Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

sábado, 6 de diciembre de 2014

DESPROTEGIDOS ANTE LA INTOLERANCIA

¿Hasta cuando?. Desgraciadamente los aficionados taurinos nos volvemos a ver insultados e incluso agredidos por animalistas radicales. Y tengo que recalcar lo de radicales, que luego me acusan de meter a todos en el mismo saco. Existir existen.


Cuando hablo en plural, lo hago tan consciente como realmente, ya que todos somos Andrés de Miguel. Sucedió este jueves, en la conferencia de la catedrática de Historia  Yolanda Fernández Fernández-Cuesta, presidenta de la Peña El Toro de Madrid, titulada “Simbología taurina hasta los albores del mundo antiguo”, que formaba parte del curso 2014 del Aula de Tauromaquia del CEU. Lo relata el propio Andrés en su blog "Adios Madrid": "Al abrir la puerta del ascensor veo y oigo un tumulto de gente entre los que oigo a algún joven energúmeno, de cara congestionada y mirada alterada, gritando “Tauromaquia, abolición”. Detrás de ellos veo a Rafael Cabrera Bonet en la puerta del Aula Magna donde se celebran las conferencias del curso, exigiendo que se vayan de allí las personas que, luego me enteré, habían intentado boicotear el acto. Rafael me pide que vaya a avisar al guardia de seguridad del edificio para que se haga cargo de la situación. Bajo a la planta 1ª donde hay una garita de portería y cuando estoy acercándome a mirar si está el vigilante, oigo un gran tumulto de gritos y carreras, siento un empujón y me voy al suelo desde mi 1,92m de estatura. Alcanzo a ver jóvenes desconocidos corriendo a la salida e inmediatamente me pongo a gritar que “me he roto el hombro”, pues el dolor es grande.
Ni participé en riña alguna, ni en discusión, solamente fui agredido mediante un empujón de malas, dolorosas e invalidantes consecuencias. Ahora me espera la denuncia en comisaría, papeleo, quien sabe si juicio y finalmente, con gran probabilidad, no pase nada."


Uno no para de darle vueltas al la azotea. Vivimos unos días, desgraciadamente, donde la actualidad no para de contarnos detalles de lo ocurrido en Madrid río, donde los del Frente Atletico y los Riazor blues quedaron y se dieron de lo lindo hasta que uno de ellos acabó en el Manzanares. ¿Tratarán con el mismo rigor los medios de comunicación esta agresión o tendran que esperar a que un taurino o animalista fallezca para abordar esta problemática? ¿Tenemos que aguantar día tras día que nos insulten y agredan los animalistas radicales sin que hagan nada al respecto quien corresponda?. Eso si, a menos que a estos los insulten o los rocen en Tordesillas para el toro de la Vega, allá que aparecen todos los noticiarios con las imágenes de los susodichos quejándose. Que conste que esto último también es despreciable. Pero señores, la mala suerte que están teniendo los noticiarios en no poder dar una exclusiva al respecto es porque estos animalistas radicales se están topando con la educación del taurinismo. El día que la paciencia se acabe, la exclusiva va a ser gorda. No lo permitan por favor. Como dice la Maja, la violencia es el único idioma que conocen los que se quedan sin argumentos. 

Esta entrada seguro que no tendrá muchos comentarios de apoyo ni se compartirá en Facebook. Las figuras del toreo, empresarios taurinos y apoderados no saldrán en fotos dándote su apoyo publico, ya verás, pero yo no me voy a quedar de brazos cruzados. Muchos ánimos desde aquí Andrés. No estas solo. A todos nos duele hoy el brazo izquierdo, pero el toro y la tauromaquia bien valen pasar este quinario. Recuerda que el valiente siempre ha sido el valiente hasta que el cobarde ha querido, y que mejor vivir con el brazo en cabestrillo y la cara alta a no vivir arrodillado. Un abrazo.


4 comentarios:

  1. MARIN:

    A esto no hay derecho. Te lo digo totalmente enserio, entiendo que no les gusten los toros e incluso entiendo algunos de sus argumentos porque no conocen al toro y viéndolo desde fuera es difícil que piensen de otra forma. Lo que no entiendo ni entenderé jamás es esa falta de respeto ¿Por qué hacen esto? ¿Se creen superiores a los demás y por eso piensan que tienen derecho a prohibir? ¿No somos libres de asistir si queremos? Lo que pienso que tendríamos que hacer es exigir protección y respeto de alguna forma como seres humanos libres e iguales que ellos que somos y, por supuesto, seguir respetándolos aunque nos falten el respeto. Con eso les demostramos que ni por asomo nos pondríamos a su altura.

    Un abrazo y enhorabuena por defender a la afición y por defender nuestra dignidad como personas libres que somos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto:

      Estas preguntas nos las hemos hecho, nos las hacemos y nos la haremos muchas veces. Tengo amigos a los que no les gustan los toros (que no antitaurinos), y sin embargo nos respetamos mutuamente. Yo siempre intento respetar a todo el mundo, el que no quiera asistir a un festejo taurino que no asista, el que no quiera conocer al toro en su totalidad que no lo conozca, pero que me dejen vivir mi vida a mi manera. Lo que no sé es hasta que punto sería capaz de aguantar ese respeto que les tengo. Tengo claro que en una situación como la que ha vivido Andrés, antes de que me partan el brazo lo parto yo, que no te quepa la menor duda.

      Un abrazo Alberto, que a la hora de defender esto se que no estoy solo. Solo me tengo que pasar por el Secreto de la Bravura.

      Eliminar
  2. A mi me fastidia especialmente todo esto porque siempre me he considerado ecologista y defensor de la naturaleza, pero también soy aficionado a los toros. Hay que distinguir entre animalistas y ecologistas, porque no son lo mismo. Y todas estas movidas siempre tienen como protagonistas a los mas radicales del primer grupo. Estamos llegando a un punto en el que tienes que esconder que te gustan los toros, tanto a los amigos como en las redes sociales, en los bares, en la calle... vamos, que hay que ir a la plaza con la almohadilla escondida y mirando para otro lado. Lo que luego no entiendo de estos radicales, porque he hablado con muchos de ellos es que te digan que leen a Vargas Llosa (aficionado), que siguen a Calamaro (aficionado), que adoran las pelis de Orson Welles (aficionado), o que les encanta tomarse una caña en el bar la taurina con un pincho de solomillo al whisky. Con dos cojones! En fin.. que tendrán que desfogar de alguna manera su trastorno de bipolaridad y la han tomado con nosotros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José A.:

      Ese mismo problema lo tenemos todos. La mayoría de los taurinos somos amantes de los animales, y como es mi caso, el ecologismo lo llevo a la práctica. El problema es que muchos de estos se creen que por imponer sus ideales van a ser mas que otros. Lo que no sé es hasta cuando aguantaremos los taurinos este tipo de agresiones verbales y físicas.
      Fíjate, que en mi pueblo, en Trigueros, hay un niño de estos que se hartan de dar caña a todo taurino metiendose en conversaciones que ni van con el en las redes sociales. Acaba de montar un negocio (una pizzería), y el primer reclamo que tiene en su publicidad SON LAS HAMBURGUESAS DE CARNE DE BRAVO DE CUADRI!!!!! pa flipar hasta donde llega la hipocresía de esta gente.

      En fin José A., gracias por la visita una vez mas. Seguiremos en la lucha para defender al toro.

      Un abrazo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.