Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

jueves, 20 de septiembre de 2012

ANIMALISTAS, GERARDO ORTEGA NECESITA AYUDA

Los ganaderos están sufriendo este año de lo lindo en el campo. Un verano precedido de un año de sequía es la puntilla para muchos de ellos. Cuando vemos salir un toro a la plaza, muchos no reparan en todo el trabajo y sacrificio que lleva ese animal a los lomos.

Hace poco comentaba como Tomás Prieto de la Cal se metía con el caballo hasta la cintura de agua durante una riada hace un par de años, para salvar a sus becerros de sangre Veragua de una muerte segura cuando el Tinto bajaba con todo un caudal de muerte. Y estas semanas atrás hemos podido comprobar, gracias a un buen reportaje de Enrique Romero en "Toros para todos", como otro ganadero onubense, Gerardo Ortega, no dudaba en ponerse manos a la obra a pie de campo para salvar a sus animales. Y es que debido a la sequía,  los pantanos de la finca "Los Llanos" (Santa Olalla) llevan muchísimo tiempo con el agua estancada, y unido a las altas temperaturas han hecho que este ganadero haya sufrido una plaga de sanguijuelas que ha costado la vida a muchas cabezas de ganado.

Según comenta Gerardo, los parásitos se adhieren a las paredes del esófago de los animales tras acudir estos a beber a los pantanos. Al engordar la sanguijuela y aumentar de tamaño acaba obstruyendo todo el conducto intestinal impidiendo a los animales poder comer y muriendo al final por asfixia. La epidemia no ha alcanzado solo al ganado bovino, sino también a los caballos que Gerardo tiene en su finca.

Tras localizar la epidemia y proceder al tratamiento diario de los animales, no había otra manera que el repasar a todos los animales afectados en plena dehesa, sin importar el tenerse que jugar el tipo por tal de salvar a los animales mas afectados. Desde aquí, desear al ganadero que se haya erradicado totalmente el problema, y que las bajas, aunque dolorosas, hayan sido las menos posibles.

Lo dicho, Animalistas: Vosotros que sois los que mas amáis del mundo a los animales, sabed que al bueno de Gerardo Ortega le hacen falta voluntarios para quitar sanguijuelas de la boca a sus toros y vacas en Santa Olalla (Huelva). Seguro que se os agradecerá la ayuda por parte de alguien a quien vosotros criticáis de ganar dinero a costa de los animales sin importarle mucho estos mismos. A los hechos nos volvemos a remitir y hala... ¡a ayudar!.

Suerte ganadero.

6 comentarios:

  1. Marín:
    Cuántas cosas se ven en este vídeo, cosas que no salen en las imágenes, y que verá el que quiera. Para unos, esta vaca es un animal más, pero ya ves cómo luchan por sacarla adelante. Y si no ves demasiada entrega en todo el proceso, el fin, ese afán por ponerla a la sombra, dice mucho más de lo que parece. Eso es mimo y cariño a un animal, al rey.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enrique:
      Historias como esta hay en el campo un monton. Lo que hace falta es que la gente las conozca. La pasión por este animal es descomunal. Ya te contaré algunas dentro de dos fines de semana... antes de que te aburras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola MARIN, desgraciadamente hechos como este están sucediendo mucho por Andalucía y Extremadura, espero que este nefasto año, de sequía, pase a uno mas venturoso y no se llegue a estas graves situaciones.
    Un placer pasar, de nuevo, por tu rincón; espero te vaya todo bien.
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita Ramón. Ojalá vuelvan las lluvias y en nuestras tierras extremeñas y andaluzas vuelva la normalidad. Falta nos hace a todos-

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Marín:
    Simplemente me he quedado atónito, sin palabras.... y como se suele decir, si no lo veo no lo creo....
    Sin duda alguna el sacrificio que tiene el llevar una ganadería de lidia no tiene precio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Diego, y despues dicen que los taurinos somos "crueles". Que tomen ejemplo mas de uno.

      Un abrazo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.