Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 19 de diciembre de 2009

PROHIBIR POR PROHIBIR


Esta claro que corren tiempos difíciles desde el punto de vista de la libertad de expresión. No hay mas que mirar hacia Cataluña donde llegan los "políticos" de turno y les da por prohibir a todo aquello que huela a español. No creo que prohiban por el maltrato animal, porque ni ellos ni algunos otros que no quieren la fiesta, (cosa totalmente respetable) nunca les ha dado por pasar por una plaza de toros ni se han acercado al campo a conocer al toro. Que va, solo prohiben por prohibir y por meter el dedo en la llaga de lo que mas duele de Cataluña para abajo.
Lo próximo que va a ser ¿que el Barça no juegue la liga española?. O acaso ¿el señor Rovira y compañía van a empezar a prohibir las monterías y otro tipo de caza en Cataluña? o las granjas y mataderos de cerdos para elaborar su famosa butifarra catalana. Que no, que no, que para esto hay que tenerlos duros.
Lo mas triste de todo esto es que una serie de incompetentes catalanes decidan sobre toda una población cuando resulta que luego llega José Tomás a Barcelona y se acaba el papel un mes antes. Y lo peor de todo no son esta serie de incompetentes, sino el gobierno de un estado que se dedica a malcriar a sus "hijos" y cuando se le suben a la chepa solo se les ocurre darle unos euros para que se vayan a tomar un cubata y les deje tranquilos. Porque estos mismos son los que prohiben la muerte de toros en cataluña y después mandan soldados para Irak, Afganistan,(o mercenarios a sueldo para proteger barcos en somalia, pagados por todos los españoles) etc .... y nos lo maquillan con aquello de que van a misiones "humanitarias" como simples misioneros sin sotana. Y que conste que me da igual con el color que queráis mirar a los que están ahí arriba permitiendo esto, porque hoy es uno, pero mañana va a llegar otro de color azul o verde y le van a seguir lamiendo las posaderas a los políticos catalanes de turno. Por un voto... lo que sea.

Creo que este país esta empezando a enfermar gravemente de Alzheimer. En vez de avanzar en el respeto por las libertades de las personas, vamos directos al olvido y empezando a ver otras vez las famosas ideologías de "esto es así por que lo digo yo". Mieo me da.

Aquí en este espacio siempre han tenido cabida opiniones de todos los gustos, bien es sabido mi respeto por algunos antitaurinos (que todavía los hay cabales) y los mensajes que deciden dejar en los post. Tranquilos, los pienso seguir dejando. Yo no me dedico a cohibir la libertad de expresión de nadie. Pero a la vista esta que ni desde la tolerancia y el respeto se consigue nada, aunque yo desde aquí lo siga manteniendo.

En fin, va a ver que irse planteando en serio lo del Barça, y que los aficionados al Barça que queramos ir a verlo vayamos a Cataluña igual que los aficionados a los toros de Barcelona van a tener que venir al resto de España a ver los toros.

Así nos va. Es lo que nos queda.

2 comentarios:

  1. Hombre, Marin, picha, comparar los soldados españoles con mercenarios a sueldo es un poquito desaforado, ya quiesieran muchos tirillas españoles ganar lo que un mercenario en Irak, Afganistan, Ruhanda o Israel. El que se alista al ejercito no creo que tenga en mente convertirse en soldado de fortuna, así, a las primeras de cambio

    ResponderEliminar
  2. Prefiero ir a los toros antes que invertir en armamento Manuel. Y prefiero de todas a todas publicar tus comentarios como antitaurino, que sabes de sobra el respeto que hay y además creo que debe ser así, antes que alguien me imponga donde tengo que ir o no. Con respecto a los soldados, pues bueno habra de todo. Los que verdaderamente van a que les explote una mina bajo el carro de combate y los que se ganen el sueldo desde la oficina... me imagino, no sé, de esto seguro que sabes tu mas que yo Manuel. Por cierto, a ver si puedo haceros un dia una visita a ti y a Mister Nike.
    Un saludo, un abrazo y feliz navidad desde el mas sincero respeto amigo Manuel.

    ResponderEliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.