MARQUES DE ALBASERRADA. LOS PEDRAJAS QUE QUIEREN VOLVER A SER PEDRAJAS

 


Dicen que cuando uno se embota, lo mejor es desconectar y tomar aire fresco. Me hacía falta después de tanto confinamiento. Coger impulso y respirar un poco. Hacía tiempo que tenía ganas de pisar Mirandilla, y a través de Victor Palmar he tenido la oportunidad de conocer a los Pedrajas del Marques de Albaserrada, pero sobre todo de coger ese aire fresco que me hacia falta a través de gente maravillosa que luchan día a día por recuperar la identidad de tan bello y peculiar toro.

La historia de la ganadería  del Marqués de Albaserrada, que no va ligada al de su encaste actual, comienza en 1912, cuando D. Hipolito Queralt y Fernández de Maquieira compra a su hermano Enrique vacas de Ibarra junto con vacas y sementales de Saltillo. Tras su fallecimiento, su viuda, vendió la ganadería a José Bueno, y tras el fallecimiento de este, su viuda vende la ganadería de nuevo a sus sobrinos, los hermanos Escudero Calvo. Cuando la ganadería estaba destinada al matadero, es donde aparece Victorino Martín y sus hermanos, que se hacen con ella para que hoy en día sea referente del encaste Albaserrada, yendo por separado lo de Victorino y Adolfo Martín.

En 1947, el Marqués de Albaserrada, adquiere reses de Juan Pedro Domecq, origen Veragua, y con algunas reminiscencias de Matías Sánchez Cobaleda. Posteriormente añadió vacas y sementales de D. Isaías y D. Tulio Vázquez de origen Pedrajas. Al final la ganadería recae en José Luis García de Samaniego y Queralt,  Marqués de Taracena. El primer festejo que lidió D. José Luis, fue una novillada en Sevilla, el 12 de Octubre de 1965, donde se indulta el novillo “Laborioso”, lidiado por el novillero Rafael Astola. Fue el primer animal indultado en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, y padreó en la ganadería durante 11 años hasta que falleció el 6 de Enero de 1976.

No puedo mas que dar las gracias a sus actuales responsables por el trato recibido, a Doña Maruchi Benjumea Maestre, Viuda de D. José Luis, y el mayoral de la ganadería Fabrice Torrito. Encontré en Doña Maruchi a una persona super amable y cordial, y con un sentido del humor increible. Fabrice es simplemente una fuente inagotable de sabiduría, afición y devoción por el toro. Una de esas enciclopedias andantes que te da el campo bravo, y que en una sola mañana con el, aprendes mas que con miles de horas de chapa de cualquier periodista o critico taurino de la actualidad. Mil gracias a Tico y su gente de campo, Javi e Iñigo. Y por supuesto, mil gracias a Victor Palmar. Un día inolvidable para enmarcar.

Solo desearles el mejor horizonte posible a la ganadería que, según palabras de Fabrice, se encamina en la selección mas rigurosa hacia recobrar el encaste Pedrajas en su porcentaje mas alto. En el tipo de Isaías y Tulio Vázquez pastan algunos sementales y vacas en la Mirandilla. Algunos también muy marquesones, e incluso todavía se ven becerros y novillos botineros con goterones de Sanchez Cobaleda. Como nos comentaba el propio Fabrice, "Navegar entre dos aguas de Domecq y Pedrajas no es bueno, y es lo que ha llevado a la ganadería a pegar un bajón en los últimos años. Queremos decantarnos por uno de ellos, y los Pedrajas es lo que nos refleja nuestra identidad como ganaderos y aficionados". Viendo el trabajo que están haciendo, aunque no sea tarea fácil de un año o dos, con esa afición y pasión por sus toros, seguro que llegarán. Lo único que hace falta es la paciencia, sobre todo en que la afición para que sepa esperar a un hierro mítico. 

GRACIAS POR TODO Y MUCHÍSIMA SUERTE.


































Comentarios

Entradas populares