Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 6 de marzo de 2017

GIBRALEON FOMENTA AFICIÓN

Todavía recuerdo aquella tarde del 17 de Octubre del 99, donde después de cumplir sueños en la Merced me fui a Gibraleón, que en esas fechas celebraba su feria de San Lucas. Una corrida de Torrestrella para Emilio Silvera, Davila Miura y que me perdone Dios por no acordarme del tercero. Lo que si me acuerdo es de que el agua me entraba por el cuello de la camisa y me salia por los zapatos. Ah, y un toro de Torrestrella que se echó a los lomos (literlamente) todo un burladero completo de la portátil de Gibraleón. Allí vi también por primera vez a Hermoso de Mendoza, a Chicuelo, a Cagancho... en fin, que la vecina Gibraleón siempre fue taurina.

Precisamente, uno de esos críos que se criaron en sus calles jugando al toro, Melchor Rodriguez, ha sido el artífice, junto a la junta directiva del Circulo de Labradores de la localidad, de que en Gibraleón se vuelva a hablar de toros. No era normal que un pueblo con esa afición estuviese "un poco desconectado" del circuito taurino onubense, ese circuito que nos hace mas llevaderos los inviernos toreros. Dos horas muy amenas, dirigidas por Javier García Baquero, y con un cartel de lujo que desgranaba esa conexión que hay desde la crianza del toro en el campo, con un protagonista principal como es Fernando Cuadri, el traslado desde el campo a la plaza con el propio Melchor como referente, y su posterior lidia en la plaza con el matador de toros David de Miranda. Y como no, con un salón lleno de buenos aficionados dispuestos a aprender algo mas de este mundo del toro.

De Fernando Cuadri, nos podríamos llevar horas hablando de lo que enseña este ganadero. Palabras de ganadero cabal, sin coba alguna, y plasmando solo realidades: "Me cuesta mucho decir que vengo a enseñar a nadie nada del toro, mas que nada porque ni yo mismo me acabo de enterar de que va esto. La vida de una persona no da para entender al toro. Es un animal al que casi todo el que lo critica lo desconoce, y por eso yo siempre invito a todo el que quiera conocerlo que se acerque a casa y lo conozca. No se puede juzgar al toro por los últimos veinte minutos de su vida." También habló sobre el futuro del toro de Cuadri: "En Azpeitia nos ha funcionado la cosa durante estos cuatro últimos años, pero nuestra base es Madrid. Estos dos años no nos han cumplido los toros como nosotros queremos que salgan en Madrid, ni como el publico de Madrid quiere que salgan. Nos han salido demasiado noblones. Este año tiene que ser si o si, mas que nada para nosotros darnos cuenta que el camino que llevamos es el correcto."


Melchor por su parte dejó claro que el transporte de toros no es nada facil: "Nosotros no llevamos en el camión lechugas o tomates. Llevamos toros de lidia y todo lo que hacemos desde que llegamos al campo, el embarque, el traslado y el desembarque, lo hacemos pendientes del toro. Curvas, frenazos...todo tiene que ser cuidado con mimo." Son once años los que Melchor lleva trabajando en su pasión, y en todo este tiempo le han pasado cosas importantes: "Si de hoy en día trabajar ya es una suerte tremenda, trabajar en lo que te gusta es como si te tocase la lotería. Yo he tenido la suerte de llevar a la maestranza a los dos únicos toros que se han indultado, Arrojado de Cuvillo y Cobradiezmos de Victorino Martín, y a los dos los he devuelto al campo de nuevo. También me ha tocado vivir momentos malos, como en un embarque de Palha donde se mataron dos toros durante el embarque y luego murieron otros dos." Melchor Rodriguez, un privilegiado.

Y David de Miranda, quien repasó un poco su estado actual entre otras muchas cuestiones:"Quizás el comienzo de mi carrera como novillero fue un poco deprisa. Ahora estoy centrado en ir un poco mas despacio como matador de toros, de ir poco a poco cogiendo oficio para poder ir entrando en su momento justo en las grandes ferias y sitios importantes." Al tener a su paisano Fernando Cuadri a su lado, la pregunta era casi obligada: La influencia de la casa Cuadri. "Yo he tenido la suerte de nacer y vivir en Trigueros, y de contar con la amistad de la familia Cuadri. Hago muchísimo campo en esa casa desde mis inicios de novillero sin caballos, y cuando acabas una tienta es como si hubieses matado una corrida de toros. La exigencia de las vacas es tremenda. Es distinto a todo."

Se colocó la primera piedra de una idea que promete perdurar en años venideros. Gibraleón se lo merece. Para acompañar el acto, el propio Melchor expuso una galería de fotos impresionantes, que desde luego que con esa profesión, y esa afición, son sencillamente impresionantes. Enhorabuena campeón no solo por la exposición, sino por devolver a la afición de tu pueblo lo que otros (por obligación) tenían que hacer antes que tu.

P.D.- Al final les dejo un vídeo de Pepe Plaza, y que muestra lo que dio de si el turno de preguntas y las respuestas de Fernando Cuadri y David de Miranda. Sin desperdicio.

Fotos: Adrian Rodriguez







2 comentarios:

  1. Melchor rodriguez6 de marzo de 2017, 5:18

    Gracias Marin, mil gracias por estar hay y ser como eres. Veras mi padre siempre dice que amigos tenemos pocos,conocidos muchos, pero que los que tengan sea de verdad y no intente nunca defraudarlos, tu estas entre esos por tu sencillez,y forma de ser dandolo todo siempre para hacer sentir mas grande a las personas que tienes siempre a tu lado.Sinceramente para mi esa noche fue especial,mágica,didáctica,coloquial,fue de ensueño. Aquí no se trata de ser el primero en querer que en gibraleon se vuelva a hablar de toros,se trata de saber querer este mundo, de saber cuidar,mimar y respetar al rey, al protagonista de nuestra fiesta,el toro, no hayvque olvidarse que si se siguen haciendo este tipo de eventos para fomentar la tauromaquia es porque existe el toro y de alguna forma y manera los aficionados le rendimos culto y muchos una manera de vivir gracias a que aun podemos disfrutar de su belleza,bravura,y estampa. Ojala este sea el comienzo de un proyecto esperó al que le demos continuidad para de momento seguir trabajando y que niños de mi pueblo sientan las inquietudes del mundo del toro jugando a ser torero o estar cerca del toro como en su día me paso a mi cuando yo era aun un enano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Melchor:
      Comprendo el no querer darte coba, entre otras cosas porque a mi me pasa lo mismo. Pero al Cesar lo que es del Cesar. Si los del circulo de Labradores no te hubiesen dado el empujon y tu no hubieses querido, en Gibraleon se sigue sin hablar de toros. Así tal como suena.
      Es curioso, pero siendo una actividad cultural, y reconocida como tal por el Ministerio de Cultura, declarada de bien de interes cultural, NINGÚN AYUNTAMIENTO, NINGUNO, la incluye en sus jornadas culturales. A ver si así te das cuenta de lo que llegaste a hacer el viernes pasado.

      Un abrazo, enhorabuena, y ojalá el año que viene volvamos por tu pueblo.

      Eliminar

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.