Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 7 de diciembre de 2009

NO CAER EN EL .... OLVIDO

Sábado 5 de Diciembre. Amanece el día un poco gris y me vuelvo a conectar, Manolo ha hecho los "deberes" y todo sigue igual, vamos ganando batallas. A eso de las 4 de la tarde me llega esa fatídica llamada, se te cae el alma y ... miras a tu lado en la "trinchera" y te vuelve a faltar uno de los tuyos. Y es que esta era de las amigas que, cuando el fuego cruzado en el campo de batalla era mas fuerte que nunca y me llegaron a alcanzar de lleno, siempre estuvo al pie del cañón para ayudarme. Ella y Manuel siempre estuvieron ahí para que la herida cicatrizase y pudiera volver a sacar la cabeza para volver a disparar. Y se consiguió, vaya que si se consiguió... hoy vuelvo a estar en la trinchera dispuesto a comerme el mundo. Pero resulta que ahora la que no esta es ella.

Ya me pasó lo mismo allá por principios del 2001. Aquel varapalo fue duro, muy duro..... En aquellos tiempos, fue cuando tuve la suerte de conocerlos, a Olvido y a Manolo, y me encontraba en la tesitura que si dejaba esto del toro, que si no, y siempre recordaré las palabras de aquella amiga "menudita" pero todo corazón: "No te rindas nunca con el coraje de no haberlo intentado". Joder.... Gracias y mil gracias.


Mas tarde, allá por el 2003, me hizo el regalo mas bonito que conservo de hoy en día: Mi Kenia. Ahora la veras a diario, seguro, y podrás disfrutar en la lejanía de lo guapa que esta y de lo buena que es. Es un sol. No podría ser menos viniendo de quien viene. Yo la abrazo tan fuerte a veces que incluso la llego a agoviar a la pobre, pero el abrazo del sábado por la tarde fue diferente. Creo que incluso ella se me quedo mirando y se dio cuenta de porque la expresión se me cambiaba mientras la abrazaba... gracias y mil gracias Olvido.


Siguiendo mi cronología en el tiempo, a partir de aquí todo es historia. El fuego cruzado se intensifico mas de lo previsto en el campo de batalla y no sabíamos por donde ni porque nos venían las balas, puesto que surgió un nuevo y misero "francotirador" que no sabíamos ni de donde ni porque disparaba con tanta certeza.


Lo del día de mi boda, jamas lo olvidare. Una vez mas, cuando en el famoso baile para abrir la barra libre me invadió la timidez y pedía a voces que alguien me echase un "capotito"... ahí estaban ellos. Jamas olvidaré ese ratito de baile contigo Olvido en un día tan especial para mi... joder, esto me esta costando mas de lo que creía.


Jamás olvidaré esos domingos del Rocío por la mañana. Esos ratitos de tapeo, rebujito y cerveza. Esa visita casi obligada a la cuadra para ver mi caballo que tanto te gustaba. Ahora lo tienes contigo Olvido, cuidamelo. Pasale su rasqueta para que siempre este "guapo", y sacalo a pasear por allí, contigo seguro que se engalla y tira el mosquero de oreja a oreja, como lo hacia conmigo. Vas a ser la Lady Godhiva del cielo con el y la envidia de todos los de aquí.


A ti Manolo, el pasado sábado te dije poco pero te dije mucho, no tenia fuerzas para mas. La vida le dio alguna que otra voltereta, pero como buena torera, se volvía a levantar y se volvía a poner delante. Mucha fuerza, otra vez mil gracias por todo y que sepas que aquí me tienes y me tendrás siempre para lo que necesites, porque cuando mires a tu lado en la trinchera, ahí estaré para devolveros todo lo que me disteis, y que intentaré siempre que Olvido no caiga precisamente en eso. Que sepas que te envidio por la actitud que estas dispuesto a tomar para con tus hijos. Ellos no se merecen menos aunque se que te lo vas a tragar todo por dentro. Una vez mas, chapó Manuel, chapó.


Gracias y mil gracias.

Marín y Rocío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se respetarán todas las opiniones y se publicarán todos aquellos comentarios que no contengan ninguna palabra ofensiva hacia el autor o titulares de comentarios publicados.