ginés Marín en torero grande con dos toros tremendamente complicados. Entre Licenciado y Coplero sacamos un torazo de época.

Pero volviendo a lo del maestro Esplá, ese pedazo de torero para el que siempre mantendré mis respetos, su paso a la visión personal de la fiesta tras las cámaras del canal taurino está tomando un cariz de estómago agradecido a que uno no le encuentra explicación alguna, insisto, habiendo seguido su trayectoria como profesional, pero que también se puede llegar a entender pensando en que también uno tiene que comer todos los días.
¿Como puede decir una persona del toro que hay muchos encastes que están desapareciendo porque la plaza de Madrid exige un toro grande y con kilos?... me lo explique. O sea, que el hecho de que la mayoría de las figuras de hoy en día solo hayan matado dos encastes en su vida (Domecq y Nuñez) en todos los sitios ¡no tiene nada que ver!. Solo por culpa de Madrid, como si no hubiese mas mundo. Y para colmo apuntilla Fernando Fernández Román, ese señor al que escuché hablar de toros la primera vez que me tomé un biberón viendo la tele. Que no les falta razón muchas veces con tanto buey que sale pasado de kilos por la puerta de chiqueros en las Ventas eh, pero también se sabe de sobra la idiosincrasia de esa plaza y con no ir a ver lo que no te gusta sobra. Pero de ahí a acusar a una plaza de la desaparición de encastes... va un huevo.

Los argumentos de estos señores son que encastes o hierros como Coquilla, Sanchez Cobaleda, Gracilianos o la gran parte de Santa Coloma no entran en Madrid porque no se admiten pesos en la tablilla por debajo de los 500 Kg. Cierto, pero ellos se lo pierden.  Pero Maestro Esplá y Sr. Fernández Román, ¿Se han parado ustedes a pensar si, tan solo, las diez primeras figuras del toreo se hubiesen pedido cualquier tipo de estos encastes en la mitad de su temporada en otras plazas que si lo admiten como Santander, Valladolid, Huesca, Badajoz, Huelva, Granada, Córdoba, Almería, etc, etc...?. Mas que pedir, exigido, que ya eso sería la resotia. Y además sin contar las de terceras, a las que también son asiduos las figuras.  Solo hace falta echar números. ¿Habrían desaparecido estos encastes?. Omeeeee, que por lo menos a Sanchez Frabrés y Sanchez Cobaleda entre otros les hubiese dado (por lo menos) para mantener la ganadería joder. A ver si algún día se les antoja apuntar con el dedo a los verdaderos culpables de la desaparición de encastes y ganaderías míticas. Pero claro, la culpa a Madrid, que es el último bastión que le queda por derrumbar al sistema actual (si no lo ha hecho ya). Maestro Esplá, le sigo manteniendo el mismo respeto que se me ganó usted en el ruedo porque eso no se lo quita ni Dios, pero se me cayó un mito.

Otra cosa que no me quiero dejar por detrás que sino me enveneno. Contar con Alejandro Talavante en los carteles de hoy en día es un lujazo, pero el que se merece coger la sustitución de Ureña esta tarde en las Ventas es Saúl Jiménez Fortes. Y siento no dejar fotos del tercio de varas de Coplero porque ya ningún medio las expone. Solo muleta, muleta y mas muleta.

Foto: Julián López via Mundotoro

Foto: Julián López via Mundotoro

viernes, 18 de mayo de 2018

OMBÚ, UN JABONERO EN BRAVO

Foto: Plaza 1
Un gran toro de Juan Pedro. Ombú, un jabonero de hechuras perfectas,  armónico y bonito por delante, y sobre todo una mirada  tremenda de toro bravo. Otro de los toros a tener en cuenta para los premios de final de ciclo. 
Pronto tanto en la brega como en el quite de Luis David, cada vez que se arrancaba se venía con todo. Cumplió en las dos varas. Prontitud y decisión también en ambos puyazos aunque acabo repuchandose con un pitón las dos veces.

Se vino siempre de largo en la muleta, volviéndose siempre en cada muletazo buscando los vuelos por abajo. Nobilisímo pero con mucha transmisión. Una faena siempre en los medios y con la fijeza que tienen los toros bravos incluso entre tanda y tanda siempre pendiente del torero.

Luis David Adame, para mi, bien pero por debajo del toro. Yo no tengo ni idea de esto pero me hubiese gustado ver el toro con un poco mas de sitio entre muletazo y muletazo para aprovechar el recorrido del toro. Aún así, nunca se dejó tocar las telas y templó siempre las embestidas del toro por ambos pitones. Valor innegable y extraordinario en los pases de pecho rematando en la hombrera contraria. Estoconazo con mucha verdad.

Foto: Cultoro

Foto: Julian López via Mundotoro

Foto: Julian López via Mundotoro

Foto: Julian López via Mundotoro

Foto: Julian López via Mundotoro

Foto: Julian López via Mundotoro

miércoles, 16 de mayo de 2018

CUBA II, OTRO GRAN TORO DEL PUERTO DE SAN LORENZO

Foto: Plaza 1
Otro gran toro que sumamos a la lista de este San Isidro 2018. Cuba II del Puerto de San Lorenzo ya era el que a priori mas me gustaba por la mañana en las fotos de los corrales. 
Toro frío de salida. Acojone tremendo porque pensé para mi "si no se arranca a las primeras de cambio me lo devuelven". Buena pelea en varas, escarbando en los dos puyazos pero yendo con una decisión tremenda y empujando con los riñones. Lástima que en el segundo puyazo saliese suelto.

Gran toro en la muleta, con prontitud y codicia. Largo en los muletazos con un tranquito de mas para rebosarse en las telas. Con el hocico por el suelo, siempre fue de menos a mas.

Bien Paco Ureña con el toro. Toreo de frente y cargando siempre la suerte del Lorquino. Hubo muletazos en el que se partió la cintura rematando atrás de verdad. Pinchauvas con la espada. Ureña y su sino con Madrid. Agitador y Cubano II, dos toros para dos cortijos. 

Foto: Plaza 1

Foto: Plaza 1
Foto: Julian López via Mundotoro

Foto: Julian López via Mundotoro

martes, 15 de mayo de 2018

EPILOGO DE LA DECADENCIA

Foto: Plaza 1
¿Hay algo peor que faltarle el respeto a papá?. Si, faltarle el respeto a papá y a mamá. Ya no se trata de volver a casa a las una y media de la madrugada cuando te digan que tienes que volver a las doce, no, lo realmente feo es pasarte por el arco del triunfo unas normas básicas de convivencia y encima reírte de ellos. Y eso fue lo que hizo el Sr. presidente de las Ventas ayer, D. Jesús María Gómez Martín, dejar con cara de tontos a papá y a mamá cuando hizo lo que salió del arco del triunfo. Ni más ni menos.
Tras la negativa el otro día a conceder una mas que merecida oreja a Fortes, el palco de las Ventas se ha convertido en un chiringo sin criterio de aficionados ni autoridad de mando en plaza. Se siente quien se siente. Quizás el problema resida en la manera de como llegan ahí estos señores y señoras. Que como dice Esteban Fernandez, un gran aficionado además de presidente y miembro de ANPTE (Asociación Nacional de Presidentes Toros España) , "un arbitro de tercera no puede pitar una final de champions". Muesca y Zarcillo el blog de Esteban. Para aprender sin duda.

He visto cosas (llamémosle) "extrañas" en una plaza de toros. Regalar un sobrero en una novillada porque había salido un utrero de banderillas negras, devolver un toro en la primera tanda de muletazos (con sus pares de banderillas colocados y todo) porque el matador y cuadrilla se empeñaron en echar los chismes abajo, matar un toro con dos estoques, intentar descabellar a un toro devuelto a corrales desde un burladero, indultar añojos en clases prácticas... ¡¡pero lo de ayer!!. ¡¡Devolver un toro por manso sin haber sacado los jacos y no haberle dado ni un capotazo!!. Es el vivo ejemplo de que si algo va mal todavía puede ir peor. Es que no hay por donde cogerlo. Quisiera pensar que lo del señor presidente de ayer fue una falta de desconocimiento total del reglamento y por consecuencia de ser muy mal aficionado. Pero me da a mi que es lo otro. Vamos, que llegó a la una y media por sus huevos. Y no es eso lo que pueda doler a muchos (que también), sino el hecho de hacerlo en lo que para muchos es (era) la catedral del toreo, faltándole el respeto a la fiesta, a ese reducto de aficionados de verdad que aún quedan en las Ventas y bajando la poca categoría que aun le quedaba a la plaza al talanquerismo mas bajo y rancio que se despache. A los dos, a papá y a mamá.

Foto: elpais.com
David Mora es un torero que a mi me merece todo el respeto del mundo. Hace unos años estuvo a punto de dejarse la vida en ese mismo ruedo. Creo que los que estuvieron ayer en la plaza confundieron el gesto del de Borox que en realidad estaba pidiendo que saliesen los picas ante la imposibilidad de poder darle tela al toro. Pero me dejó con los pies recolgando cuando en el callejón suelta aquella de que "el toro estaba bien devuelto porque era un peligro para la integridad física de los que se tenían que poner delante". Me lo explique por favor. Que no estamos hablando de una partida de tute oiga. Mírese maestro, que está usted vestido de luces. Que somos miles de cagaos los que estamos sentados comiendo pipas en un tendido precisamente por eso maestro... que de verdad que da hasta pena escuchar a un torero decir esas cosas en un callejón. En fin, que da pena hasta seguir hablando de David Mora, que después me mandan whasapps y mensajes con que falto el respeto a las figuras del toreo. Nada que yo me quedé con los pies recolgando pero algunos se quedaron con el trasero al aire. 

¿Y que me dicen del ganadero?. Que no digo yo que la corrida de Las Ramblas fuese la panacea de la casta. Pero.. ¿quien es el guapo/pa que le dice a este hombre que le devolvieron un toro por manso?. Porque a mi no me dejaron ver si el toro era manso o no. Avanto si. Avantísimo. ¿Pero manso?. ¡¡Si el último jaco que vio fue el del mayoral de la finca!!. Que digo yo que por los menos, para decir que era de banderillas negras y tal habría que haberlo visto primero, y luego haberle dado lidia de manso. Pues hala, manso de libro por cojones. Que como estamos acostumbrados a que todos los toros salgan por la puerta de chiqueros con diez arrancadas en el capote, ningún picotazo y quinientos muletazos, todo lo que salga de ahí...maaaaanso. Todavía recuerdo el primer toro castaño que le ví lidiar a Cuadri en Zaragoza. No me acuerdo el año, pero si recuerdo que le tocó a Jesús Millan. Comportamiento de salida igual que este de ayer. Primer picotazo que casi se salta a caballo y picador juntos cuando sintió el hierro. Pero a partir de ahí... vámonos que nos vamos. El mejor toro de aquella feria del Pilar. Pero nada...maaaaanso. Opaco tenía que haber salido ayer por la puerta de chiqueros y haberse presentado: "Hola, buenas tardes. Mi nombre es Opaco. En la finca me han enseñado a embestir treinta veces por el pitón derecho y cincuenta por el izquierdo. Me han dicho que baje la cara para no incordiar mucho y que no se me ocurra echarle mano a ninguno de esos señores con trapos". Hala, indulto seguro. Pa habernos matao.

No es solo el pasotismo de un presidente ni el conformismo de un torero en concreto. Es consecuencia de todo un sistema que, tras la careta de la evolución en el toreo, están degradando constantemente al toro, el aficionado y la fiesta. Se empezó a sembrar la semilla en las plazas de tercera, se regó generosamente en las de segunda con Sevilla como estandarte, y se ha acabado nombrando Cum Laude del despropósito en las mismísimas talanqueras de la calle Alcalá. Monumental por en su ladrillo exterior y granito interior, pero que muchos se han encargado de pudrir a paso de tambor a aquella plaza que fue santo y seña del toreo mundial, e idiosincrasia que otros se encargaron de dejar a generaciones venideras. Salió Opaco por la puerta de chiqueros y se volvieron opacas las intenciones del palco como opacas se volvieron las vergüenzas vestidas de alamares. Agárrense a partir de ahora con el pañuelito verde que se ha perdido la vergüenza a todo. El baile del pañuelo, como diría el friki de Leonardo Dantés. Después de lo de ayer, un aficionado me preguntaba esta mañana donde se encontraba la tauromaquia actual. No tengo dudas: en el epílogo de la decadencia.

viernes, 11 de mayo de 2018

HECHIZO DE TORO Y TORERO GRANDE

Foto: Plaza 1 vía Mundotoro

Torazo en todos los sentidos el segundo de ayer de Fuente Ymbro. Hechizo de nombre. Un toro hondo, mas serio que un mes sin sueldo, y con una casta y una clase tremendas. De Domecq via Jandilla si, para cegatos de lectura en según que sitios. Un torazo que tuvo delante un torero para seguir y para poder creer en el si no se nos pasa al lado oscuro. Román Collado, el chaval de eterna sonrisa y valor para forjar a base de tiempo y experiencia un futuro mas que prometedor. Distancias, ventajas al toro y sobre DEJAR VER AL TORO. Con todos los defectos que quieran poner al valenciano, pero en definitiva torear para la fiesta y el aficionado...que no es poco en los tiempos que vivimos.

Vamos a ir apuntando a Hechizo como uno de los toros de San Isidro y a Román como torero a tener en cuenta.

Fotos: Plaza 1 vía Mundotoro