Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

miércoles, 7 de junio de 2017

LA CASTA YA ES ALGO "VINTAGE"


Se empeña uno en desconectar el teclado y no hay manera. Mes y medio de "relax" y mas que querer te ves obligado a escribir. No pensaba hacerlo, pero tampoco me parece de justicia dejar que el palmerismo tauromaco 2.0 se cebara sin razón con una señora casa ganadera como es la de Cuadri. Y no es solo por mi Cuadriadicción, que también, sino por mi deber moral con el TORO por excelencia, por ese que ocupó cartel el pasado 4 de Junio en las Ventas de Madrid, y el que ocupará toda esta semana última de San Isidro. Y hay que empezar con la misma frase que el año pasado: "La corrida de toros de Cuadri no salió como en esa casa se espera". Mucho mejor que en años pasados, pero igualmente de incomprendida por el nuevo público que llenan las plazas de toros actualmente. A mi me gustó. Es mi opinión personal. Con sus matices negativos por parte de quien ve esto de la tauromaquia como algo triunfalista, y con sus matices positivos para los que vemos esto desde el punto de la casta como principal factor de la fiesta.

Nos tienen mal acostumbrados los ganaderos con toros como Clavellino, Poleo, Podador, Ribete, Aragonés o Trastero, que son los que mas les suena por ser todos en plazas de primera. No está mal recordar para aquellos que se sientan en un tendido una vez al año, que los primeros saltaron todos en la que fue la primera plaza del mundo, Madrid. A mi me gustaron mas aquellos que los del pasado domingo. También me gustaron mas aquellos que los lidiaron que los del pasado domingo. Hablar de Esplá, Victor Mendes, Julio Robles y demás es mucho hablar. En estos tiempos que corren, donde dicen que la "evolución" de la tauromaquia está alcanzando cotas de nivel artístico inimaginables, encontrar toros que se queden con los toreros y además exijan mando no es normal. Para que vamos a engañarnos. Encontrar toros con no vayan y vengan detrás de las telas rojas si pena ni gloria, toros que no coceen a la muleta antes de ser indultados y que además exijan lidia de toro encastado...chirría cuando menos. No fueron la panacea de la bravura. De estos a Cobradiezmos, o el mismísimo Pastelero de ayer va un abismo, pero todos exigieron tener delante alguien con papeles y muchas ganas de tirar la moneda al aire. Y con oficio, que esa es otra.

Hace un par de años atrás, en lineas generales, que se paraban y ahora que salen arreando resulta que son unos barrabás. La tónica la de todos los años: Se les pega a mas no poder en el caballo, mas que las veinte corridas anteriores juntas, se les dan cuarenta mantazos por las caras, se pasa en falso en banderillas, se les hace todo por arriba y luego esperamos a que nos rompan por abajo como simples toros tontos. Esos mismo le pasó al último, que después de todas las perrerías que le hicieron durante la lidia, y el show que montaron en los tendidos con el pañuelito verde, le dio por embestir para asombro de su matador y de todo aquel que se tuvo que guardar el pañuelito verde para otros menesteres. Eso en esa casa, es de toro tonto tonto. El primero sinceramente a penas se podía mantener de pie. Unos dicen que por estrellarse contra la pilastra de un burladero al ver un pico de un capote que pasaba por allí, otros que por falta de fuerza. A mi no me gustó. Me gustaron segundo, al que por lo menos tuvimos la suerte de que Javier Castaño nos lo dejase ver, cuarto al que Robleño agobió en el tercio en otra faena vulgar, y me encantó el quinto al que cuando Castaño quiso enmendarse y dejarle la muleta en la cara, ya se le había montado en lo alto. Entre medias un tercer toro que se vino con todo en la primera tanda por el pitón derecho y que por el izquierdo exigía mas que el sargento Hartman de la chaqueta metalica. A este lo han puesto de "diabólico", pero es del único que no puedo hablar porque el bueno de Venegas no me lo supo ni enseñar. Bueno, realmente no pude ver a ninguno, que tampoco es nada nuevo. A lo mejor si Pastelero ayer hubiese caido en las mismas manos, hoy sería otro "diabólico" mas. Ni hablar de las cuadrillas, de las que salvo a Pedro Iturralde y a Fernando Sánchez. David Adalid no es el mismo de hace unos años, que solo se unió a la cuadrilla para dar un sainete en el triste y bochornoso tercio de banderillas al último de la tarde, con tironcitos en el capote de brega por parte de alguno para que el tonto aquel de la H se fuese al suelo. Muy triste todo.

Vuelvo a repetir que el que está desubicado actualmente soy yo. Ya hoy en día no se lleva la casta. Eso ha pasado a ser algo "Vintage". Algo del pasado. Da igual que los toros no se rajen y exijan papeles. Lo que importa es no molesten y tengan veinte mil muletazos. Que tampoco nos gusta la tragedia. Tampoco es eso, y el que piense que me gusta eso es que a lo mejor sus progenitores si tuvieron problemas de consanguinidad y eran primos hermanos. Pero que como dice Rodri, los que están engañados son ellos y no yo. Pero hoy mas que nunca tampoco me bajo del carro como también dicen muchos por ahí. Y no me bajo por muchas razones: Porque la búsqueda de la casta por encima de todo tienen nombre propio en la casa Cuadri, porque en Comeuñas prima el toro y el aficionado por encima de todo, porque hay una familia ganadera que siempre tiene las cancelas de su casa abiertas a todo aficionado, y porque no quiero pertenecer a ese grupo de personas que solo ven un toro de San Isidro en San Isidro pegados a un pañuelo verde o a un vaso de Gin Tonic. Esos que piensan que criar un toro es como darle al botón de imprimir y te crias al año cien toros de indulto. Que no, que seguiré enganchado a los vientos de Comeuñas y al olor de la Pelá en tardes de tienta. Que aunque a esta familia ganadera le sigan matando (o maltratando) los mismos de siempre en todos los carteles a sus toros, siempre seguiré apoyando su forma de criar y de ver al toro bravo. Que seguiré diciendo que salen buenos y que salen malos, como de todo en botica, pero encastados. Por mucho que ahora la casta, haya pasado a ser Vintage.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.