Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 6 de julio de 2009

CON LA HUMILDAD POR BANDERA



Es raro que alguien confié en ti para algo. O eres muy, muy bueno en la materia o eres el típico "enchufaillo" de turno para que te abran puertas o simplemente te vayan dando empujoncitos para ayudarte. Siempre he creído en el refrán que dice que "nadie es profeta en su tierra" y si todo esto lo trasladamos al mundillo del toro ... para de contar.

Pero yo tuve la gran suerte de conocer y toparme con una gran persona: D. José Ramos al que todos en el pueblo conocen popularmente por "El Marques de Miranda".

Ya había tenido la oportunidad de que me avisase para torear en su casa en un par de ocasiones cuando yo empecé en esto del toro. Una de ellas fue un tentadero en el cual había apartado unas vacas para Soler Lázaro (un matador de toros de Castellón), Alejandro Urbano y mi amigo y entrañable Juan Orenes "Maera", pero claro, como todo principiante pues iba a la "tapia" a ver si alguno de estos me dej
aba algo en cada una de sus becerras. Por cierto, aquel día tuve la suerte de conocer a "Maera" padre y bueno ... tío original, puro y genuino donde los haya. Otra de las tardes creo que fui solamente con Alejandro Urbano.

Resulta que una semana antes de debutar en Huelva me llama José por teléfono y me dice que tiene reservada para mi una becerra.... Fue mi primera llamada personal y se pueden imaginar la ilusión que le hace a cualquier este tipo de gestos, y además te la hace el ganadero que tenia la vacada mas corta de Trigueros. Y es que estos detalles son los que engrandece
n a una persona.

Por eso hoy, desde aquí, quería volverle a dar de nuevo las GRACIAS a José, una persona llena de humildad
por algo que ha sido su ilusión desde pequeño: su ganadería. Pequeña en extensión pero grande por el trabajo puesto por su propietario. Un ganadero (que no "ganaduros", que esto es otra cosa) de los que ya quedan pocos. Una persona con muy poco de "Marques" y mucho de Gran Señor.

Les dejo con un recuerdo de aquel día y acompañado con un poquito de flamenco a cargo de Remedios Amaya, que yo se que a José también le gusta esto del flamenco.

Un Saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.