Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

miércoles, 28 de enero de 2015

HASTA SIEMPRE HAROLDO...


Por aquel 2009, cuando decidí abrir este blog, cuando durante mucho tiempo navegaba solo por la blogosfera, hubo un momento que esa soledad me llevo casi a cerrar el chiringuito. Pero poco a poco empezaron a llegarme rayitos de luz desde muchos sitios. Lo que nunca imaginaba era que esos rayitos de luz en forma de comentarios y apoyos me vendrían del otro lado del charco. Poco a poco hubo gente que fue dándole fuerza a El Retoñal, desde Madrid, Murcia, Navarra, Huelva, Italia, Mexico, EE.UU, Argentina...y uno de esos puntales llegaba desde Venezuela. Dos pasiones comunes, el toro y el caballo trazaban un puente eterno que cruzaba el Atlántico para compartir pasiones con Haroldo Izquierdo Rivero, mi Haroldo...el Venezolano.

Haroldo se ha empapado de todas y cada una de las entradas de El Retoñal, las de toros le encantaban y las de caballos simplemente, según el, le fascinaban. Puff Haroldo, ayer, cuando volvía con el cuerpo muy tocado después de acompañar durante tres días a mi viejo y de asistir al funeral de mi tía, se me acabó de romper del todo cuando me enteré que nos habías dejado para siempre. No tuve esa suerte de conocerte personalmente, y sé que nos faltó poquito porque tu ilusión era venir a España, pero te voy a echar de menos como si me hubiese tomado un café contigo todos los días. Voy a echar de menos tus comentarios por aquí, esos que hacía tiempo que no dejabas porque la situación política de tu país te habían quitado las ganas de muchas cosas. Ahora sé que no solo era la situación política de tu país Haroldo. Y sobre todo te voy a echar de menos en el Face, cuando con esas conversaciones por privado nos llevaba hasta mas de una hora hablando de toros y de caballos.

Me preguntabas un día por las fiestas de mi pueblo y por mi patrón, que te comentara esa fiesta tan particular que teníamos. Te las explique a modo general, y me decías que te quedabas con tres cosas: Que el pueblo mandase en el patrón, que tiraran alimentos por los balcones a la multitud y que a última hora, el pueblo saliese corriendo literalmente con el santo para quitárselo al clero y a los políticos. Mierda de vida Haroldo, que nos has tenido que dejar justo el fin de semana que San Antonio Abad estaba en la calle.
Decías que tenias muchas ganas de venir a España a conocernos a todos. Que tu ilusión era ver una tarde de toros en las Ventas junto a Enrique, la Maja, Gloria, Cristina...y que necesitarías un tendido entero para ver toros con tus amigos. Pero me decías que si venias tendrías que bajar a mi pueblo, a Trigueros. Te pregunté el porqué, y me dijiste literalmente, "no me fastidies José María, no puedo dejar de ir a un pueblo donde salen corriendo con su patrón, donde se crían los toros mas bravos que jamás he visto, y donde para colmo, te tiran un jamón por la ventana"...joder Haroldo...puff...como duele que mi rayito de luz venezolano se apague.

Jamás se me olvidará la promesa que te hice. El de que el día que bajaras te llevaría por la mañana a Comeuñas y por la tarde a dar un largo paseo por el Rocío a caballo. No la pude cumplir Haroldo, pero algún día lo haremos, que no te quepa la menor duda. Todavía recuerdo cuando te dije que Enrique había bajado con su familia a mi tierra y me dijiste "Ya el señor de la grada del seis se me adelantó. Habeis estado en el Rocío y en Comeuñas". Lo que nos reímos Haroldo...

Descansa en paz amigo Haroldo. Te voy, o te vamos a echar mucho de menos. Como parte fundamental de este blog tenias que tener un hueco especial, aunque no me hubiese gustado que fuese de esta manera. Me quedo con todo lo que me enseñaste, pero sobre todo con el último mensaje que me dejaste por mi cumpleaños. Te has ido como los grandes, en silencio y sin hacer ruido, como se fue del toro mi Curro aquel día en la Algaba. 

Hasta siempre Haroldo. 

In memorian.


8 comentarios:

  1. Haya donde esté Haroldo estará agradecido y orgulloso de esta dedicatoria, siempre fue un placer leer sus comentarios. DEP
    Fernan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anónimo/ma. Como hacía el, vuestros comentarios y aportaciones son las que mantienen vivo este espacio.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Marín:
    Perdona que no me extienda más, pero a lo tuyo no se puede añadir nada. Y yo además no quiero, solo quiero unirme a tus palabras. Por días así tenemos que darnos y rebozarnos en los amigos,
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Enrique, ya lo hemos hablado. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Querido amigo Marín:
    Poco puedo añadir a tus bellas, sentidas y emotivas palabras. Si acaso, sumarme a tan acertado homenaje al caballero de Carora, nuestro Haroldo, que, estando tan lejos, siempre sentimos muy cercano, fue, desde luego, un grande en generosidad, agrado y cariño.
    Y es que, en nuestras vidas, a menudo demasiado monótonas, a veces la fortuna llega sin avisar y cuando lo hace en forma de personas, la suerte es tan grande que merece la pena disfrutarla.
    En este sentido, muchas gracias al amigo de Carora y a ti por honrar la memoria de los amigos que dejan huella.
    Un abrazo fuerte, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria:
      Siempre doy gracias a Dios de tener los amigos que tengo. Muchos de ellos, no los tengo a mi lado físicamente a diario, como es tu caso, el de Haroldo y el de muchos de los que pasáis por aquí. Gracias. Gracias por todo, por estar siempre ahí. Ojalá Haroldo, allá donde este, sepa lo mucho que se le apreció por aquí.

      Un abrazo Gloria, y perdona por no poder articular palabra el otro día por teléfono.

      Eliminar
  4. Soy el hijo de Haroldo Izquierdo.
    Quiero darle las gracias por tan hermosas palabras.
    Es bueno saber que Papa fue muy querido por sus amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Haroldo:

      Primero permiteme que te tutee y que te llame amigo, porque viniendo de donde vienes y llamándote como te llamas así lo siento. Me ha dado mucha alegría ver tu comentario.
      Ya habrás visto lo querido que era tu padre por aquí, y que todos aprendimos mas de el que el de nosotros. Lo echamos mucho de menos. Por eso quiero que sepas que este sitio es tuyo al igual que lo fue de tu padre. Tu comentario ha sido una inyección de alegría importante, sabiendo que Haroldo sigue pasándose por el Retoñal y que sigue ahí.

      Un abrazo enorme Haroldo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.