Si lo intentas puedes perder, si no lo intentas… estas perdido

lunes, 14 de octubre de 2019

PINZONIANA 2019



X edición de la ya tradicional corrida de toros Pinzoniana en Palos de la Frontera (Huelva). Lleno en los tendidos.

Toros de la ganadería onubense de Hnos. Dominguez Camacho para:

Alberto López Simón, oreja y oreja
David de Miranda, oreja y dos orejas
Toñete, oreja y oreja

Galería fotografica de la tarde. Perdonen la calidad de las fotos, pero desde donde estaba poco mas se podía hacer. Se hace lo que buenamente se puede.


G1


G2


G3


G4


G5


LS1


LS2


LS3


LS4


M1


M2


M4


M5


M6


M7


T1


T2


T4

lunes, 7 de octubre de 2019

ALVARO TEBA DEL PINO & MANOLETE, CAMPEONES DE ESPAÑA DE DOMA VAQUERA 2019

Gran ambiente este fin de semana en Almonte para la final del Campeonato Nacional de Doma Vaquera en este 2019, donde un jinete onubense, de la Palma del Condado mas concretamente, Alvaro Teba del Pino se ha proclamado campeón de España montando a Manolete.

El run run venía sonando desde hace menos de un mes, desde que se celebrase en el Royal Center Hípica de Chiclana la final del campeonato de Andalucía, y donde cuatro jinetes abandonaron en la final. Francisco Díaz Rodríguez “Pajito”, Jonatan peña, Buenaventura Maestre y José Manuel Martín Japón. Hacían su presentación  entraban en pista y tras el saludo inicial, volvían a saludar de frente al presidente para retirarse. Nada que ver la decisión de los jinetes con el resultado final donde precisamente también se alzaron con el triunfo el onubense Alvaro Teba con Manolete

El recinto ganadero de la Huerta de la Cañada en Almonte registro un buen ambiente el primer día y una gran afluencia de público en la final. El palmerino rayó a gran nivel en ambas actuaciones con este Manolete, un caballo de pura raza arabe (PRA) de siete año de edad y capa torda, que a venido a sustituir a la yegua Tiburona, con la que Alvaro también había cosechado muchos e importantes triunfos. 
Otro onubense al que hemos mencionado antes, Ventura Maestre, arucitano afincado en Aljaraque desde pequeño, se alzó esta vez con la segunda posición con Alhambra. El tercer puesto ha sido para Diego Peña Serrano con Bandolero. El único jinete fuera que se metió en la final que venía fuera de Andalucía, el valenciano Bernardo Hernandiz Ortiz con Cobre, quedó finalmente en cuarta posición. Entre los doce clasificados destacar la séptima posición de otro campeón en ediciones anteriores como Rafael Arcos con Alameda 50% seguido de Francisco Díaz Rodríguez "Pajito" con Heno Fo 21,50%, o la descalificación de Jonatan Peña Cordero con Talavante por el famoso articulo 12D.

Les dejo con la clasificación final, puntuaciones y premios y con un vídeo de lo que fue el GPE de Doma Vaquera de este año 2019 celebrado en la localidad onubense de Almonte. 

Enhorabuena a los ganadores!!!!







Fotografias: Ramón Azañón (Enlace Facebook)














jueves, 3 de octubre de 2019

TIENE USTED RAZÓN MIGUEL ANGEL


Deseando estaba el bueno de Perera de pregonarlo a los cuatro vientos. Que le sobran los jacos, el peto y el picador. Que le gustan los toros "cruditos". Como el sushi. Que el que quiera ver caballos pa eso está el hipódromo. Y no le falta razón. Su razón. Su tauromaquia no se sustenta mas que un ir y venir de quinientos mil trapazos ante los mismos toros de las mismas ganaderías y del mismo encaste. Animales que van y vienen, que ya vienen picados de fábrica. Dan cornadas como todos, pero no dan la sensación de poder darlas.  ¡Pa que va a querer este hombre el jaco y el picador!... pa cumplir el tramite. Punto. Y allá que se despachó a gusto en los micrófonos del canal de los toros sin que nadie le dijese tampoco nada, pidiendo un altavoz pa poderle decir a los cuatro gatos que siguen pidiendo un lidia integra que el no quiere jaco. Quitarle la razón a alguien que desprecia un tercio fundamental de la lidia como el de varas así, tan descaradamente, desde que empezó con caballos, es de ser muy inconsciente y de no saber el momento tan delicado por el que pasa la tauromaquia. Pero ni a el ni a casi todo el escalafón. Esto es una ponzonia que se ha extendido y ya no hay quien la pare.

Culpar a Perera del declive de la suerte de varas es inútil cuando las plazas siguen recogiendo gente en los tendidos (cada vez menos) que jalean como locos los ochenta muletazos al carretón. Dicen que "para gusto los colores", y la "tauromaquia" de Perera gusta. Ahí están sus puertas grandes. Solo le protestan esa actitud de desprecio los 20 del 7 y la grada del 6 en las Ventas. Bienaventurados ellos. Como le voy a echar en cara nada al torero de la Puebla de Prior cuando dice que no quiere Pica ni jaco. Lo único que me queda es darle la razón y hacerme 1.200 kilómetros para ver a tres chavales en Calasparra. A Huelva, con indulto incluido, no voy ni a verlo salir por la puerta grande, que aparcar en el Molino de la Vega en colombinas está mu complicao. Colón hace ya 527 años que descubrió las Américas. Vamos, que no voy a ser yo ahora el que le diga a la gente lo que van a ver de hoy en día a una plaza de toros. Hoy en día se saben las orejas que se van a cortar aproximadamente, el día del indulto, las puertas grandes...y hasta los fiascos. Que eso es lo verdaderamente triste, que se perdió la EMOCIÓN en todo esto y lo imprevisto que puede ocurrir cuando hay un toro bravo con un torero valiente delante en la soledad de un ruedo. El problema de la decadencia del tercio de varas no está ni en Perera ni en los que exigen el mismo. Está en el resto del tendido que ni saben lo que están viendo ni tienen el mas mínimo interés por saberlo. Los ochenta mantazos por la cara al animalejo que va y viene sin mas, y ahora que protesten solo los veinte de allí arriba. No solo Perera, sino todos los que no quieren picas ni jacos se mueven en este ambiente como pez en el agua. Y al que piense que de verdad hoy en día importa la suerte de varas, que me diga que no aplaudió el año pasado a Urdiales en la feria de otoño en Madrid y que me cuente con pelos y señales como fue aquel tercio de varas. Desde la misma sinceridad de Perera, ya les digo que a mi no me pregunten que yo hace mucho tiempo que no veo nada.

El sistema actual, bajo un vetusto reglamento (nacional o autonómico), les ampara además para que esta gente, unos y otros, actúen bajo el atenuante de la legalidad. Un caballo de picar que es un auténtico muro de hormigón, una puya exageradamente dañina, y sobre todo unos toreros de oro subidos a caballo que antes se anunciaban en los carteles junto a los matadores y que hoy solo son unos humildes asalariados a expensas de lo que su matador les diga. No hay ni un solo matador de toros que se digne a medir un toro en varas, ignorando por completo que no todos los toros son iguales. Me niego a creer que sea por desconocimiento. Solo existe el plan A, "rozalo", o el plan B, "pégale".  A los toretes de las figuras siempre se utiliza el plan A porque ya de por si no pueden, salvo contadas excepciones que todo hay en la viña del señor y entonces echamos manos del B.  Y el resto de chavales, a los toros que salen con ciertos hierros en la nalga, con cara de toro y pidiendo papeles, se le aplica el plan B incluso antes de salir del hotel. Tapar la salida por decreto y darles debajo del peto hasta dejarle el lomo hecho un colador. Mejor que se paren antes de que me pase por encima. Lo de usar el plan A ni pensarlo, que siempre habrá tiempo de echarle la culpa al ganadero y rajar del reo cuando David Casas me ponga el micro en el callejón. Como pa quitarle la razón a Miguel Angel. En ambos casos todo de prisa y corriendo, como si el tiempo para los avisos empezase desde que el de la mona pusiese los pies en el estribo. Vaya, que esto mas que emocionante es estresante. 

Siempre quedan los cuatro, bueno tres, bueno...un par de ellos que quieren hacer las cosas bien y les da por querer dejar ver los toros en la suerte de varas. O duran dos días en esto o ya están en sus casas. Esos que tienen como profeta a Esplá, y que no encuentran recompensa en los tendidos simplemente porque la mayoría de los que van a un festejo carecen de esa cultura taurina necesaria que va mucho mas allá del último tercio, y que aprovechan los dos primeros para ir a la barra de los bajos del tendido a por el gin tonic. A la mente se me viene un caso claro de hace muy poco tiempo, el de Alberto Aguilar. Un torero que dejaba ver los toros en varas, esos a los que jamás Perera se dejaría "cruditos", pero al que luego se le exigía que la criatura les diese noventa muletazos como si del mismísimo Ordoñez se tratase. Presidentes que le han dado vueltas (mas que justificadas) al ruedo a esos mismos toros que Aguilar había dejado ver, pero que le negaban al torero un merecido despojo después de intentar hacer las cosas como Dios manda. O acaso piensan que el Liebre de Rehuelga se hubiese visto igual con Miguel Angel Perera. Pues eso.

Está bien de pegarle una regañina a Perera por decir lo que realmente piensa y además es mas que obvio. La degradación total de la fiesta obviando los principios fundamentales de la misma en beneficio propio. El futuro y el que venga detrás que arree. Miguel Angel lleva mas razón que un santo desde SU MANERA DE VER ESTO. Hay que ir un poco mas allá, y no estaría mal el hacerse mirar bien el que hacemos cada uno sentados en un tendido a sabiendas que te van a soplar el bolsillo. ¿Protestar?, si si, protestemos que ya nos habrán soplado el indulto, los despojos y otras cuatro tardes el año que viene para podernos volver a soplar otra cartera. Hay que tener ganas. El sushi está de moda. Lo mismo los que estamos desfasaos somos nosotros. Eso si, el día que caigan los veinte del 7 y el 6 de Madrid, o los reinventamos o se cae el chiringuito. Eso o que prohíban el gin tonic en los tendidos.


miércoles, 11 de septiembre de 2019

LES POLLES


Triste la imagen que resume una novillada 
Anda el mundo de las redes sociales alborotado, a medias entre el asombro y el cachondeo, de unes veganes que andan diciendo por ahí que separan a les polles porque violan a les gallines. Tampoco podemos darles el protagonismo que reclaman mas allá de la pena que merecen personas que viven recluidas en su propio mundo en algo que se asemeja mas a una secta que otra cosa. Elles son veganes y no comen hueves, ni queses, ni carnes, ni mucho menos polles. Viven en un mundo con aromas de chocolate envuelto en bolleré les pobres, sin polles en el plato, pero en su mundo. Sin embargo a los que manejan el cotarro taurino de este mundo aparte de violar sistemáticamente la esencia de un rito ancestral como es la tauromaquia, también viven en su propio mundo pero arrastran a muches otres dejando un montón de cadáveres a sus espaldas sin ningún tipo de remordimientos. Les otres, les de les polles son inofensives, pero estes no tienen perdón de Dios. Ni polles ni osties.

Allá por el mes de febrero escribíamos sobre la feria de Calasparra, sobre su magnífica organización, y como todo un pueblo con sus distintas entidades a la cabeza confeccionaban ese reducto de pureza que, junto a Villaseca de la Sagra, nos hacen mantener la esperanza a quienes hace mucho tiempo ya no tenemos confianza en el sistema taurino actual. Solo me faltaba acercarme por primera vez a comprobar in situ la grandeza de un pueblo como Calasparra. Un soplo de aire fresco, basado en lo que siempre fue la base de todo, EL TORO. Peñas taurinas, asociaciones de aficionados prácticos y de corredores de encierros... todo enfocado a que su feria del arroz sea el referente a ese aficionado que ya echaron de los tendidos de todo el territorio nacional. Y vaya si lo han conseguido. Desde por la mañana temprano con el encierro, pasando por los actos culturales posteriores al mismo, pasando por su gastronomía hasta la hora de la novillada, Calasparra es una cita a la que ningún aficionado debe faltar en la medida de lo que se pueda. Mi mas sincero agradecimiento a el pueblo de Calasparra por el recibimiento y acogida que hemos tenido estos días. Sin embargo, todo lo disfrutado durante las jornadas se convirtió en un sentimiento de pena al volver de vuelta de la novillada. Sinceramente... no tenemos futuro. La fiesta se muere por sus raíces a base de que el taurineo riegue constantemente con herbicida todo lo que se salga del tiesto. Si el futuro de la fiesta pasa por lo que hemos podido ver en Calasparra, tenemos los días contados. 


No quiero, ni voy a pararme en los nombres de unos chavales que bastante tienen con soportar el hecho de vestirse de luces para tardes a las que nunca nadie les dijo que existían. De esas tardes en las que sale un toro por la puerta de chiqueros que te pide los papeles, esos papeles para los que nunca opositaron porque nadie se lo exigió. Las criaturas torean poco porque desgraciadamente no hay novilladas, y están envueltos en una espiral en que todo el que los rodea solo quieren sacar la mayor tajada posible del parné del padre, el tío o vaya usted a saber, dejándolos solos cuando el toro bobo de carretón no sale por la puerta de chiqueros. No les enseñan en las escuelas, o en los días de entrenamientos, los conceptos básicos de la lidia, entre otras cosas porque los que los llevan tampoco saben lidiar y porque a la mayoría de los animales que salen de hoy en día por la puerta de chiqueros tampoco les hace falta . Los novilleros tienen como referencia a las figuras de hoy en día, que solo matan un hierro o dos del mismo monoencaste durante cuarenta festejos, y lo único que aprenden es a descararse al tendido cuando un aficionado que ya pinta canas les exige solo que no se escondan y que le dejen ver a un toro. Lo verdaderamente triste es que ninguno salió a la plaza con ganas, en novillero, como se ha dicho siempre. Que cualquier choto encastado puede con el mas pintado, pero si quieres ser algo en esto, te tienes que dejar pegar cinco volteretas para que por lo menos el que está en el tendido sepa de las ganas que tienes. Pos ni eso. Si la tomatera se pudre por las raíces... ni tores, ni vaques, ni polles, ni osties.

La novillada de Cuadri en Calasparra se puede resumir en una sola frase: Seis sainetes históricos. Una novillada magníficamente presentada pero que no se comía a nadie. Seis novillos con cara de toros que se adueñaron de la situación y del piso plaza. Un novillo noble y con clase, aunque justo de fuerzas el primero, segundo y cuarto que no se vieron porque no pudieron con ellos, un tercero muy encastado y exigente, y mas parados quinto y sexto. Psicosis en cuadrillas antes de hacer el paseillo, mantazos por las nubes en las bregas, pases en falso en banderillas para dejar solo una tras cuatro intentos cada banderillero, toreros de plata tirándose de cabeza al callejón cuando los novillos ni les seguían en ocasiones. Y lo peor de todo, masacres en varas con puyazos de muchísima estopa tapando la salida a todos los novillos y esos piquitos con los capotes en burladero para que llegasen derrotes innecesarios. Hasta once palos y dos capotes de brega en el suelo se llegaron a ver mientras el presidente cambiaba el tercio con solo dos palos en el lomo al segundo de la tarde por tal de que aquello no se juntase con el encierro de Miura del día siguiente.  Hubo momentos en que ni había lidiador en el ruedo porque en un mantazo el novillo le había rodado el capote, ni había banderilleros porque ni ellos se ponían de acuerdo a ver quien salía a pasar un mal trago. El novillo allí en medio solo como dueño y señor de la situación. Aun así, despues de lo malamente que habían sido tratados todos los novillos, incluso alguno salió embistiendo por abajo con clase. Pa ponerles un piso en primer linea de playa en Punta Umbria vaya. De las faenas de muleta ni hablar vaya, ya he dicho que no voy a cebarme con los críos porque son los que menos culpa tienen. Por no haber, no había ni el típico banderillero en los burladeros aconsejando a los chavales, no fuese a ser que les diese a los novillo por mirar al burladero y cebarse con ellos otra vez. Un espectáculo triste y bochornoso.


Pero si triste salia uno de Calasparra por lo visto en el ruedo, mas triste de quedas al día siguiente cuando ves la reseñas en prensa y portales taurinos. Una prensa doblegada al sistema actual donde no pueden ocultar las broncas a los coletas, pero que intentan justificar sus propias consecuencias apuntando siempre a la parte mas débil: el ganadero y el toro. Un sistema que vuelve la cara a todo lo que sucede en torno al toro en localidades como Calasparra o Villaseca de la Sagra y que no cuida lo que está por venir, lo que debe mantener este tinglado el día de mañana. Actualmente solo importa el "no hay billetes para hoy" colgado sobre la ventanilla de cualquier taquilla a costa de reducir la casta en el toro y repitiendo hasta el hartazgo los carteles con figuras "de pitiminí" que diría Doña Mercedes Picón, marquesa de Seoane. El sistema actual es como les gallines cluecas que solo le interesa tener bajo sus alas a todos les polles posibles, toreros, ganaderos, novilleros, escuelas taurinas, público... para que ninguno moleste. A todo aquel polle que se salga ya sabe que corre el riesgo de que, o bien venga le zorre y se lo zampe o que venga el polle de turno y les viole. Al final algunos viven en el mismo mundo que les veganes. Y es que ya ha llegado a un punto en que me pasa como con elles, que lo único que dan es pena (no he querido escribir en vegane la palabra pena por razones obvias).


Nota: Quería agradecer a la familia Cantero Martínez por el trato recibido en estos días. A Joaquín padre e hijo, Gloria madre e hija, a Manolo, ...a todos, gracias por haberme hecho sentir como en casa. Se os quiere.
Gracias a Antonio Fernández Box por haberme acompañado en un día especial y haberlo podido conocer, tanto a el como a su cuñado. Gracias de corazón Antonio, te debo una.
Y gracias al pueblo de Calasparra por la acogida, pero sobre todo por mantener una feria del arroz con la esencia fundamental de lo que siempre fue el toreo, EL TORO. Dicen que un pueblo no es nada sin sur raíces y costumbres, y vosotros podeís estar tranquilos que lo tenéis super claro. ENHORABUENA!!!!

sábado, 24 de agosto de 2019

NOVILLADA DE CUADRI PARA CALASPARRA



Desde el próximo 3 al 8 de Septiembre, en la localidad murciana de Calasparra se vuelve a celebrar uno de las mejores ciclos de novilladas de España, la XXX Feria del Arroz. La apuesta por el toro y la variedad de encastes con ganaderías punteras, acceso asequible a abonos y actos culturales a lo largo de la semana, hacen que sea destino prioritario de muchos aficionados de todo el mundo.

En este caso dejamos imágenes de la novillada que se lidiará mas concretamente el sábado día 7 de Septiembre. Una novillada del hierro onubense de Cuadri y que será lidiada por los novilleros  Aquilino Girón, Cristian Pérez y Alfonso Ortiz. 

Suerte para todos.


Nota: Las imágenes corresponden a esta primavera













lunes, 5 de agosto de 2019

DESTELLOS DE UN 3 DE AGOSTO EN LA MERCED




El cartel mas completo y bonito de colombinas que hacia honor a su día grande de colombinas. Dia para conmemorar los 527 años de la partida de Colón desde esta bendita tierra hacía las américas. Una tarde que podía haber sido de auténtico escándalo y que se quedó solo en destellos por parte de los tres espadas gracias a el escaso juego de los toros de Albarreal.

La ganadería onubense, que debutaba como tal en su tierra, tuvo dos toros con posibilidades, tercero y sexto, por lo que el sevillano Pablo Aguado se llevo el lote de la tarde. Seguramente no era la corrida de toros que la familia García Palacios hubiese querido traer a Huelva, pero a buen seguro que les quedarán muchos años de triunfo en su tierra.

Morante tuvo un primero paradísimo con el que abrevió. Se agradece el detalle. Con su segundo tuvo un recibo capotero y un quite por verónicas sencillamente para enmarcar. Carteles de toros oiga. 
David de Miranda se topó con un primero sosote, al que el de Trigueros sacó lo que tenía en faena de ajustes. Al sobrero de Torrealta, manso pregonao desde la salida, bastante hizo de darle el privilegio de ponerse delante como si fuese bueno.
Y Pablo Aguado estuvo sensacional en su primero por momentos ante el toro de la tarde, del que perdió los trofeos por la espada. En su segundo bajó un poco la intensidad del animal aunque se dejó también bastante. Toreo vertical, puro y profundo de Aguado en casi toda la tarde, que remató (esta vez si) con un estoconazo y recuperó los trofeos perdidos en el primero y este segundo.

Reseña:

Lleno en la Plaza de toros de la Merced de Huelva. 5 toros de Albarreal y un sobrero de Torrealta para

Morante de la Puebla, silencio y ovación
David de Miranda, oreja con petición de la segunda y ovación
Pablo Aguado, vuelta al ruedo y dos orejas

Al comienzo del festejo se guardó un minuto de silencio por el empresario y ganadero onubense D. José Luis García Palacios.